Trieste II el sumergible que rescató de las profundidades la cápsula del satélite espía Hexagon

0
3128

En 2011 se desclasificaron una serie de documentos secretos donde se detallaba información sobre uno de los satélites espía más avanzado que existió durante la guerra fría. Un impresionante satélite de vigilancia que pesaba y medía más que un autobús. Estuvo a cargo de realizar misiones de reconocimiento desde el año 1971 hasta 1986 fotografiando con extraordinaria resolución las zonas más importantes y calientes de la Tierra. Hoy sabemos que en una de sus misiones fue la de intentar recuperar del océano una cápsula que contenía películas con grabaciones. Tuvo que ser el Trieste II, el sumergible que rescató de las profundidades la capsula del satélite espía Hexagon.

Publicidad:

El Hexagon (KH-9) era uno de los tres satélites de reconocimiento que fueron desclasificados y que se encuentra actualmente exhibido en el Museo Nacional de la Fuerza Aérea en Daytona, Ohio. Fueron un total de 20 sondas Hexagon las que fueron lanzadas por la Oficina Nacional de Reconocimiento de EE.UU. propulsados por cohetes Titán 3D desde la Base Aérea de Vandenberg en California. El satélite era también conocido como Big Bird, el “gran pájaro” o Keyhole 9 aunque el nombre clave fue Hexagon.

Dibujo del satélite espía Hexagon donde vemos su longitud de unos 18 metros y su peso cercano a las 13 toneladas.

La misión del programa Hexagon era la de permanecer en alerta temprana por posibles amenazas reales contra los EE.UU.. Las fotografías que realizaban los satélites  permitieron a la agencia de inteligencia saber el número de tropas, tanques, aeronaves y misiles soviéticos.

Publicidad:

La característica más importantes del Hexagon era que estaba equipado de una súper cámara panorámica de gran resolución. Se trataba de la era pre digital. Las imágenes obtenidas eran de mejor calidad que las actuales proporcionadas por Google. Las cámaras de Google de hoy pueden mostrar detalles a partir de objetos de un metro de longitud. Aunque es cierto que estas empresas tienen limitadas la resolución de imágenes por motivos de seguridad y defensa.

Las  fotografías panorámicas del Hexagon abarcaban casi 650 km de territorio. Desplazándose en una órbita a unos 160 km de altitud era capaz de capturar imágenes de objetos pequeños, de unos 60 cm de longitud. Escaneaban aéreas contiguas de hasta 120 grados de ancho y lo llamaban coloquialmente como “cortar el césped”.

Publicidad:

Las cámaras fueron construidas por el ingeniero Perkin Elmer. Una de ellas apuntaba hacia delante instalada en el lado izquierdo del satélite, y la que enfocaba hacia atrás estaba colocada en el costado de estribor de la nave.

Doce de los veinte satélites Hexagon lanzados desde el inicio del programa (1973 a 1980) tenían una cámara conocida como MCS o Mapping Camera System, de mucho menor resolución y que se empleaba para cartografiar y realizar mapas.

Mapa donde se aprecia la cobertura panorámica que podían alcanzar sus cámaras.

Las fotografías eran grabadas en kilómetros de carretes de películas para ser arrojadas en capsulas hacia la atmosfera desde la órbita. Cuando había contacto con la superficie del mar emitían señales radio como si de una radiobaliza se tratara. Gracias a estas transmisiones eral localizadas por los pilotos de las Fuerzas Aéreas. Los aviones realizaban una maniobra de aproximación y enganchaban mediante unos cables la cápsula.

Pero el 10 de julio de 1971 uno de los paracaídas que transportaba una cápsula dentro de la atmosfera falló y no se abrió impactando contra el agua con una fuerza de 2.600 G. Esto ocurrió en una de las primeras misiones del Hexagon en el Pacífico. Desafortunadamente esta capsula no flotó y quedó gravemente dañada perdiéndose en el fondo del mar a una profundidad de 16.400 pies o sea casi 5 km.

Tuvo que ser un sumergible llamado Trieste II el elegido para llevar a cabo una misión secreta. Misión que se ha conocido recientemente y que consistía en recuperar la cápsula del satélite Hexagon. Sería la expedición a más profundidad jamás realizada en aquellos años.

Fotografía del batiscafo Trieste II levantado por gruas. Tenía una eslora de 20 metros y una manga de 4,6 metros. Se cree que la profundidad máxima que alcanzó fue la de 20.000 pies unos 6,1 km. Fue dado de baja en 1984.

El Trieste II (DSV-II) era un increíble vehículo de inmersión profunda construido en septiembre de 1965 por los EE.UU. en el Astillero Naval de Mare Island en San Diego. Era sucesor del batiscafo Trieste que fue diseñado y construido por el inventor y físico suizo August Piccard en 1952. El Triestre participó en numerosas misiones siendo uno de las más importantes la del Proyecto Nekton donde alcanzaría la friolera de 35.800 pies, unos 11 km de profundidad en la Fosa de las Marianas. El Trieste pertenecía al llamado programa Deep Submergence Systems desarrollado para realizar misiones en el océano profundo.

Fue retirado en 1964 utilizándose algunas de sus partes como piezas en el Trieste II. Como por ejemplo la esfera de presión Terni construida en Italia por la Societá per L’Industria e l’Electricitá y capaz de resistir presiones increíbles. El Triestre II estaba certificado para los 16.500 pies y realizó varias misiones secretas de recuperación de buques y submarinos como la del USS Scorpion que se hundió en 1968.   El Trieste II estaba equipado de avanzados dispositivos electrónicos como cámaras, sonares, y sensores para ser utilizados en profundidades extremas.

La cápsula del satélite Hexagon que había que recuperar contenía grabaciones de bases secretas submarinas soviéticas e imágenes de silos. Según la CIA los rusos estaban planeando también recuperar el objeto. Un barco había sido localizado muy cerca de allí realizando operaciones de vigilancia. Los soviéticos poseían buques mercantes camuflados como oceanográficos que poseían enormes brazos grúas. Se pensaba que los rusos eran capaces de alcanzar los 33.000 pies.

No fue fácil dar con ella ya que tenían que buscarla en unas 10 millas cuadradas. Tuvieron que efectuarse numerosos barridos en la zona donde cayó. Realizaron tres intentos para recuperarla con la ayuda de dos barcos, el USS Apache y el White Sands. Dos intentos en noviembre de 1971 y el definitivo el 26 abril de 1972. Fue localizada y recuperada a unas 750 km al norte de las islas Hawái. La operación no fue fácil debido al tamaño de la cápsula, como si de un barril de 50 litros de aceite lubricante se tratara. Después de estudiar varias opciones decidieron construir un gancho especial para recuperar el objeto. El gancho debía permitir simplificar la operación, ser fiable, flexible y de bajo coste.

Imagenes desclasificadas en agosto de 2012. A la izquierda vemos el gancho empleado para atrapar el objeto. A la derecha la cápsula reposando sobre el lecho marino a 16.400 pies.

Según el fabricante de la película, Kodak, existía un alto porcentaje de que las imágenes grabadas se pudieran recuperar. Sin embargo y pese a todos los esfuerzos y despliegues realizados en la zona, cuando la capsula empezó a ser movida las películas se desintegraron. Pese a todo para la US Navy fue una operación exitosa ya que lograron averiguar la posición del hundimiento del objeto, encontrarlo y subirlo a la superficie. Aunque la operación se desclasificó en 2011 y 2012, no toda la información de la operación fue publicada, como siempre ocurre, los documentos están repletos de textos ocultos intencionadamente.

Para nuestra “tranquilidad”, hoy día nuestros cielos siguen cubiertos de cientos satélites espía o secretos que lo fotografían todo enviando la información a gobiernos y agencias de inteligencia en pocos minutos. Satélites multiespectrales de las primeras potencias en reconocimiento y vigilancia como EE.UU., Francia, Israel, China y Rusia son capaces de fotografiar pequeños objetos, de conocer sus formas y siluetas e incluso saber de qué material están hechos.

Compartir
JASS
Ingeniero de sistemas navales, seguidor del misterio, del fenómeno OVNI y de lo paranormal. Skywatcher, astronauta de salón, y sobre todo cadista. Le gusta escribir sobre historias de barcos. Colaborador en Informe Enigma. Contacto: joseasanchezs72@gmail.com

Dejar una respuesta