Los murciélagos terrestres de Nueva Zelanda

0
3188

Los murciélagos componen el Orden de mamíferos conocido como Quirópteros. Existen unas 951 especies de murciélagos, lo que en términos proporcionales significa que 1 de cada 4 mamíferos es un murciélago. Son además los únicos mamíferos capaces de desarrollar un verdadero vuelo.

Publicidad:

Existen muchas zonas del planeta, normalmente islas, en las que los únicos mamíferos que las habitan son murciélagos, estando dichos territorios gobernados por otras criaturas como las aves.

Si recordamos el artículo “Águilas devoradoras de hombres“, Nueva Zelanda aparece como una isla históricamente gobernada por la aves. Los mamíferos allí son casi inexistentes, a excepción claro está de los que fueron llevado por los primeros conquistadores, que posteriormente escaparon, se multiplicaron y condenador a muchas especies únicas a la extinción. El eterno debate de las especies invasoras.

Publicidad:

Sin embargo, en Nueva Zelanda existían unas pocas especies de mamíferos que si eran originarias de las islas, y eran todas ellas murciélagos. Por extraño que parezca, estos murciélagos parecen querer diferenciarse de sus parientes del resto del planeta. En estas islas existen murciélagos terrestres.

A inicios del Mioceno, hace unos 16-19 millones de años, vivió en Nueva Zelanda una especie insólita de murciélago. Era tres veces más grande que sus parientes actuales, y además, caminaba empleando sus cuatro patas. Fue nombrado Mystacina miocenalis o murciélago excavador.

Publicidad:

Lo más curioso es que esta especie posee parientes actuales, también del Género Mystacina, lo que supone una historia evolutiva que se remonta al Mioceno. Este descubrimiento ha permitido reescribir la historia de los quiróptero neozelandeses, de los que se pensaba que no existían desde hacía más de 17.000 años. Actualmente, existen tres especies de murciélago autóctonas de las Islas de Nueva Zelanda, dos de ellas del género anterior, aunque una de ellas no se ha visto desde la década de los años 60.

Son murciélagos que rebuscan entre el mantillo su alimento. Algo insólito entre estos mamíferos “voladores”. Las especies que acostumbramos a vislumbrar en la oscuridad, especialmente en temporada estivales, no son demasiado ágiles cuando caminan sobre el suelo. Los terrestres tienen una dieta bastante variada, buscando desde frutas, a pequeños insectos, otros artrópodos e incluso polluelos de aves. También son importantes polinizadores de plantas, en muchos casos cuya supervivencia está ligada a ese transporte del pólen por parte del murciélago. En muchas otras partes del mundo los científicos están captando la atención de la población debido al importante papel de los quirópteros en las poblaciones de plantas. Mantienen sus alas plegadas contra el cuerpo. Los hábitos en principio voladores de los quirópteros limitan el tamaño máximo que estos animales puede poseer, con objeto de poder levantar el vuelo. No es de extrañar que aquellos que modifican sus hábitos para centrar su nicho ecológico en el sustrato pueda desarrollar tamaños mayores.

murciélago terrestre
Mystacina tuberculata, especie actual de murciélago terrestre. En la imagen lo observamos alimentándose. Mide 6-7 centímetros de longitud (frente al triple de su pariente extinguido en el Mioceno). Su envergadura llega sin embargo a los 30 centímetros. Existen a su vez tres subespecies dentro de Mystacina tuberculata, distribuidas por distintas zonas de las Islas. Sus patas traseras giradas hacia atrás, las alas constantemente plegadas y el ángulo de sus patas delanteras les permiten moverse hábilmente sobre el suelo.

 

distribucionmurcielagoterrestre
Distribución de las subespecies de M. tuberculata en Nueva Zelanda.

Reducen notablemente su actividad con bajas temperaturas (rasgo compartidos por muchos de sus parientes del resto del mundo), aunque si es necesario pueden mantenerse activos incluso en esas condiciones.

Compartir
Juan José Alférez Cara
Biólogo. Le fascina la naturaleza y esa fuerza moduladora que durante millones de años ha dado lugar a todas las formas de vida que hoy habitan La Tierra, llamada Evolución, y que también ha servido de lienzo para las leyendas de todos esos escritores desde la Antigua Grecia hasta el Siglo XXI. Contacto:juanjoalferez1@gmail.com

Dejar una respuesta