Air Sinai: La aerolínea fantasma de Oriente Medio

6
954

Su nombre es Air Sinai, compañía aérea que no anuncia sus vuelos, no hace publicidad y su matriz, además, niega su existencia, pero hace décadas que vuela entre Egipto e Israel. Existen varias aerolíneas secretas a lo largo del planeta y hoy os descubro una de ellas en mi artículo…

Bienvenidos a bordo una vez más, amigos de Informe Insólito y de los «Misterios Aéreos». Seguimos escudriñando los cielos en busca de nuevos enigmas aéreos. El verano pasado, en 2019, saltaba la increíble noticia que relacionaba a una misteriosísima aerolínea comercial con las actividades de la famosa Área 51 en los EEUU. La aerolínea, como todas en nuestro mundo en aquellos momentos, estaba escasa de pilotos y buscaba nuevos miembros para sus tripulaciones de vuelo. Se llama Janet Airlines y es la aerolínea específicamente encargada de trasladar a estas instalaciones ultra-secretas del desierto de Nevada a sus trabajadores diariamente y devolverlos a sus hogares cada jornada. Nos parecía la aerolínea más enigmática del mundo pero no, no era de las más enigmáticas. Existe otra, opera en Oriente Medio y todo lo que la rodea es un auténtico halo de misterio.

Su nombre es Air Sinai y no anuncia sus vuelos, no hace publicidad y su matriz niega su existencia, pero hace décadas que vuela entre Egipto e Israel. No es fácil volar en una aerolínea cuya matriz niega su existencia, donde no hay ningún cartel indicador en el aeropuerto y cuyos pasajero son vistos como sospechosos por las fuerzas de seguridad. Pero esa compañía existe, se llama Air Sinai y es una aerolínea fantasma surgida del agitado avispero político de Oriente Medio.

Su nombre es Air Sinai y no anuncia sus vuelos, no hace publicidad y su matriz niega su existencia, pero hace décadas que vuela entre Egipto e Israel. No es fácil volar en una aerolínea cuya matriz niega su existencia.

La aerolínea nació en el año 1982 tras los acuerdos de paz entre Israel y Egipto de 1979, en donde se negoció el establecimiento de una línea aérea directa entre ambas naciones. Así nació Air Sinai, que heredó la ruta que antes operaba Nefertiti Airlines, la conexión entre el Aeropuerto Internacional Ben Gurión de Tel Aviv en Israel y la terminal del Aeropuerto Internacional de El Cairo en Egipto.

Billete de Air Sinai. Su nombre es Air Sinai y no anuncia sus vuelos, no hace publicidad y su matriz niega su existencia

 

Recelo en Oriente Medio

 

Pero el recelo del mundo árabe al acuerdo de Paz y su posterior boicot a Egipto obligó a este país a esconder todo lo posible la existencia de la desconocida aerolínea Air Sinai.

Su propietaria, Egypt Air, actuó como si fuera un hijo extra matrimonial que no quiere reconocer. Esta aerolínea ha sido una de las más importantes de Oriente Medio durante el último tercio del siglo XX y al ser propiedad del gobierno egipcio, había que evitar nuevos roces con los vecinos árabes. Egypt Air disimula la operatividad de Air Sinai como si fuera una compañía a la que le alquila sus aviones y tripulantes.

Con la incorporación de los nuevos aviones Embraer E-170 que usaba en los últimos años, no había ni un solo símbolo ni un solo color corporativo que permitiera identificar a cualquiera de las dos compañías.

Así Egypt Air, la aerolínea nacional egipcia cubrió sus espaldas: técnicamente alquilaba a Air Sinai sus aviones y tripulantes. Sus pasajeros se sorprendían que a bordo (desde la vajilla hasta la decoración de la librea) solo se veían los logos de Egypt Air. Con la incorporación de los nuevos aviones Embraer E-170 que usaba en los últimos años, no había ni un solo símbolo ni un solo color corporativo que permitiera identificar a cualquiera de las dos compañías.

 

Un secreto a voces entre las compañías

 

Air Sinai jamás hizo publicidad de su empresa en ningún medio de comunicación ni en ningún  lugar. Sin embargo su existencia era un secreto a voces y solo un puñado de agencias de viaje conocían el teléfono de la compañía para hacer reservas. Nunca tuvo tampoco página web propia y desde los primeros años del siglo XXI, para reservar un billete había que enviar un correo electrónico y luego pagar en efectivo. Y solo en libras egipcias. No había otro modo ni otra manera de hacerlo.

A los pasajeros se les indicaba en el mostrador que no se detuviesen en lugares tan típicos de un aeropuerto como es el Duty Free o tomando un café en una de las cafeterías del aeropuerto. Todos los pasajeros debían de ir directos y sin detenerse hacia a una puerta cuya única indicación era “4D-54” y esperar en una fila que se iba formando a medida que llegaban los pasajeros.

Hubo un momento en su historia en que Air Sinai sumó una ruta nueva desde Israel al destino egipcio y turístico por excelencia de Sharm El Sheik en el Mar Rojo. La ruta comunicaba por fin los dos principales resorts turísticos de ambos países. Pero cuando el delicado equilibrio político de Oriente Medio subía de temperatura la aerolínea fantasma dejaba de operar, como sucedió con la intifada de Palestina en el año 2002 o durante las revueltas de la Primavera Árabe en el año 2012.

 

Un laberinto para embarcar

 

Si ya reservar era difícil un billete en la propia aerolínea, embarcar en el propio avión desde el aeropuerto egipcio de El Cairo era prácticamente un laberinto kafkiano. Ningún panel de vuelos en el aeropuerto avisaba de la salida del vuelo y, en ocasiones, como mucho figuraba crípticamente con el código de IATA 4D. Era la única forma de identificar los vuelos de Air Sinaí. Además, ningún panel del aeropuerto remarcaba o indicaba tampoco en qué mostrador debía hacerse la facturación o Check In del vuelo. La única manera y con instrucciones precedentes del que te hubiera vendido el billete discretamente, era esperar la fila de, por ejemplo, vuelos con destino a Roma o a París y al llegar tu turno el empleado discretamente te daba la tarjeta de embarque para el vuelo de Air Sinai.

Y ahora curiosamente ya acepta pagos con tarjeta de crédito, además de con libras egipcias. La página web no está alojada ni en Egipto ni en Israel, curiosamente está registrada en el Reino Unido y además figura como una agencia de viajes. No posee perfiles públicos ni publicitarios en las redes sociales y en la web no figura ni una sola foto de la flota de sus aviones ni se dan datos de la compañía aérea.

A los pasajeros se les indicaba en el mostrador que no se detuviesen en lugares tan típicos de un aeropuerto como es el Duty Free o tomando un café en una de las cafeterías del aeropuerto. Todos los pasajeros debían de ir directos y sin detenerse hacia a una puerta cuya única indicación era “4D-54” y esperar en una fila que se iba formando a medida que llegaban los pasajeros.  De ahí se les conducía a un autobús que los llevaba hasta un Boeing 737 de la compañía ubicado en un punto alejado y discreto del Aeropuerto de El Cairo donde hubiera los menos ojos posibles que pudieran observar el embarque del avión.

Si a algún pasajero se le pasaba por la cabeza preguntar en el aeropuerto a algún empleado de seguridad o a algún policía egipcio por el vuelo a Tel Aviv de Air Sinai, lo más liviano que podría haber sucedido es que le diesen indicaciones falsas. En Septiembre del año 2019, en Air Sinai se dieron algunas novedades. Por ejemplo, reemplazó sus aeronaves del tipo Embraer E-170 por dos modernos Airbus A220, los cuales incrementaban sus plazas a bordo de las antiguas 76 plazas de los Embraer E-170 a las 135 plazas de los nuevos A220.

 

Una web sospechosa

 

Sorprendentemente, en internet surgió la web de “Fly Air Sinai” hace pocos meses de manera pública. Ofrece vuelos desde Tel Aviv a El Cairo, con billetes a un precio aproximado de unos 660 Euros para una ruta que dura tan solo menos de 50 minutos de vuelo. Y ahora curiosamente ya acepta pagos con tarjeta de crédito, además de con libras egipcias. La página web no está alojada ni en Egipto ni en Israel, curiosamente está registrada en el Reino Unido y además figura como una agencia de viajes. No posee perfiles públicos ni publicitarios en las redes sociales y en la web no figura ni una sola foto de la flota de sus aviones ni se dan datos de la compañía aérea. En un momento dado, la prensa se interesó por el oscurantismo de esta aerolínea y se puso en contacto con la agencia de viajes. Desde ella, se afirmó que no tenían ningún tipo de relación oficial con Air Sinai.

En Septiembre del año 2019, en Air Sinai se dieron algunas novedades. Por ejemplo, reemplazó sus aeronaves del tipo Embraer E-170 por dos modernos Airbus A220, los cuales incrementaban sus plazas a bordo de las antiguas 76 plazas de los Embraer E-170 a las 135 plazas de los nuevos A220.

A causa de la crisis del Coronavirus Covid19, ambos aeropuertos en Israel y Egipto han restringido las operaciones al límite y Air Sinai tampoco estuvo volando ni lo está todavía. Cabría ver en un futuro cercano, cuando retomen los vuelos, si esta aerolínea fantasma regresa bajo el mismo halo de misterio que la acompañó en su historia.

Fuentes: Wikipedia, www.cerosbe.com, IATA.

 

 

Compartir
Iván Castro Palacios
Piloto comercial, instructor de Auxiliares de Vuelo y Piloto de Drones - RPAS e investigador de misterios aeronáuticos. Colaborador de Espacio en Blanco en RNE, de RTV Onda Azul de Málaga, de PTV Málaga Televisión, de La Noche de Andrómeda en LNDA Radio, de Otros Mundos con Javier Belmar, de Ya Te Vale FM, de Informe Enigma con Jorge Ríos, de Días Extraños con Santiago Camacho y de Misterio en Red con Esteban Palomo. Contacto: ivancpmisterio@yahoo.es

6 Comentarios

  1. Excelente artículo. Pues yo juraría que ví el nombre de Air Sinaí en el Aeropuerto Internacional de El Cairo, a finales de julio de 1982. En realidad me perdí en los entresijos de los mostradores de facturación, vacíos, porque iba desesperado ya que mi avión iba a partir de inmediato y no sabía donde embarcar, entonces vinieron los de seguridad con cara de perros, y yo que no sabía nada más que chapurrear inglés jajaja. Encima estaba el ambiente tenso porque estaba muy reciente el asesinato del anterior presidente, Anwar el Sadat. Me salvó mi pinta de turista panoli y me llevaron a la puerta de embarque y cogí el avión de Egyptair por los pelos. Pero ya te digo que juraría que vi el nombre de Air Sinaí en un mostrador. Ahora que recuerdo, que suerte tuve, hice locuras como meterme ilegalmente en la tribu de los nubios y acercarme en una barca a la presa de Asuan, hasta que me apuntaron con fusiles los militares que patrullaban arriba jajaa. En fin, recuerdos de un carca de 57 tacos. Saludos y gracias de nuevo por tu artículo.

    • Seguramente que solo tus vivencias en Israel dan para escribir un libro, Andrés. Muchas gracias por compartirlas con nosotros!!!

  2. hola ,Ivan ,reaparecido ,sorpresa ,empresa fantasma ,vuelos ,billetes ,embarques, informacion negada etc,pero cuando los sionistas estan detras ,me trae mala espina ,salute a todos/as ,y bienvenido a la realidad

Dejar una respuesta