Antonov AN-225 Mriya, del sueño tecnológico a la tragedia de la guerra

0
708

Antonov AN-225 Mriya. El avión más grande del mundo. Nació bajo dominio de la URSS. Su misión, colaborar con la carrera espacial soviética. Pero nadie imaginó que el ejército ruso, que ahora añora la recuperación de aquella URSS, sería su cruel verdugo hace pocos días, en el Aeropuerto ucraniano de Gostomel. Os lo cuento en mi artículo de hoy.

Antonov Airlines, la compañía aérea del legendario fabricante Antonov Company, es responsable de operar el mayor avión comercial del mundo, el An-225 Mriya.

Bienvenidos a bordo de nuevo, amigos de «Informe Insólito». Vivimos horas crueles, horas de horror y tragedia, de muertes inútiles en medio de una invasión ilegal y sangrienta que está destruyendo a Ucrania como nación, quebrando para siempre muchas vidas de familias y personas inocentes.

 

El ataque a la base de «Antonov Company»

 

Hace pocos días, alrededor del 27 de Febrero de 2022, se supo finalmente que los ataques de las fuerzas militares de Rusia terminaron con el avión más grande del mundo. El famoso y glorioso Antonov AN-225 Mriya. Por lo que sabemos, los rusos sabían muy bien que el AN-225 era un objetivo estratégico a destruir.

El primer intento de destrucción del aparato se llevó a cabo el primer día de la invasión rusa en Ucrania por paracaidistas rusos de la VDV y fue rechazado por las tropas militares especiales ucranianas, las Spetsnaz. Con mucho esfuerzo, contuvieron e impidieron la destrucción del Aeropuerto de Gostomel y del propio AN-225.

Tanto en el Aeropuerto de Gostomel como en las propias instalaciones de la Antonov Company, fueron alcanzados además otros aviones Antonov AN-26, AN-28 y AN-74, provocándoles serios daños.

No se rindieron. Hubo una segunda ofensiva al Aeropuerto de Gostomel, en la que el AN-225 fue alcanzado de lleno, como muestran las imágenes del avión en llamas en un hangar prácticamente destruido. Uno de sus Comandantes, el Capitán Dmytro, enseguida afirmó a través de redes sociales que las posibilidades de que el aparato no hubiera sido destruido eran prácticamente nulas. Y así fue.

 

Los daños en la base de Antonov y en el Aeropuerto de Gostomel

 

Esta gráfica, abajo, muestra en color verde las partes intactas del fuselaje del AN225 Mriya («El Sueño», en nativo ucraniano) y en naranja y en rojo la parte de la estructura del avión que ha sufrido más daños. El gigante estaba en su casa, donde voló por primera vez y donde finalmente murió tras ese segundo intento de las fuerzas rusas por tomar el Aeropuerto de Gostomel, cerca de Kiev.

Grafica que muestra los daños en el fuselaje del Antonov 225 en el Aeropuerto de Gostomel.

Tanto en el Aeropuerto de Gostomel como en las propias instalaciones de la Antonov Company, fueron alcanzados además otros aviones Antonov AN-26, AN-28 y AN-74, provocándoles serios daños. La buena noticia es que otros 5 aviones Antonov, probablemente todos modelo AN-124 Ruslan, (más conocido como el hermano pequeño del AN-225), estaban fuera de Ucrania y están a salvo, según el Comandante Dmytro.

 

El gigante que nació para servir en la carrera espacial

 

Antonov Airlines, la compañía aérea del legendario fabricante Antonov Company, es responsable de operar el mayor avión comercial del mundo, el An-225 Mriya. No sólo era el avión más grande del mundo, sino que era el único de su modelo que se fabricaba y un símbolo de la resistencia en Ucrania, que desde hace tiempo sufre y padece las decisiones de Moscú.

El AN-225 fue fabricado con el objetivo de trasladar al transbordador espacial ruso Burán (fabricado por la soviética OKB-5 con el que la URSS llegó al espacio en una misión no tripulada). Con la independencia de Ucrania, en 1991, la aeronave quedó en Kiev y se utilizó para misiones humanitarias.

El AN-225 ha transportado la nave espacial Burán en catorce vuelos; sumando un total de 28 horas 27 minutos de vuelo.

El trasbordador espacial Burán tenía que llevarse desde Moscú hasta el Sur de Kazajistán pero construir una ruta que cruzara dos ríos y pasara a través de los Montes Urales era casi una obra faraónica para esa única utilidad. Por lo cual se decidió construir el avión más grande visto hasta entonces ya que el Antonov AN-124, el de mayor hasta el momento, no era suficientemente largo. Lo transportó en 14 ocasiones.

 

Cómo nació el avión más grande del mundo

 

El Mriya es una evolución del AN-124 Ruslán (o Súper Ruslán). Se tomó uno de esos aviones y se lo dotó de extensiones en su fuselaje. Se añadieron 2 motores extra para tener 6 turbinas y se agrandaron sus alas. El tren de aterrizaje se aumentó a 32 ruedas y se eliminaron puerta y rampa traseras. También se transformó la cola con un doble estabilizador horizontal de grandes dimensiones.

El AN-225 tiene un sistema de rampas destinado a cargas de gran tamaño (mide 4,27 metros) y pesadas (soporta hasta 50 toneladas). También posee una rampa destinada a cargar vehículos largos de hasta 120 toneladas (como buses por ejemplo).

Se terminó en 1988, un año antes de que comenzara la disolución de la URSS. Su primer vuelo fue el 21 de Diciembre de 1988 y fue presentando en sociedad en el Salón Aeronáutico de Paris (Junio de 1989). Tras independizarse Ucrania en 1991 y la cancelación del programa espacial ruso para Ucrania, el proyecto quedó detenido entre 1993 y 2001.

 

El segundo prototipo

 

A causa de esto, el proyecto del segundo avión AN-225 se detuvo. Era una versión mejorada y nunca se terminó. Los vuelos comerciales del AN-225 comenzaron el 3 de Enero de 2002 (vuelo Stuttgart- Omán), transportando 187 toneladas de peso, muy por debajo de la capacidad que tiene.

Ukr Oboron Prom, matriz del fabricante Antonov, quiere terminar el segundo prototipo del AN-225. Anunció también que la restauración del avión actual destruido costará más de 3.000 millones de dólares y mucho tiempo de trabajo, para lo cual esperan garantizar que Rusia pague este coste.

Ese segundo prototipo del AN-225, se quedó detenido alrededor del 70% en su construcción. Su fuselaje se encuentra construido a medias prácticamente. A causa de la invasión rusa y la destrucción del AN-225, Antonov Company quiere ensamblar el resto de las piezas en este segundo modelo rápidamente. Pero se necesitarían solamente para empezar, unos 350 millones de dólares, aproximadamente.

Podría ser viable continuar y concluir la construcción del segundo prototipo, en caso de que el actual AN-225 Mriya, no tenga reparación y sea sumamente costosa.

Tras entrar en mantenimiento durante 2 años, el Antonov AN-225 había vuelto a volar en 2020. Despegó del Aeropuerto de Kiev para hacer un vuelo de prueba de 2 horas en territorio ucraniano y estaba operativo desde entonces.

«Ukr Oboron Prom», empresa matriz del fabricante Antonov, quiere terminar el segundo prototipo del AN-225. Anunció que la restauración del avión destruido costará más de 3.000 millones de dólares y mucho tiempo de trabajo. Esperan garantizar también que Rusia pague este coste.

 

Así son las entrañas del AN-225

 

El AN-225 tiene unas dimensiones y características técnicas asombrosas. Mide 84 metros de largo, 18 metros de alto, tiene 88 metros de envergadura y un peso en vacío de 285 toneladas. Alcanza una velocidad máxima de 850 km/h y puede mantener un crucero de 800 km/h. Su peso máximo al despegue es de 640 toneladas.

Su cabina está completamente digitalizada. Necesita 6 tripulantes: 1 piloto, 1 copiloto, 1 navegador, 1 operador de radio y 2 ingenieros de vuelo. Tiene un sistema de rampas destinado a cargas de gran tamaño (mide 4,27 metros) y pesadas (soporta hasta 50 toneladas). También posee una rampa destinada a cargar vehículos largos de hasta 120 toneladas (como buses por ejemplo).

Su primer vuelo fue el 21 de Diciembre de 1988 y fue presentando en sociedad en el Salón Aeronáutico de Paris (Junio de 1989). A causa de la independencia de Ucrania de 1991 y la cancelación del programa espacial ruso para los ucranianos, el proyecto quedó detenido en un hangar entre 1993 y 2001.

A bordo, lleva grúas de carga que soportan hasta 30.000 kilos y un sistema de carga con cabestrante para transportar helicópteros u otras aeronaves. Si se quisieran transportar automóviles, en el interior se puede configurar un sistema Rack de 2 pisos, que permite cargar hasta 50 coches en 2 niveles.

 

Sus misiones más importantes

 

Operar el AN-225 costaba 30.000 dólares por hora de vuelo, por lo que se utiliza principalmente para misiones humanitarias. Estuvo presente en grandes catástrofes como en el terremoto de Haití en 2010 o tras el Tsunami de Japón en 2011. En los 2 últimos años colaboró activamente en la lucha contra la pandemia del Covid-19. En EEUU fue esencial en el transporte de camiones de bomberos durante los últimos grandes incendios forestales.

Su cabina está completamente digitalizada y es operado por 6 tripulantes: 1 piloto, 1 copiloto, 1 navegador, 1 operador de radio y 2 ingenieros de vuelo.

El AN-225 posee el récord de haber transportado la carga más pesada llevada en vuelo. Se trató del traslado de un generador eléctrico de 190 toneladas  en el año 2009.

En vuelos internacionales el AN-225 usaba el indicativo Alfa Delta Bravo (en honor a «Antonov Design Bureau») seguido de un código variable de 4 cifras (ADB-xxxx). Pero cuando volaban en espacio aéreo de la antigua URSS, solían usar el indicativo tradicional «Antonov-Buró», seguido del mismo código de 4 cifras.

Lloraremos su pérdida y lamentablemente tardaremos mucho tiempo en volver a ver allá arriba al que era, hasta ahora, el gigante de los cielos. Hasta siempre, Mriya, te esperamos pronto de nuevo…

Compartir
Iván Castro Palacios
Piloto comercial, instructor de Auxiliares de Vuelo y Piloto de Drones - RPAS e investigador de misterios aeronáuticos. Colaborador de Espacio en Blanco en RNE, de RTV Onda Azul de Málaga, de PTV Málaga Televisión, de La Noche de Andrómeda en LNDA Radio, de Otros Mundos con Javier Belmar, de Ya Te Vale FM, de Informe Enigma con Jorge Ríos, de Días Extraños con Santiago Camacho y de Misterio en Red con Esteban Palomo. Contacto: ivancpmisterio@yahoo.es

Dejar una respuesta