La Hermandad del Gorrión: muerte ritual en Jaén

2
27437

Jaén, España. 13 de Julio de 2006. Son las 03:00 de la madrugada. Un hombre huye a toda prisa de la Plaza Santa María. Tras los pasos de esta misteriosa persona queda tendido a los pies de la Catedral de Jaén un hombre de 59 años, bocabajo, desnudo y cubierto de excrementos y plumas de paloma. Estaba muerto. Así comenzaba la historia del Código Da Vinci a la española…

Publicidad:

Bienvenidos a bordo de nuevo, amigos de Informe Insólito. Hoy desembarcamos de nuestra aeronave, que semanalmente surca los misterios en nuestros cielos y viajamos a la misma capital de Jaén. Nos trasladamos, en concreto, al 13 de Julio de 2006. Era lunes y a primera hora de la mañana, algunos periódicos de la provincia de Jaén abrieron sus portadas con este titular: “La Policía Nacional busca a un hombre de 30 años por su supuesta relación con el muerto de la catedral de Jaén”. Ese mismo lunes, de madrugada y sobre las 03:00 am, una llamada al teléfono 112 de Emergencias, proveniente de una joven pareja, alertó a la Policía Nacional. Los jóvenes testigos oyeron unos gritos procedentes de la Plaza Santa María y a continuación vieron a un hombre corriendo a gran velocidad alejarse del lugar. Otra vecina declaró a la Policía haber escuchado una frase que alguna persona dijo en la calle en voz alta: “Ven aquí, Satanás, que soy tu hermano…”.

Fotografía oficial del archivo de la Policía Nacional española, donde se aprecia el cuerpo sin vida desnudo y cubierto de plumas y excrementos de ave de Francisco De la Higuera Muñoz el 13 de Julio de 2006 frente a la Catedral de Jaén.

Cuando la policía llegó al lugar de los hechos, no encontraron palabras para lo que vieron. Parecía una escena sacada de la mismísima película del Código Da Vinci. Hallaron a un hombre de 59 años, bocabajo, desnudo y cubierto de excrementos y plumas de paloma. El cuerpo de la víctima presentaba, además, diversos golpes en su cabeza y su rostro. Un gran charco de sangre estaba a metro y medio del cuerpo y desde allí “alguien” lo trasladó a esa posición final donde se cubrió de plumas y excrementos de aves. La Policía Nacional logró identificar a este señor con el nombre de Francisco De La Higuera Muñoz, que residía solo en su domicilio de la calle José Solís, en Jaén. La autopsia concluyó que había muerto por un golpe en la cabeza, y que además estaba borracho; muchas hipótesis apuntan a que este señor había sufrido un accidente tan sencillo como tropezarse y haberse dado en la cabeza. Además podría estar acompañado por un grupo de amigos y estos decidieron gastarle una broma desnudándolo y echándole por encima los excrementos de ave y las plumas.

Publicidad:

Francisco contaba con antecedentes de alcoholismo y además, tiempo atrás, había estado ingresado en la Unidad de Salud Mental. Se descartó el robo ya que a su lado aparecieron sus efectos personales, dinero, reloj, gafas, documentación, etc… La última vez que se le vio con vida fue a las 01:10 am de la madrugada, caminando por la Calle Campana. Por esa misma calle paseaban a las 03:00 los testigos que avisaron a la Policía Nacional. Al sospechoso que se vio huir de los alrededores de la escena del crimen, lo grabaron unas cámaras de seguridad situadas enfrente de la Catedral de Jaén y así tenemos los datos, al menos, de cómo iba vestido. Aparecía en las grabaciones con camisa de cuadros y corriendo sin parar. Hay declaraciones sin confirmar que dicen también que las cámaras grabaron al sospechoso vaciar varias bolsas de excrementos de ave y plumas sobre el cuerpo de Francisco.

Algunos historiadores se atreven a confirmar la leyenda y pista española de la Mesa del Rey Salomón y en la propia Catedral de Jaén podemos encontrar a los Reyes David y Salomón custodiando la entrada principal.

Otra línea de investigación barajó la hipótesis de un juego de Rol. La muerte (y por eso en el párrafo anterior hice esta comparación) era muy similar a la que se describe en el Museo del Louvre en París a los pies del cuadro de la famosa Gioconda, en la famosa novela de Dan Brown “El Código Da Vinci”. Ambas eran muertes rituales. Un periodista que estaba cubriendo este caso de la extraña muerte a los pies de la Catedral de Jaén, decidió seguir la segunda hipótesis, la de la supuesta muerte ritual. Indagando e investigando en el caso dio con una pista que lo conducía directamente al nombre de una sociedad secreta, precisamente una de las más antiguas de la historia, creada por el mismísimo Rey Salomón. Dicha sociedad recibía el nombre de “La Hermandad del Gorrión” aunque también se la conoce como “La Gorrionera”. La pista, sencillamente, se basaba en que la forma y disposición en que los excrementos y plumas de ave se vaciaron sobre el cuerpo de la víctima, estaban muy relacionados con la simbología del llamado “Lenguaje de las Aves”, lenguaje creado por la famosa “Hermandad del Gorrión”.

Publicidad:

Desde su nacimiento cuando el propio Rey Salomón la fundó, la principal función que tenía esta sociedad tan secreta y enigmática era la de proteger uno de los objetos sagrados más importantes de las tres grandes religiones monoteístas del mundo. Aquel objeto sagrado no era nada más y nada menos que la famosa Mesa del Rey Salomón. Cuenta la leyenda que contiene la Biblia sobre este objeto, que el propio Rey Salomón escribió en ella todo el conocimiento del Universo, escribió la fórmula de la creación y escribió además el auténtico nombre de Dios. Los miembros de esta sociedad secreta se distribuyen de forma piramidal, siendo los del nivel más bajo y los más numerosos los llamados Gorriones. Desde este grupo se va ascendiendo a otros como los llamados Palomas, Búhos, Halcones, etc… hasta llegar al Águila que es la cabeza o el Gran Maestre de la Hermandad del Gorrión.

Desde el nacimiento de La Hermandad del Gorrión, cuando el propio Rey Salomón la fundó, la principal función que tenía esta sociedad tan secreta y enigmática era la de proteger uno de los objetos sagrados más importantes de las tres grandes religiones monoteístas del mundo, la Mesa de Salomón.

La Mesa del Rey Salomón, según cuenta la historia confirmada hasta el momento por arqueólogos e investigadores, fue salvada por los sacerdotes durante el saqueo y destrucción del primer Templo de Salomón, en Jerusalén, en tiempos de Nabucodonosor II (Rey de Babilonia del 630 A.C. al 562 A.C.), que esclavizó a sus habitantes y destruyó el Templo. Se ignora, en la actualidad, lo que sucedió con sus grandes tesoros, tan conocidos entre otros como el Arca de la Alianza, que contenía las Tablas de los Diez Mandamientos  y la Mesa de Salomón, que podría tener grabada en ella, en forma de clave geométrica, el nombre secreto de Dios. Años más tarde, durante el regreso de los judíos a Israel, la Mesa de Salomón fue de nuevo depositada en el templo después de su reconstrucción, concretamente 37 años después de la muerte de Jesucristo. Roma, bajo el mando del Emperador Tito, declaró la guerra a Israel por los constantes levantamientos de los zelotes y el Templo de Salomón fue destruido de nuevo en el año 70 D.C. La Mesa de Salomón, como cualquier otro tesoro, fue llevada a Roma y guardada en el Templo de Júpiter Capitolino, para pasar más tarde a los distintos palacios imperiales donde se fue guardando.

Este tipo de tesoros conseguidos por Roma, elevaba la grandeza del Imperio. Entre la gran cantidad de botines, los que más destacaban eran los que habían sido capturados en el Templo de Jerusalén como lo era, por ejemplo, la mesa de oro que pesaba varios talentos, la famosa Mesa de Salomón. Cuando los Visigodos saquearon Roma en el año 410 D.C, fue llevada a Carcasona como parte del “Tesoro Antiguo” (tesoro que tenía un valor sagrado) y luego a Rávena para salvarla de los ataques francos. En el año 526, la mesa fue reclamada por el Rey de los Ostrogodos, al que finalmente se la devolvieron. Esta historia contada por Procopio de Cesárea es la última pista cierta que se tiene durante años; ni los Francos ni los Árabes la mencionaron jamás entre los botines de guerra conseguidos en sus sucesivas invasiones de la región.

mesa-salomon
Esbozo que representa la Mesa del Rey Salomón con el enigma del nombre secreto de Dios grabado sobre su superficie. Bajo la Mesa se decía que se creaban cuantas cosas se quisieran, siempre que se lograse descifrar el secreto grabado.

El Rey de los Visigodos, Alarico II, abandona Tolosa (la actual ciudad francesa de Tolouse), que era la capital de los Visigodos en el año 507, perseguido por los Francos, y se refugia en España. Se supone que tras el asesinato de este Rey en Barcelona a manos de los Francos, la Mesa del Rey Salomón fue trasladada con el resto del tesoro, instalándose en Toledo (su nueva capital). Sin embargo  no se ha podido probar con certeza. La única cita o pista que se tiene es de una crónica de Aben Adhari: “Trasladaron tesoros y botines innumerables, entre los cuales se encontraban misteriosos amuletos mágicos, de cuya conservación y custodia dependía la suerte del Imperio…”. La versión de Aben Adhari cuenta lo siguiente: “El Rey de los Romanos entregó la Mesa de Salomón a Egipto. Los obispos la llevaron a Alejandría, pero cuando los musulmanes atacaron Egipto, huyeron con ella hacia la ciudad de Trípoli. Cuando los musulmanes siguieron acercándose, huyeron con ella a la ciudad de Cartago. Al entrar los musulmanes en Tánger, se trasladaron con ella a la ciudad de Toledo, quedándose allí sin otra salida.”

Por lo tanto, ¿qué versión es más creíble, la versión de Procopio de Cesárea, contemporánea a los hechos, o la de Aben Adhari, escrita nada más y nada menos que seis siglos después? Los musulmanes invadieron la Península Ibérica en el año 711 D.C, conquistando también Toledo y capturando la Mesa de Salomón. Se cuenta que los musulmanes se la llevaron a Arabia pero que ésta nunca llego a su destino. La Hermandad del Gorrión entró en escena y consiguió recuperar la Mesa de Salomón, pero ya nunca se llegó a saber donde la habrían ocultado y guardado. En los años de la construcción de la Catedral de Jaén, se dice que la Mesa de Salomón fue guardada en su interior. Algunos historiadores se atreven a confirmar la leyenda y pista española de la Mesa del Rey Salomón y en la propia Catedral de Jaén podemos encontrar a los Reyes David y Salomón custodiando la entrada principal, además de encontrarse en el interior del nudo de Salomón, el Bafomet (el ídolo de la sabiduría venerado por los Templarios) y las marcas cabalísticas utilizada por los Chaprut, los judíos de la ciudad.

Un fraile del Monasterio de Monte Sión, en Jaén, habría dejado esculpido en una roca el diagrama geométrico que había grabado en la Mesa del Rey Salomón , el diagrama diseñado por el propio Rey para ocultar el nombre secreto de Dios. A esta roca de mármol se la conoce como la Lápida Templaria de Arjona.

También tenemos otra referencia histórica hacia Jaén, en el Siglo XIV. Un fraile del Monasterio de Monte Sión, en Jaén, habría dejado esculpido en una roca el diagrama geométrico que había grabado en la Mesa del Rey Salomón , el diagrama diseñado por el propio Rey para ocultar el nombre secreto de Dios y que se habría transmitido de generación en generación por los monjes del monasterio, ya que ninguno de ellos tenía acceso a la Mesa de Salomón que para entonces llevaba ya 600 años desaparecida. A esta roca esculpida se la conoce como la Lápida Templaria de Arjona. Podemos contemplar en este artículo la fotografía de la Lápida de Arjona, hallada en la cripta del fundador de la Sociedad Secreta de los Doce Apóstoles, también en Jaén, bajo la Iglesia de San Juan de Arjona (Jaén) en 1956. El dibujo que veis en la imagen podría tratarse de la reproducción del dibujo original de la Mesa del Rey Salomón, la fórmula geométrica del Nombre de Dios. Estos signos geométricos encerrarían la clave del nombre de Dios, la fórmula de la Creación y, por lo tanto, otorgaría a quién descifrarse su enigma el poder de crear todo cuanto quisiera.

Si la Mesa de Salomón hubiera estado realmente custodiada en la Catedral de Jaén, tendría sentido una historia que se cuenta en esta ciudad sobre su antiguo Obispo, Alonso Suárez, conocido como el “Obispo Constructor”. Edificó y construyó tanto que la gente no entendía como su financiación no tenía límite económico pues el dinero para las obras nunca se terminaba. Comenzó entonces a sospecharse en Jaén que el Obispo Alonso había logrado descifrar el enigma grabado en la Mesa del Rey Salomón, de la que se decía que bajo sus pies siempre que se buscaba, se encontraban nuevas riquezas. ¿Se “creaban” de alguna manera el oro y las gemas con las que el Obispo financiaba las obras debajo de la Mesa? Qué enigma tan apasionante, queridos amigos…

Momia del Obispo Alonso Suárez bajo la Catedral de Jaén. Era conocido como el Obispo “Constructor” y el Obispo “Insepulto”. Su cuerpo momificado fue enterrado finalmente en el sitio que él concibió para su descanso mortal, el día 13 de Mayo de 2001. Sobre su tumba se lee la inscripción: “Yace por fin inhumado” .

Esta larga explicación, necesaria para entender también el origen de la Mesa del Rey Salomón y su significado, sería el motivo que relaciona la Catedral de Jaén con la Hermandad del Gorrión, con la Mesa de Salomón y con el crimen ritual a las puertas de la Catedral. Una auténtica historia similar y paralela a la propia contada dentro de la famosa obra del “Código Da Vinci” con el Santo Grial, el linaje de Cristo o la tumba de María Magdalena. El crimen de Plaza Santa María jamás fue resuelto por la Policía Española, los excrementos y plumas encontrados sobre el cuerpo de la víctima pueden tratarse de la simbología de la “Lengua de las Aves” inventada por esta sociedad secreta pero a día de hoy, las pruebas no son concluyentes y el caso sigue archivado y sin resolverse. Como dato curioso, enfrente de la Catedral de Jaén hay una posada llamada El Gorrión, ¿casualidad?…

Con esta enigmática y tan intrigante historia de nuestra España oculta me despido de todos vosotros, amigos de Informe Insólito, hasta el próximo misterio. Os espero a bordo…

Compartir
Iván Castro Palacios
Piloto comercial, investigador de misterios aeronáuticos. Colaborador de Espacio en Blanco en RNE, de RTV Onda Azul de Málaga, de PTV Málaga Televisión, de La Noche de Andrómeda en LNDA Radio, de Otros Mundos con Javier Belmar y de Ya Te Vale FM. Contacto: ivancpmisterio@yahoo.es

2 Comentarios

    • Manuel, muchísimas gracias por tu comentario, por leernos y seguirnos. Veo que te apellidas Palacios como yo, quien sabe si tenemos antepasados comunes!!

Dejar una respuesta