Nueva Zembla, posiblemente el archipiélago más radioactivo del mundo

0
5262

Novaya Zemlya o Nueva Zembla es uno de los sitios más inhóspitos de la Tierra, este archipiélago se encuentra localizado en Rusia, en el ártico y está compuesta por dos islas separadas por el estrecho de Matochkin.  Es el extremo más oriental de Europa encontrándose en plena cadena montañosa de los Urales.  Esta parte está poblada de montañas rocosas y multitud de glaciares. Pero no solo es inhóspita por sus condiciones meteorológicas sino por haber sido golpeado durante décadas por pruebas militares, por ser almacén de reactores nucleares y de barcos viejos radiactivos. Por esto podría ser considerado como uno de los lugares más peligrosos y contaminados, Nueva Zembla,  posiblemente el archipiélago más radioactivo del mundo.

Publicidad:

Desde muchos años esta zona se encontraba poblada por la tribu de los Nenets o Samoyedos que fueron desplazados a esta zona a finales del siglo XIX para defender las tierras de cazadores y exploradores noruegos. Más adelante fueron expulsados y reubicados  ya que este archipiélago sería utilizado por las autoridades rusas para realizar diversas operaciones y experimentos de tipo nuclear.

zembla4
Archipiélago de Nueva Zembla rodeado por el mar de Barents y el mar de Kara. Se pueden ver tres zonas diferenciadas para los tests nucleares.

La mayoría de la poca población censada en este archipiélago estaba formada por personal militar y civil que trabajaba en las bases,  así como familiares. Esta zona fue nombrada por la Unión Soviética área de pruebas nucleares durante la guerra fría. El área estaba dividida en tres zonas zonas dependiendo del tipo de ensayo nuclear que se llevaba a cabo.

Publicidad:

En este archipiélago se probó la bomba nuclear más potente jamás detonada de la historia, la bomba Tsar o Zar o también conocida como AN602. Fue detonada en octubre de 1961 cuando un avión bombardero Tupolev Tu-95 modificado la lanzó a una altura de 10,5 km de altitud explosionando cuando se encontraba a unos 4 Km sobre la zona de pruebas. Provocó la explosión más terrible jamás registrada. Poseía una potencia casi 1.500 veces superior a las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki juntas. Los datos que dejó aquella explosión son brutalmente sorprendentes. La presión  bajo la explosión fue de 200.000 kilos por metro cuadrado, emitió una radiación comparable al 1,5% del Sol. Pudo ser vista a más de 1.000 km. Produjo un hongo de 65 km de altura y su onda expansiva giró alrededor de la Tierra tres veces.

zembla10
Fotografía real del avión Tupolev que lanzó la bomba Tsar. Vemos también la explosión ocasionada por esta bomba super destructiva en el archipiélago de Zembla.

Además de esta súper bomba se realizaron en esta zona del océano glacial Ártico centenares de pruebas nucleares de todos los tipos, atmosféricas, estratosféricas, subterráneas y submarinas. Por ejemplo entre septiembre y octubre de 1958 se detonaron 15 bombas. Entre septiembre y  noviembre de 1961 fueron detonadas 24 bombas. Entre 1964 y 1990 fueron 43 explosiones subterráneas.

Publicidad:

Zembla era también blanco de pruebas de lanzamiento de cohetes balísticos con ojiva nuclear de un megatón de carga como los R13  disparados por submarinos desde el mar de Barents o  los balísticos intercontinentales R-36M me que eran lanzados a una distancia de 3.000 km por un avión Tupolev-95MS.  Pero debido al gran número de pruebas no todas salían según lo esperado. Existe información de varios intentos fallidos donde el personal tuvo que ser evacuado ya que recibieron  fuertes dosis radiactivas provocadas por escapes tóxicos. Al igual que el terreno que también sufrió pérdidas de grandes masas rocosas y la formación de grietas que provocaron el bloqueo de algunos glaciares originando la formación de lagos.

Este archipiélago fue el lugar preferido para desguazar y hundir a aquellos submarinos accidentados durante las décadas de los sesenta, setenta y ochenta principalmente. Submarinos provistos de reactores nucleares, los cuales habían sufrido importantes daños. Los números varían dependiendo de las fuentes pero se estima que entre 6 y 10 reactores pertenecientes a submarinos fueron sumergidos a propósito a poca profundidad (20-300 metros). Ejemplos como el submarino ruso K-27 que llevaba desde 1963 en activo y que fue hundido a tan solo 30 metros al Este del archipiélago en 1982, en el mar de Kara. Sufrió en uno de los reactores una gran fuga de gases radioactivos por problemas con el enfriador provocando múltiples fallos. Además de poseer metal líquido en vez de agua como enfriador de los reactores. Según algunas fuentes, las autoridades rusas lo han rescatado mientras que otros investigadores piensan que sigue sumergido. Otro ejemplo sería el reciente  naufragio del submarino nuclear K-159 con sus reactores incluidos, en el mar de Barents. Se hundió en plena zona de pesca del bacalao mientras era remolcado hacia un astillero en agosto del 2003.

zembla2
Dos submarinos transportados a bordo de un barco camino de Zembla.

Además de submarinos se hundieron decenas de barcos con material radiactivo. Se vertieron  más de 17.000 barriles con residuos tóxicos y radiactivos.  Estos materiales no fueron desechados correctamente  sino que permanecen en contenedores antiguos corroídos y apilados tentando a la suerte con el tiempo. Contenedores que podrían romperse y dispersar la radioactividad por el lecho marino y ser distribuida por las corrientes oceánicas afectando a toda la biodiversidad. Este tipo deficiente de almacenaje en ciertas zonas muy afectadas geológicamente por las detonaciones podría aumentar el riesgo de fuga.

Según los científicos hay zonas que deberían ser cerradas para la pesca durante algún tiempo. Si se producen fisuras, si no se han producido ya, en los reactores hundidos podría provocarse un Chernóbil en cámara lenta donde los residuos radiactivos se irán vertiendo al mar poco a poco con el transcurrir de los años.

No se conocen víctimas mortales en el momento de las detonaciones ni hay ningún control ni seguimiento de aquellos trabajadores de la zona o de la población que murieran años después. No se dieron tampoco compensaciones económicas de ningún tipo. Sin embargo, sí ha existido un aumento de la mortalidad por enfermedades oncológicas en las pocas poblaciones circundantes del archipiélago. La fauna compuesta por peces, focas, leones marinos o aves y la poca flora sí sufrieron graves pérdidas.

zembla-chagan
Lago Chagan en Kazakhstan, ejemplo de lago creado por el impacto de una bomba nuclear.

Pero no sólo este lugar inhóspito ha sido base de pruebas nucleares y cementerio de submarinos y barcos con residuos radioactivos, sino que se cree que ha sido o es hoy en día una base secreta donde se encuentran algunos objetos no identificados accidentados. Según ufólogos rusos en este sitio  se preparó un almacén para OVNIs donde podían ser estudiados. Una instalación de alto secreto militar construida en el interior de una de las montañas, cuyo nombre secreto era Lednik (glaciar). En concreto se cree que existen cuatro objetos, tres de los cuales se accidentaron en los años setenta y ochenta y un cuarto fabricado por Rusia copiando tecnología avanzada.

En aquellos años existían numerosos informes de objetos no identificados accidentados en toda la geografía de la extensa Rusia. Uno de los objetos supuestamente guardado en Zembla, se trataba de un objeto en forma de disco que había sido expulsado por una nave en forma tubular y que minutos después se accidentó en la zona de Jigansk, en la República de Yakutia, allá por el 1978. Se encontraron dos cuerpos de seres extraterrestres, los cuales fueron enviados al laboratorio secreto de Nueva Zembla para ser analizados. El otro objeto tenía también forma de disco pero ovalado de unos 11 metros de diámetro y casi 5 de altura. Increíblemente fue derribado por un misil ruso guiado S75  Dvina superficie-aire procedente de una base de lanzamiento. El objeto había estado volando por encima de la base, concretamente en la zona de Urdzhar en Kazakhstan. Este platillo fue trasladado a Zembla en 1990.  Hay testigos que han visto aviones guardados en estas instalaciones secretas, como los cazas Sukhoi Su-27 también conocidos como Flankers los cuales parecían tener un fuselaje distinto del usual.

Las instalaciones en las base del archipiélago de Nueva Zembla siguen creciendo, de hecho hay un proyecto en curso de ampliación hasta el 2020. Se construirán unas quince instalaciones nuevas para albergar a personal militar y civil. Así como ampliación y modernización de sistemas nucleares de defensa de misiles antiaéreo y la reforma del aeródromo.

zembla8
Fotografía del extraño efecto Nueva Zembla.

No solo es un sitio único por su contaminación y su historial nuclear, sino que es conocido por algo bonito y extraño. Se puede ver uno de los efectos ópticos más increíbles, el cual permite ver el Sol en la noche polar. El conocido efecto Nueva Zembla es un espejismo polar que se produce desde hace muchos años y que fue contemplado por navegantes y exploradores en este archipiélago. Es un efecto provocado por la refracción de la luz solar entre las termoclinas de la atmósfera. Ocurre cuando el aire por encima de la superficie del hielo se enfría formándose una capa que provoca la inversión de la temperatura.  Nos quedamos con la belleza de este fenómeno y no por los desastres que se pudieran dar en los próximos años…

Compartir
JASS
Ingeniero de sistemas navales, seguidor del misterio, del fenómeno OVNI y de lo paranormal. Skywatcher, astronauta de salón, y sobre todo cadista. Me gusta escribir sobre misterios navales, ufología. Colaborador en Informe Enigma. Contacto: joseasanchezs72@gmail.com

Dejar una respuesta