El Proyecto Aversión y el temible Doctor Shock

0
6599

Esta semana trataremos sobre otro terrible caso que ocurrió en la historia reciente, otro proyecto liderado por un doctor trastornado. Un proyecto que consistía en realizar terapias de reconversión aplicadas a militares jóvenes por su diferente orientación sexual. Eran tratados como enfermos y para “curarlos” utilizaron algunos métodos escalofriantes, hablamos del Proyecto Aversión y el temible Doctor Shock.

Publicidad:

El proyecto Aversión apareció en pleno Apartheid (1948-1994), y fue dirigido por el Doctor Aubrey Levin, médico psiquiatra que ingresó en el año 1969 en el Consejo Médico y Dental de Sudáfrica. Levin se unió a las Fuerzas de Defensa de Sudáfrica con el grado de coronel. Dos años más tarde, en 1971, fue nombrado Jefe de Equipo de Psiquiatría  en un programa de rehabilitación para drogadictos en el Hospital Militar de Voortrekkerhoogte, en Pretoria. Es en este hospital, donde el doctor empieza a desarrollar varias terapias de aversión a los reclutas del ejército sudafricano identificados como homosexuales y drogadictos, principalmente fumadores de marihuana. También visitaba un cuartel de reclutamiento al norte llamado Greefswald el cual era conocido por su duro trato a los reclutas.

Fotografía del doctor Shock durante los años del Apartheid.
Fotografía del doctor Shock durante los años del Apartheid.

Estos soldados que poseían edades que iban desde los 16 años a los 22, eran tratados para ser “curados de sus vicios”. El objetivo era intentar reconvertir a aquellos que mostraban tendencias homosexuales, tanto gais como lesbianas. Para realizar esta terapia utilizaban una serie de tratamientos los cuales nos pueden recordar a algunos métodos utilizados por los nazis.

Publicidad:

Participaron forzosamente más de un millar de soldados desde el año 1971 hasta 1989. En aquellos años el militarismo sudafricano defendía a los varones blancos como su gran potencial y a las mujeres las colocaban en puestos o unidades donde no se combatía.

Para las autoridades militares y médicas sudafricanas, encubridores y partícipes, aquellas personas que mostraban comportamientos homosexuales eran enfermos que vivían en pecado y que había que reconvertir urgentemente. Algunos oficiales sudafricanos obligaban a los soldados a participar en violaciones de grupos de mujeres africanas, a vejaciones sexuales e insultos. Incluso fueron asesinados por negarse a cumplir este tipo de fechorías.

Publicidad:

Durante el primer interrogatorio médico les administraban una droga inyectada del tipo barbitúrico, psicoactiva, conocida como la “droga de la verdad”.  Durante estas sesiones se les mostraban fotos de hombres desnudos hasta provocar en ellos un alto grado de excitación. Una vez ocurría esto el doctor Levin les colocaba unos electrodos, los cuales transmitían una descarga eléctrica que era regulada del 1 al 10, por esto se le conoció como el doctor Shock.

proyecto aversion terrible
A aquellos “enfermos” que no mejoraban les cambiaban el sexo, reconstruyendo una vagina a partir del pene y el escroto.

Con el paso de las sesiones, que podían tener una duración de casi 6 meses, los pacientes empezaban a dejar de excitarse por completo. Si no progresaban y su homosexualidad seguía vigente, empezaban a tratarlos con hormonas vía rectal. Pero lo que sí conseguían era convertirlos en impotentes castrandolos químicamente.

Algunos de estos pacientes con el tiempo lamentablemente se suicidaron. Se desconoce el número total, ya que los negativos resultados de la terapia fueron encubiertos por las autoridades militares y médicas. Muchos de los médicos implicados salieron impunes con el paso de los años y nunca fueron juzgados por estos procedimientos.

Después de los tratamientos hormonales, los sometían a operaciones de cambio de sexo. Algunos murieron en la mesa de operaciones. A las lesbianas también se les practicó la cirugía para cambiarles el sexo. No hacían ningún tipo de seguimiento post-operatorio, ni físico ni psicológico, por eso se supone que podría haber habido más bajas. Se efectuaron un total de 900 operaciones de cambio de sexo. A los operados se les tramitaba una partida de nacimiento con su nueva identidad.

El doctor Aubrey Levin a la salida de un juicio en Canadá.

El doctor Shock, Aubrey Levin, emigró a Canadá en 1995, cuando al final del Apartheid iba a ser acusado de torturador y de no respetar los derechos humanos por la Comisión de la Verdad y la Reconciliación en Sudáfrica. El doctor estuvo ejerciendo sin ningún problema durante años como psiquiatra y profesor en la Universidad de Calgary, en Canadá. Fue detenido por la policía en 2010 ya que uno de sus pacientes grabó una sesión donde Levin abusaba de él. Este doctor era una enfermo sexual, parece que aquellos años en Sudáfrica lo habían convertido en un obseso reincidente. En sus sesiones privadas abusaba y torturaba sexualmente de hombres débiles y con problemas. Fue declarado culpable de tres cargos y condenado a cinco años de prisión. Sin embargo salió de la cárcel a los tres años, un 13 de febrero de 2013,  al pagar una fianza de 15.000 dólares.

En Sudáfrica nadie fue condenado por este proyecto torturador e inhumano aunque muchos pacientes murieran en el camino. La víctimas rehicieron sus vidas,  con dolor y sufrimiento, como se atestiguan en algunas entrevistas realizadas a los supervivientes de estas terapias.

Una vez más ocurrió otro oscuro caso de abusos en nombre de la ciencia. El maltrato propiciado por un médico psiquiatra trastornado y de un entorno cómplice. “Trabajadores sanitarios” que jugaron a ser conocedores de la verdad absoluta y con pleno poder para decidir sobre las vidas de unos inocentes, violando los derechos humanos de los homosexuales y lesbianas. Estos no pudieron defenderse por aquel entonces y quedaron marcados con el paso de los años, desorientados y muchos de ellos sin autoestima alguna hasta el final de sus días.

Compartir
JASS
Ingeniero de sistemas navales, seguidor del misterio, del fenómeno OVNI y de lo paranormal. Skywatcher, astronauta de salón, y sobre todo cadista. Me gusta escribir sobre misterios navales, ufología. Colaborador en Informe Enigma. Contacto: joseasanchezs72@gmail.com

Dejar una respuesta