Las espectaculares técnicas de caza de las orcas

0
2623

La orcas, conocidas tradicionalmente como “ballenas asesinas” son quizás uno de los seres vivos más complejos en lo que a relaciones sociales se refiere. No se trata sin embargo de una ballena, sino del mayor representante de la familia de los delfines.

Publicidad:

Las orcas habitan todos los océanos del mundo, incluso los pertenecientes a latitudes polares. En función de la zona que habiten, las presas disponibles pertenecerán a diferentes grupos zoológicos. Por ello, cada zona muestra orcas especializadas en la caza de un tipo determinado de presas. Los distintos grupos gastronómicos de orcas serán nuestros guías en este viaje que nos llevará alrededor de todo el mundo. Comenzamos una vez más en Informe Insólito.

Antártida

El continente helado es nuestra primera parada. Es el hogar de más de 100.000 orcas. El plato del día a día en estas latitudes son mamíferos marinos como las focas, y aves como los pingüinos. Las orcas emplean en sus técnicas de caza el medio que les rodea, convirtiéndolo en su arma secreta.

Publicidad:

12-lone-penguin-corkscrews_1000x664

No es altamar donde las orcas atrapan a los pingüinos. En aguas abiertas, estas aves no voladoras (pero enormemente diestras en la natación) pueden moverse ágilmente y eludir cualquier ataque por parte de un depredador. Para atraparlos, las orcas los hacen huir hacia tierra firme. Es una empresa arriesgada, ya que de llegar la potencial presa al hielo la orca perderá su sustento. Por suerte, la compleja estructura social de la orca la ayuda a compensar este hecho. Mientras algunos ejemplares de la manada fuerzan a las aves hacia la costa, otros esperan más cerca de la misma, cortando el paso a los pingüinos y atrapándolos en el acto.

Publicidad:

Los modales de la orca en la mesa no son sin embargo, tan refinados como la técnica de caza. Sus dientes son cónicos. Para alimentarse de presas pequeñas, como en este caso, retienen a las aves en su boca, apretándolas hasta que la carne literalmente sale como exprimida de su cobertura de plumas.

Ecologiablog_focasobretrozohielo
Los bloques de hielo ofrecen un lugar de descanso a muchos animales en La Antártida.

Uniendo sus cuerpos y nadando en la misma dirección, las orcas crean corrientes de agua que zarandean los icebergs, haciendo caer al agua a focas y otros animales, lo que les supone un manjar caído del cielo, o más bien, del hielo.

Círculo polar ártico

Cambiamos de polo y también de presa y técnica de caza. Aquí abundan los bancos de peces como los arenques. Las orcas rodean dichos bancos, haciendo que la masa de presas se compacte en gran medida. Mientras nadan, se retuercen, mostrando sus vientres blancos para asustar a los peces. Cuando la masa de arenques está firmemente asentada, las orcas golpean empleando sus poderosas colas a los conjuntos de peces, aturdiéndolos o matándolos. Después, solo tienen que recoger uno a uno a los arenques. Deben por ello consumir miles de los mismos, ya que un único arenque es insignificante para una orca de ocho toneladas. Esta técnica recibe el nombre de “alimentación en carrusel”.

hqdefault (1)

Los vientres blancos reflejan la luz y asustan a los peces. Las orcas son en estas aguas los principales competidores de los barcos pesqueros. Han incluso aprendido a seguir a los mismos, delatados por sus sónares. Y dado que las orcas no pierden el tiempo soltando las redes, se adelantan y ganan puntos en esta batalla.

La mayoría de las orcas mantenidas en cautiverio provienen orginalmente de grupos especializados en alimentación a base de pescado (seguramente con la esperanza de evitar posibles ataques a los cuidadores).

Mar Mediterráneo

Frente a las costas del Sur de España, especialmente durante el verano, en un territorio más de caza de las orcas. O más bien, aquí se convierten en ladronas. Tras desovar en el Mediterráneo, los atunes cruzan el Estrecho de Gibraltar en dirección al Océano Atlántico. Los pescadores españoles lanzan cebos anudados a bloques de cemento a profundidades de unos 200 metros, a las que suelen nadar los atunes. Dichos cebos están unidos a largos carretes de sedal controlados desde las embarcaciones. Una vez el pez muerde el anzuelo, el carrete se activa y tira del atún hasta la superficie.

orcas junto a barcos
Las orcas siguen a los barcos atuneros en estas latitudes.

Los carretes automáticos emiten estruendosos sonidos que las avisan de que el buffet libre está servido. Cuando el atún se encuentra más cerca de la superficie, atacan, provocando pérdidas anuales de miles de euros a los pescadores.

Patagonia (Argentina)

Aquí estos cetáceos cazan especialmente leones marinos. Pero aquí no necesitan volcar bloques de hielo para hacerlos caer al agua. Aquí es la orca la que emerge del líquido elemento para atacar a su presa.

Los leones marinos tienen un oído muy fino. El más mínimo sonido del sónar de la orca los alertaría y nadarían rápidamente a tierra firme. Por ello, el comportamiento de las ballenas asesinas en esta zona es silencioso, casi siniestro. Cuando se acercan a la costa, deben además evitar ser vistas por sus potenciales víctimas. Algo difícil para una orca macho ya que poseen una aleta dorsal que sobresale hasta casi dos metros por encima del a superficie. Para disimular, nada ladeadas, ocultando parcialmente la aleta.

orca-cazando-foca
La orca llega a salir del agua, impulsada por sus poderosos músculos que le permiten nada a 55 kilómetros por hora.

Atrapan a los leones marinos, los zarandean e incluso los lanzan por los aires. Salir a la orilla entraña también riesgos. El más mínimo error condenaría a la orca a la muerte en la orilla.

Todos estos trucos no están encriptados en el ADN de la orca. Al igual que su complejo lenguaje, son caracteres que los individuos adquieren con la edad. Lo más mayores enseñan a los más jóvenes las técnicas sin las cuales no podrían sobrevivir. Incluso los hacen encallar en la orilla a propósito para enseñarles a emplear sus poderosas aletas y volver al agua.

Compartir
Juan José Alférez Cara
Biólogo. Le fascina la naturaleza y esa fuerza moduladora que durante millones de años ha dado lugar a todas las formas de vida que hoy habitan La Tierra, llamada Evolución, y que también ha servido de lienzo para las leyendas de todos esos escritores desde la Antigua Grecia hasta el Siglo XXI. Contacto:juanjoalferez1@gmail.com

Dejar una respuesta