Terry Jo, la niña náufraga del velero BlueBelle

0
5685

En 1961 una familia del estado de Wisconsin en EEUU, los Duperrault, habían planeado pasar una semana lejos del duro otoño de su población de Green Bay. Siempre habían soñado con pasar unas vacaciones navegando en un barco de vela por las claras aguas del archipiélago de las Bahamas.

Publicidad:

La familia Duperrault estaba compuesta por el matrimonio y tres hijos pequeños, dos niños y una niña. Habían alquilado un bonito velero de dos mástiles llamado BluebelleEmbarcarían en Florida pero para poder gobernar el barco contrataron a un capitán experimentado. Se trataría del capitán Harvey quien sería acompañado en este viaje por su esposa. Pero no transcurrió todo como esperaban, la vuelta se complicó y la tragedia se apoderó del velero, conoceremos la historia de Terry Jo, la niña náufraga del velero Bluebelle.

Partieron un 8 de noviembre de 1961 con la misión de disfrutar y poder visitar alguna de las cientos de islas que existían en las Bahamas. Pusieron rumbo a la islas Bimini, después a la Gran Isla de Ábaco donde pudieron disfrutar las maravillosas playas y fondos coralinos. Toda la travesía discurrió sin problemas, buen tiempo, relax y ocio. Pero pronto llegaría el día de regreso ya que querían estar en casa para pasar las navidades.

Publicidad:

La madrugada del día 12, domingo, fueron a solicitar la documentación necesaria para partir de Bahamas y volver a EEUU. Esa misma noche la mujer del capitán preparó la cena que iba a ser la última comida abordo del Bluebelle. Después de la cena, una de las niñas, en concreto Terry Jo de 11 años que era la mayor, bajó para dormir en su camarote que estaba situado a popa de la embarcación. Normalmente su hermana pequeña de 7 años había dormido en esta estancia pero esa noche se había quedado con sus padres arriba en el puente del velero.

everything-inspirational-girl-orphaned-at-sea-uses-story-to-inspire-2
Imagen del velero Bluebelle.

Pasadas unas horas, Terry Jo se encontraba ya dormida cuando empezó a oír a su hermano Brian de 14 años gritando y pidiendo ayuda. Después escuchó fuertes golpes y gritos y más tarde el silencio se apoderó del barco. Terry tenía miedo y no sabía qué hacer. A los pocos minutos decidió salir del camarote y subir las escaleras hacia la cubierta superior para ver que había ocurrido. Lo que vio la dejó petrificada, su madre y su hermano yacían muertos en el suelo, rodeados de un inmenso charco de sangre. Siguió subiendo las escaleras hacia el puente y asomó la cabeza por un ventanuco comprobando que había esparcido mas rastros de sangre. Pronto aparecería la silueta del capitán Harvey quien sin vacilar la empujó escaleras abajo. Terry tras caer por las escaleras se quedó muy asustada y se volvió a meter en la cama llorando desconsolada. De pronto el agua mezclada con gasóleo empezó a inundar su camarote, parecía que el barco empezaba a hundirse poco a poco. Pudo ver la silueta del capitán portando una escopeta. Terry se dio cuenta que tenía que salir de aquel barco ya que el agua le alcanzaba la cintura.  El capitán se encontraba desembarcando una balsa salvavidas en el costado de babor y le pidió a Terry que aguantara un cabo, pero con el miedo y los nervios se le soltó. Entonces el capitán se lanzó al agua y se subió a la balsa sin pensárselo dejando a la niña sola en aquel barco semi hundido y con los cadáveres de su madre y hermano.

Publicidad:
duperrault
Fotografía de la familia de Terry Jo.

Del resto de su familia no supo nada, no había visto ni a su otra hermana ni a su padre, y tampoco a la mujer del capitán. Terry se agarró con fuerza a un flotador que había visto en un camarote. A los pocos segundos el barco se hundiría arrastrando a las profundidades a Terry y a su flotador que quedó enganchado, pero pronto se liberaría volviendo a la superficie.

Aquella niña quedó a la deriva, sin ropa seca, ni agua ni comida, acompañada por la oscuridad cerrada de la noche. A la mañana siguiente el frío dejó de acecharla y el sol salió con mucha fuerza para calentar el día. El flotador se desinflaba poco a poco y sus fuerzas se empezaban a flaquear, solo pensaba en el cruel destino de su familia. A los dos días de estar a la deriva, un avión sobrevoló la zona, pero no la vio pese a que Terry agitó con fuerzas su ropa.

Terry empezó a no tener esperanzas, seguía a la deriva acompañada por las fuertes corrientes que la desplazaban en dirección al Océano Atlántico norte. Fue acompañada durante varias horas por una manada de marsopas que la tuvieron entretenida.  Se encontraba muy deshidratada y quemada por el fuerte sol y pensaba en los bellos bosques de su tierra en Green Bay. Deliraba y empezaba a tener extrañas visiones, veía a su padre sentado y llamándola. Al día siguiente estaba realmente mal, no tenía fuerzas, e intentaba remar con las manos persiguiendo alucinaciones hasta que pronto se desmayaría. Ya no se daba cuenta de nada, no sentía ni al sol abrasando su cuerpo, ya llevaba 4 días sin rumbo, perdida en el inmenso océano. Pero sus días no acabarían aquí, con el rabillo del ojo vio una sombra que la llamaba y la agitaba, se trataba de un oficial de un buque griego llamado Capitán Theo. Al fin era localizada, y este buque rescataría a la niña náufraga. Fue evacuada rápidamente por helicóptero hacia Miami para ser hospitalizada de urgencia por su estado grave. A los pocos días de su ingreso se recuperaría y contaría todo lo acontecido.

Tras escuchar la historia de la niña, la policía sospechó que todos habían sido asesinados por el capitán Harvey. Seguramente asesinó a su esposa para cobrar la indemnización del seguro. El resto de ocupantes del velero intentaría neutralizar al capitán sin éxito,  terminando asesinados a manos de Harvey.

everything-inspirational-girl-orphaned-at-sea-uses-story-to-inspire-7
Fotografías de Terry; a la izquierda en el hospital donde pasó 11 días y a la derecha la vemos en una fotografía actual.

El capitán fue encontrado y rescatado en la balsa el día después del hundimiento por un buque mercante. Informó a las autoridades marítimas de Miami que fue el único superviviente del BlueBelle. Según el capitán una fuerte tormenta rompió los mástiles y velas dejando al barco gravemente dañado. La máquina se incendió y se hundió rápidamente con sus ocupantes sin que él pudiera hacer nada. Después saltaría por la borda para subirse en una balsa. Recuperándose del accidente, el capitán se enteró por las noticias que Terry había sobrevivido. Sin dudarlo se pegó un tiro en la cabeza en la habitación del hotel donde todavía se recuperaba.

Al año siguiente Terry se fue a vivir con una tía en Wisconsin, y se cambiaría el nombre para empezar una nueva vida. Su tremenda experiencia fue relatada en un libro que escribió hace algunos años llamado, Alone: Orphaned on the Ocean. Lo hizo con la intención de poder ayudar a las personas a ser fuertes, a creer en sí mismas y a tener esperanza.

Compartir
JASS
Licenciado en Ciencias Náuticas, trabajando como ingeniero de sistemas navales. Seguidor del misterio, del fenómeno OVNI y de lo paranormal. Skywatcher, astronauta de salón, y sobre todo cadista. Me gusta escribir sobre misterios navales. Colaborador en Informe Enigma. Contacto: joseasanchezs72@gmail.com

Dejar una respuesta