OVNIS: ¿Visitantes Hostiles?

0
4184

Dicen los expertos que el caso más famoso de daños producidos a una persona por un fenómeno OVNI ocurrió el 29 de Diciembre de 1980 en Houston, Texas. Todos imaginamos un encuentro OVNI como algo asombroso e inofensivo pero muchos casos demuestran que existe mucha hostilidad hacia los humanos. Os lo cuento en mi artículo en Informe Insólito

Publicidad:

Bienvenidos a bordo de nuevo, amigos del misterio. Siempre he pensado que cuando una persona o grupo de personas, una aeronave, una embarcación, un vehículo de cualquier clase, etc… se enfrenta a un avistamiento OVNI (lo vive en primera persona) se convierte este hecho en una experiencia más que alucinante, por no decir, inolvidable en el 99,9% de los casos ocurridos y registrados. Pienso que experimentar que estás viendo una máquina que no ha sido creada por la mano del hombre en este planeta, eleva nuestros sentidos y nuestras sensaciones a la máxima potencia. El ser testigos de un avistamiento de un objeto volador no identificado fabricado por alguna otra civilización ajena a nuestro planeta y probablemente muy distante de nuestro sistema solar, nos convierte en personas privilegiadas para siempre pues nos transforma en esos pocos “afortunados” que son capaces de tener un contacto extraterrestre, aunque sea en la distancia contemplándolo desde lejos.

Lo cierto es que en muchos Expedientes X desclasificados del mundo OVNI por parte de las autoridades oficiales de distintos países, existen casos y muchas pruebas que nos sugieren que existe bastante hostilidad por parte de estos auto-invitados venidos desde otros mundos.

Ahora bien, ¿pero qué sucede si ese simple avistamiento va un paso más allá y se convierte en todo un encuentro físico con seres de otro planeta? O lo planteamos de otra manera, ¿qué pasa si nos encontramos físicamente con seres de otra civilización sin esperarlo ni imaginarlo y resulta que no son tan pacíficos como muchas personas sostienen? ¿Acaso son agresivos estos seres desconocidos para nosotros? En mi sección de Misterios Aéreos, aquí en Informe Insólito, he hablado de muchos casos de avistamientos OVNI, sobre todo, casos de profesionales del mundo de la aviación que han sido testigos de primera excepción. Pero curioseando distintos dossiers desclasificados de la temática OVNI, me han llamado la atención varios casos que no terminaron, digamos, con un simple avistamiento de algo de otro planeta. Os lo cuento a continuación con más precisión….

Publicidad:

Lo cierto es que en muchos Expedientes X desclasificados del mundo OVNI por parte de las autoridades oficiales de distintos países, existen casos y muchas pruebas que nos sugieren que existe bastante hostilidad por parte de estos auto-invitados venidos desde otros mundos. Es cierto que en muchos avistamientos y encuentros OVNI se han confirmado multitud de casos de quemaduras corporales que han sufrido los testigos humanos en estos encuentros, aunque si bien se trata de daños corporales, es cierto que podrían obedecer más a la naturaleza del funcionamiento que rodea a estas máquinas voladoras que a una acción voluntaria por parte de los seres que las pilotan. Pero otros muchos encuentros no plantean tanta claridad en las valoraciones y nos generan muchas dudas de hasta qué punto son tan peligrosos los sucesos OVNI para nosotros.

Los cazadores pudieron contemplar una esfera que emitía luz, volando sobre la zona. No vivieron mucho más en aquellos instantes los cazadores y vieron como la esfera voladora igual que llegó se fugó sin dejar rastro. Cuando se fueron reuniendo de nuevo y llamándose los unos a los otros para contarse lo sucedido, solamente uno de ellos no regresó con el grupo.

Por ejemplo, en el año 1977 se dieron unos hechos en un caso en la Isla de Corales, situada en Brasil, donde su protagonista, una mujer llamada Laudomira da Paixao, pudo divisar a través de la ventana de su casa un haz de luz muy extraño llegado del cielo que, de repente, se desvió y fue directo hacia ella, atravesándole el pecho de forma brusca y haciéndola sentir como si estuviese siendo perforada de una manera muy brusca. El suceso le dejó una quemadura en el pecho bastante llamativa. Los expertos que analizaron el caso y atendieron a Laudomira plasmaron en el informe oficial que la herida, incluso, llegó a cicatrizar demasiado pronto de manera anormalmente natural. Sin embargo, este hecho le provocó diversos síntomas a posteriori como dolores de cabeza que jamás había tenido y una debilidad corporal generalizada. Su salud, a causa de lo sucedido, siempre fue a peor a posteriori.

Publicidad:

Se dio otro caso que fue registrado 5 años más tarde, en 1982 en la región de Maranhao, también en Brasil, donde varias personas que estaban practicando caza durante una noche sufrieron y vivieron un episodio inolvidable. Aunque ellos caminaban aquella noche de forma dispersa, desde todas sus posiciones pudieron contemplar una esfera que emitía luz, volando sobre la zona. No vivieron mucho más en aquellos instantes los cazadores y vieron como la esfera voladora igual que llegó se fugó sin dejar rastro. Cuando se fueron reuniendo de nuevo y llamándose los unos a los otros para contarse lo sucedido, solamente uno de ellos no regresó con el grupo. Se trataba de Juan Bautista Lima, al cual lo encontraron sus compañeros de caza muerto prácticamente y además, con dos marcas en forma de círculo y de color muy rojizo debajo justamente de sus orejas. Algo le había provocado aquella esfera enigmática que prácticamente acabó con su vida.

Aquel objeto volador no identificado, sin previo aviso, calcinó por completo con algún tipo de energía todo lo que había en un radio de unos 15 metros desde el coche de León Eveille, incluido a él y a su vehículo. Cuando los expertos forenses estudiaron los hechos en el lugar del suceso, constataron que todo había sido abrasado y calcinado a una temperatura de unos 4000º C.

No solamente los Expedientes X OVNI desclasificados cuentan historias en Sudamérica. He recogido otro caso sucedido esta vez en Francia, en la localidad de Aubé en Junio del año 1971. Su malogrado protagonista se llamaba León Eveille y tenía 40 años de edad, un hombre joven todavía. Conducía un coche en aquella jornada cuando un OVNI se presentó en la zona por donde Eveille circulaba. Hubo varios testigos aquella noche, que gracias a sus relatos y testimonios, dejaron por escrito lo que allí sucedió. Aquel objeto volador no identificado, sin previo aviso, calcinó por completo con algún tipo de energía todo lo que había en un radio de unos 15 metros desde el coche de León Eveille, incluido a él y a su vehículo. Irremediablemente este hombre falleció al instante. Cuando los expertos forenses estudiaron los hechos en el lugar del suceso, constataron que todo había sido abrasado y calcinado a una temperatura de unos 4000º C. El OVNI fue observado en vuelo en la zona por los testigos que relataron este hecho y que observaron lo sucedido.

Y en Europa, tras los casos recogidos, nos encontramos sin lugar a dudas con sucesos ocurridos en nuestro país, en España. Viajemos ahora a Valladolid al año 1975. Nuestro desafortunado protagonista se llamaba Emiliano Velasco y era conductor de tractores y agricultor en la localidad vallisoleatana de Pedrosa del Rey. De repente, el 17 de Julio de 1975, sobre las 18:30 de la tarde comenzó su calvario. Un OVNI se acercó a él y a su tractor en los terrenos de cultivo en los que estaba trabajando y Emiliano, como es lógico se quedó mudo y sorprendido ante aquel avistamiento. El objeto volador no identificado se acercó tanto a él que durante 30 minutos estuvieron prácticamente viéndose mutuamente el uno al otro a escasos metros de distancia. Emiliano había entrado en pánico mientras aquello sucedía, inmóvil ante aquel encuentro tan impresionante.

Emiliano Velasco y era conductor de tractores y agricultor en la localidad vallisoleatana de Pedrosa del Rey. De repente, el 17 de Julio de 1975, sobre las 18:30 de la tarde comenzó su calvario. Un OVNI se acercó a él y a su tractor en los terrenos de cultivo en los que estaba trabajando….

En un momento dado, el OVNI procede a desaparecer del lugar y al hacerlo, emitió un sonido en forma de silbido y además desprendió 2 fogonazos. Tras suceder estos hechos, se produjo una especie de disparo contra el parabrisas del tractor de Emiliano. La vida de este hombre, desde aquel momento, cambió para siempre. Nunca quiso volver al lugar porque había entrado en pánico y sufría un miedo horrible pero lo peor de todo es que tuvo que dejar de trabajar porque desde ese día su deterioro físico fue a más cada día. Perdió visión y audición y tuvo una hemiplejia progresiva. Falleció 3 años después de aquel acontecimiento tan dramático, un 8 de Junio de 1978. Su autopsia confirmaba la causa del fallecimiento: artrosis cervical complicada por un tumor cerebral progresivo. Según su mujer, hasta el día del encuentro con aquella máquina voladora enigmática, gozaba de una salud envidiable. Aquel OVNI, sea como fue y fuese lo que fuese lo que le produjese a Emiliano, lo mató.

Dicen los expertos que el caso más famoso de daños producidos a una persona por un fenómeno OVNI ocurrió un 29 de Diciembre del año 1980 muy cerca de Houston, en el estado norteamericano de Texas. Unos días antes, Europa había sido “golpeada” por una gran oleada de avistamientos OVNI e incluso uno de ellos contaban que había llegado a tomar tierra delante de varios soldados en una base militar que compartían los EEUU y el Reino Unido en Gran Bretaña, la cual es una historia también bastante alucinante que nos daría para un artículo entero. Este caso lo vivieron Betty Cash, mujer de unos 50 años, Vicky Landrum, otra mujer de unos 57 años y el nieto de Vicky, un niño de 7 años llamado Colby. Se desplazaban en un vehículo por la carretera FM1485 sobre las 21:00 horas de aquella noche cuando, de repente, son testigos de una luz que viene desde el cielo directamente hacia ellos. Se llegó a situar tan cerca de ellos que los testigos describieron perfectamente cómo era aquella máquina extraterrestre. Tenía forma de diamante en posición vertical, de un color gris muy opaco y parecía flotar o levitar sobre el asfalto de la carretera. También emitía sonidos; los describieron como un ruido bastante desagradable y molesto que emitía pitidos y algunos parecidos a rugidos incluso. Lo describieron como el ruido que hace un transbordador espacial al despegar.

Betty Cash, mujer de unos 50 años, Vicky Landrum, otra mujer de unos 57 años y el nieto de Vicky, un niño de 7 años llamado Colby. Se desplazaban en un vehículo por la carretera FM1485 sobre las 21:00 horas de aquella noche cuando, de repente, son testigos de una luz que viene desde el cielo directamente hacia ellos.

De repente, los ocupantes del coche comienzan a sufrir una ola de calor tan intensa que los obliga a salir del coche en medio de la carretera. Excepto Colby, el nieto de Vicky Landrum, que se queda en el interior del coche. Tras 10 minutos de avistamiento cercano, el OVNI comienza a moverse de nuevo y termina por desaparecer para siempre. Las mujeres regresan a casa impactadas por el encuentro OVNI y sin pasar más tiempo, comienzan a sufrir náuseas y migrañas severas. En los cuellos de ambas mujeres empiezan a surgir ampollas y a continuación comienzan a sufrir vómitos espasmódicos y diarreas agudas. 4 días después, el 3 de Enero de 1981, Betty Cash es ingresada en el Hospital Parkway en Houston, donde pasaría 12 días en observación. Le dan el alta pero no se recupera y vuelven a ingresarla otros 15 días más. El médico que la atendió era el Doctor Patil, el cual afirmó que Betty tenía quemaduras en cara y cuello, irritación e inflamación ocular, que su cabello se caía en pedazos en varias zonas de la cabeza pero que no podían afirmar qué era lo que les había causado las quemaduras tan graves. No podían confirmar la existencia de radiación.

Vicky Landrum sufrió lesiones algo menos graves; 4 de los dedos que apoyó en el coche durante el encuentro OVNI tenían una especie de línea marcada sobre las uñas que confirmaba una zona de tejido muerto, como si le hubiesen dado una quimioterapia brutal. Colby, el pequeño nieto de Vicky, sufrió también daños menores en ojos aunque, sin embargo, experimentó en sus brazos y en su espalda un desarrollo anormal de su vello, muy por encima de lo habitual para un niño de 7 años. Todos habían sufrido daos en proporción a la distancia que habían permanecido del OVNI que presenciaron cerca de ellos.

el 3 de Enero de 1981, Betty Cash es ingresada en el Hospital Parkway en Houston, donde pasaría 12 días en observación. Le dan el alta pero no se recupera y vuelven a ingresarla otros 15 días más. El médico que la atendió era el Doctor Patil, el cual afirmó que Betty tenía quemaduras en cara y cuello, irritación e inflamación ocular, que su cabello se caía en pedazos…

Al caso se sumó la Oficina de Control de Radiación del Departamento de Salud de Texas que determinó que los testigos podrían haber estado expuestos a radiación ultravioleta, radiación infrarroja o incluso Rayos X. Pero ahí murió una investigación que en el fondo, no resolvió nada y resultó bastante ineficaz. Nunca dieron con la causa exacta de lo que sufrieron los testigos. Al final, a lo largo del tiempo, Betty Cash sufrió cáncer y Vicky Landrum padeció de cataratas. Pero tiempo después, aparece en escena un hombre llamado John Schuessler que era ingeniero en la fábrica de aviones de McDonnell Douglas. Este hombre investigó los hechos y entrevistó a los testigos, atraído por el caso tan sorprendente de la fuente de energía que perjudicó tan gravemente a estas mujeres y al niño. Después de recoger numerosos testimonios pudo obtener un dato interesante. Muchos testigos entrevistados afirmaron observar alrededor de la presencia de aquel OVNI una serie de helicópteros sin distintivos, totalmente de color negro, que perseguían al OVNI en cuestión. Algunos le contaron en sus declaraciones a Schuessler que los helicópteros llegaron a rodear a aquel objeto volador no identificado, lo cual llegó a levantar muchas sospechas de que fuese incluso algo relacionado con la mano del hombre. Uno de los pocos casos en los que se describen a estos famosos helicópteros negros que son avistados en algunos caso relacionados con la ufología.

Después de recoger numerosos testimonios pudo obtener un dato interesante. Muchos testigos entrevistados afirmaron observar alrededor de la presencia de aquel OVNI una serie de helicópteros sin distintivos, totalmente de color negro, que perseguían al OVNI en cuestión.

Pues bien, amigos de Informe Insólito, creo que todos deseamos ser testigos, en alguna ocasión, de algún encuentro con alguna nave interplanetaria con seres que traigan hipotéticamente paz y amor a nuestro planeta pero como podéis comprobar, no todos los encuentros con OVNIS resultan para las personas tan fascinantes como algunas veces imaginamos. Mucho ojo y mucho cuidado ahí fuera. Hasta el próximo vuelo del misterio, amigos de lo enigmático…

Compartir
Iván Castro Palacios
Piloto comercial, instructor de Auxiliares de Vuelo y Piloto de Drones - RPAS e investigador de misterios aeronáuticos. Colaborador de Espacio en Blanco en RNE, de RTV Onda Azul de Málaga, de PTV Málaga Televisión, de La Noche de Andrómeda en LNDA Radio, de Otros Mundos con Javier Belmar, de Ya Te Vale FM, de Informe Enigma con Jorge Ríos, de Días Extraños con Santiago Camacho y de Misterio en Red con Esteban Palomo. Contacto: ivancpmisterio@yahoo.es

Dejar una respuesta