Los rivales del Megalodón

2
7384

Tanto se ha escrito sobre el Megalodón… Hay mucha polémica alrededor de él. Sin embargo, otros datos parecen estar saliendo a la luz poco a poco. Se nos muestra como el superdepredador estrella de los mares hasta hace 1,6 millones de años. Sin embargo, es posible que no hubiese estado solo en los océnaos. Es más, probablemente hubiera tenido enemigos, que incluso podría haberle dado muerte en determinadas circunstancias.

Publicidad:

Viajamos a Perú durante el Mioceno. En sus aguas efectivamente se encuentran fósiles de Megalodón, aunque a diferencia de en el resto del globo, aquí no estaba solo. Probablemente tuvo que ceder parte de la soberanía de las aguas. Se encontraron unos fósiles correspondientes a un cetáceo primitivo. Pudo tener una longitud total de hasta 17,5 metros, lo que equipara a esta especie con un cachalote actual. Se trata del Livyatan melvillei, que no posee nombre común.

craneocachaloteprimitivo
El cráneo medía hasta 3 metros de longitud. Los dientes, de base ámplia medían hasta 36 centímetros de longitud, lo que supone el doble de los de un cachalote actual. La curvatura del maxilar superior indica que pudo poseer una cámara cargada de espermaceti como sus parientes actuales, lo que les habría permitido bucear a grandes profundidades. Debió poseer también capacidad de ecolocación.

Los cachalotes actuales son especialistas en la caza de calamares gigantes, criaturas que por otra parte, no poseen estructuras óseas que puedan suponer gran resistencia al embate de una de estas ballenas o a la penetración de los dientes de las mismas. Sin embargo, el cachalote primitivo estaba adaptado a un tipo de alimentación netamente diferente. Junto a los fósiles del Livyatan se han encontrado también otros pertenecientes a cetáceos, tiburones, tortugas, focas y aves marinas. Lo más probable es que todas ellas pudieran haber sido presas potenciales.

Publicidad:
prehistoric_mammals___livyatan_melvillei
El tamaño y aspecto del cachalote primitivo era pues bastante similar al actual, a excepción de los ya mencionados dientes, mucho mayores.
livyatan-melvillei2
El Livyatan melvillei pudo haber cazado ballenas barbadas de hasta 10 metros de longitud. El propio impacto de su poderosa cabeza contra el cuerpo de la víctima hubiera podido de por sí provocar roturas de huesos letales, lo que sumado a una potente dentellada a la que se añadirían posteriormente sacudidas del cráneo habrían arrancado enormes trozos de carne. Por ello, sus métodos de ataque eran similares a los de la actual orca o incluso a los del propio Megalodón.

Sin embargo, no podemos dejar de lado las palabras que inciaban este artículo. El cachalote primitivo compartió su hábitat con el Megalodón. Se trata de dos superpredadores con hábitos alimenticios similares. Ambos necesitan además, grandes cantidades de alimento para sobrevivir. Los encuentros entre ambos titanes no debían ser demasiado amistosos.

Previamente al Livyatan existió, hace unos 25 millones de años, otra ballena primitiva conocida como Brygmophyseter shigensisconocido comúnmente como “cachalote mordedor”. Se estima para él un tamaño menor al del anterior (de entre 7 y 12 metros). Su tamaño lo dejaría pues en desventaja respecto al Megalodón, con el que también compartió el hábitat. Ciertamente no hubiera tenido mucho con lo que enfrentarse al gran tiburón que en algunos casos podría haberlo doblado en tamaño. Se han encontrado de hecho marcas de dientes de Megalodon en los fósiles de este cetáceo primitivo. Si poseía sin embargo, un arma secreta en forma de otros ejemplares de su especie. El Brygmophyseter vivía en grupos. Contaba con inteligencia similar a la de las ballenas actuales.

Publicidad:

Teniendo en cuenta que Liviatan melvillei apareció hace 12-13 millones de años, y en esa epoca ya existía Brygmophyseter shigensis, ambos cetáceos pudieron haber sido rivales también entre ellos. Sin duda, pocos campos de conflictos bélicos humanos podría compararse a las aguas de Perú en la época en las que estas tres bestias convivieron.

Brygmophyseter vs Megalodon
Recreación de una manada entera de Brygmophyseter atacando a un Megalodón.
Compartir
Juan José Alférez Cara
Biólogo. Le fascina la naturaleza y esa fuerza moduladora que durante millones de años ha dado lugar a todas las formas de vida que hoy habitan La Tierra, llamada Evolución, y que también ha servido de lienzo para las leyendas de todos esos escritores desde la Antigua Grecia hasta el Siglo XXI. Contacto:juanjoalferez1@gmail.com

2 Comentarios

  1. Muy interesante el artículo.
    Me gustaría señalar una diferencia adicional entre Livyatan melvillei y el cachalote moderno (Physeter macrocephalus): el cachalote moderno solo tiene dientes en el maxilar inferior que es muy angosto y articulado. Los dientes embonan en huecos correspondientes en el maxilar superior.

    Un dato curioso es que el nombre científico del Livyatan melvillei es una referencia directa al Leviatán: nombre mítico y ancestral usado para grandes creaturas del mar, y a Herman Melville, autor del clásico Moby Dick, novela que inmortaliza la fuerza y el misterio detrás del cachalote/leviatán.

    • Estimado lector,
      Muchas gracias por sus palabras. En cuanto a lo de los dientes, lo conocía, pero cuando se tiene tanta información en la mente es dificil recordarlo todo. Por otra parte, los nombres científicos de multitud de especies están basados en criaturas mitológicas de la Antigua Grecia y Roma.
      Un saludo!!

Dejar una respuesta