Los pájaros en aeropuertos suponen un gran peligro para los aviones

0
3769

A menudo observamos aves de distinto tamaño posadas sobre las pistas de aterrizaje y despegue de los aeropuertos. Si bien es cierto que sus tamaños son minúsculos en comparación con los de las aeronaves, la presencia de pájaros en los aeropuertos entraña un gran peligro, pudiendo incluso cobrarse la vida de personas.

Publicidad:

Muchos aeropuertos tienen grandes extensiones. Y sin embargo, estos animales se posan concretamente en las pistas. ¿Por qué lo hacen? Si se observa el cuerpo completo de un ave un rasgo obvio es la presencia de plumas. Sin embargo, hay una zona de cuerpo carente de las mismas; las patas.

Los pájaros pierden pués calor corporal a través de las patas. De ahí que intenten posarse en lugares cálidos, o que retengan el calor fácilmente tras una larga exposición al sol, como es el caso del asfalto de carreteras y pistas de los aeropuertos.

Publicidad:

En pleno vuelo, un avión que se avecine a la zona de aterrizaje, en caso de volar a una velocidad de unos 360 kilómetros por hora, un impacto con un ave de 500 gramos en pleno vuelo equivaldría una presión de más de dos toneladas, siendo equiparable a una bala. Ello podría provocar daños en el avión. Además, si el ave pasase frente a las turbinas de los motores del ala, sería inmediatamente absorbida por la corriente de aire generada por el mismo, pudiendo provocar daños que supondrían la inmediata retirada del aparato de su funcionamiento normal o incluso provocar un accidente de avión.

No es de extrañar que desde hace décadas, en los cada vez más crecientes aeropuertos de todo el mundo se intenten buscar soluciones a este problema. Lo curioso es que para acabar con un ave, muchas veces se emplee otra, un depredador natural (los depredadores naturales siempre son la mejor opción, ya que han coevolucionado con la presa y están perfectamente adaptados para abatirlas).

Publicidad:
halcones-aeropuertos
Halcón peregrino o común (Falco peregrinus), una de las especies de mayor tamaño y una de las más conocidas. Esta imagen se realizó en el Aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid-Barajas. A su espalda se observa un avión de la compañía española Iberia. Se trata del animal más veloz que existe sobre la faz de La Tierra, alcanzando en sus vuelos en picado una velocidad de 360 kilómetros por hora. Son la especie más usada en este tipo de controles. Sin embargo, también pueden emplearse otras, como el águila de Harris o el Halcón gerifalte (la mayor especie de la familia de los falcónidos).

Las aves de presa son la mejor opción. Se las entrena para cazar o ahuyentar aves de las pistas de aterrizaje. Deben estar acostumbrados al ensordecedor ruido constante de las aeronaves, algo que se consigue llevándolas a las pistas prácticamente desde el momento en que nacen, cuando aún no han abierto los ojos. De esa manera, cuando llegan a la edad en la que pueden empezar a usarse como animales cazadores, ya no reaccionarán con miedo ante la presencia de aviones.

La cetrería es un arte milenario que, sin embargo, ha encontrado su aplicación también en épocas modernas. Los halcones, y por extensión, las aves de presa empleadas en este arte, solo obedecen por hambre. En caso de estar saciados, nunca obedecerán e incluso podrían huir. Por ello, se los pesa a diario para comprobar si han ingerido demasiado alimento en días anteriores (el peso excesivoademás de suponer que el animal no obedecería al cetrero, podría suponer un excesivo lastre en la persecución de una presa).

Las hembras son más grandes que los machos, lo que les permite apresar a animales de mayor tamaño en su caza.

Anteriormente se empleaban otros métodos como el láser o la emisión de graznidos de aves de presa por megafonía. Se realizaba a horas diferentes cada día, para evitar que las aves se acostumbrasen a los mismos.

Compartir
Juan José Alférez Cara
Biólogo. Le fascina la naturaleza y esa fuerza moduladora que durante millones de años ha dado lugar a todas las formas de vida que hoy habitan La Tierra, llamada Evolución, y que también ha servido de lienzo para las leyendas de todos esos escritores desde la Antigua Grecia hasta el Siglo XXI. Contacto:juanjoalferez1@gmail.com

Dejar una respuesta