La Cripta de los Gálvez: La Cripta Encantada de la Axarquía en Málaga

0
1431

Provincia de Málaga, comarca de La Axarquía, pueblo de Macharaviaya. Una promesa incumplida parece ser la causa de la supuesta maldición que se cierne sobre el Panteón de la noble Familia Gálvez. Apariciones de personajes de época, psicofonías, misteriosas fotografías, testigos aterrorizados, un tesoro oculto, etc… Estos son los ingredientes de la historia de esta famosa cripta. Os lo cuento en mi artículo en Informe Insólito.

Publicidad:

Bienvenidos una semana más a nueva entrega del misterio, queridos amigos. Como bien sabéis, este no es mi campo de investigación pero con el permiso del que suele tratar estos temas Jorge Ríos (redactor nuestro y presentador de Informe Enigma), os quiero acercar una maravillosa, enigmática y misteriosa historia que he conocido durante mi estancia en Málaga. Nos bajamos esta vez del avión y ponemos rumbo por carretera desde Málaga Capital hacia la comarca de la Axarquía, en la misma provincia.

En la Iglesia de San Agustín hay una desangelada lápida incrustada en la pared. Si nos fijamos en el nombre grabado, corresponde a una mujer: María López Escaño de Cabrera, nacida el 20 de Octubre de 1901 y fallecida el 5 de Diciembre de 1920. Tenía 19 años.

Los Gálvez de Macharaviaya fueron una familia de gran influencia en la España del siglo XVIII. Colaboraron estrechamente con Carlos III durante su reinado y algunos de sus miembros ocuparon los cargos de embajadores en América, África y Rusia. Sin ir más lejos, en el panteón reposa el cuerpo de D. José de Gálvez, quien fuera Ministro de las Indias. Su sobrino, Bernardo de Gálvez, fundó Galveston, en los Estados Unidos y luchó codo con codo junto a George Washington por la Independencia de los Estados Unidos.

Publicidad:

Como si de una extraña maldición se tratara, en un rincón del mausoleo de los Gálvez encontramos una vieja placa del siglo XVIII que reza lo siguiente: «Costearon este panteón, su altar, vasos, ornamentos y utensilios los señores D. Matías, D. José, D. Miguel, D. Antonio y D. Bernardo de Gálvez para perpetuo y privativo reposo de sus huesos, los de sus mujeres, hijos, herederos y sucesores, que han de trasladarse limpios y ponerse en los nichos respectivos; y dotaron un aniversario perpetuo en el día siguiente al de la conmemoración de los difuntos, y una misa rezada en todos los viernes del año, por la ánimas de los hijos de su familia».

Los Gálvez de Macharaviaya fueron una familia de gran influencia en la España del siglo XVIII. Colaboraron estrechamente con Carlos III durante su reinado y algunos de sus miembros ocuparon los cargos de embajadores en América, África y Rusia.

A cambio de que los habitantes de Macharaviaya cumplieran esta promesa, los Gálvez donaron al pueblo mucho dinero. Sin embargo, el cumplimiento del «acuerdo» apenas duró 10 años. La placa cayó en el olvido, al igual que los aniversarios y misas en honor de la rica familia. La gente del pueblo achaca las apariciones y sucesos inexplicables a una venganza de los espíritus de los Gálvez por la promesa incumplida. Todo lo paranormal siempre ocurre en la zona donde se emplazan la Iglesia de San Agustín, su cementerio y el mausoleo de los Gálvez, un rincón mítico en la plaza principal del encantador pueblo malagueño de Macharaviaya.

Publicidad:

TERROR EN LA CRIPTA

Se repite mucho en lugares históricos con fama de encantados que los fenómenos inexplicables comienzan tras unas obras de remodelación, como si por este motivo se «despertaran» algún tipo de energías desconocidas. En los 90 el pueblo realizó unas reformas en la cripta. Una tarde de 1994, dos obreros de Sevilla se encontraban adecentando el imponente panteón. De pronto, vieron de reojo a varias personas que caminaban lentamente por la zona del altar, muy cerca de ellos. Cuando los trabajadores alzaron la mirada se quedaron petrificados: una serie de personajes ataviados con ropas antiguas desfilaban ante sus ojos. Parecían seres reales, de carne y hueso, pero poco después desaparecieron atravesando uno de los monumentales muros. Los dos trabajadores salieron de allí como alma que lleva el diablo, jurando no volver jamás por el pueblo. Desde entonces muchos lugareños han sido testigos de fenómenos paranormales. Testimonios reales con nombres y apellidos.

En 1994, dos obreros de Sevilla se encontraban adecentando el imponente panteón. De pronto, vieron de reojo a varias personas que caminaban lentamente por la zona del altar, muy cerca de ellos. Cuando los trabajadores alzaron la mirada se quedaron petrificados: una serie de personajes ataviados con ropas antiguas desfilaban ante sus ojos.

INVESTIGACIONES EN EL MAUSOLEO

Una noche, un grupo de personas realizaron una sesión de OUIJA en el altar mayor del mausoleo ante las cámaras de un programa de TV. De repente, un presunto espíritu comenzó a trasmitir mensajes a través del tablero asegurando que se encontraba enterrado en uno de los nichos del mausoleo, pidiendo que abandonaran el lugar. El grupo se negó y en ese instante se apagaron todas las luces de la cripta, generando una situación de pánico con los espiritistas huyendo corriendo. Además existen grabaciones de decenas de psicofonías de buena calidad, que muestran palabras en castellano antiguo y muchas fotografías con extrañas luces.

LAS APARICIONES DE LA NOVIA

En la Iglesia de San Agustín hay también una desangelada lápida incrustada en la pared. Si nos fijamos en el nombre grabado, corresponde a una mujer: María López Escaño de Cabrera, nacida el 20 de Octubre de 1901 y fallecida el 5 de Diciembre de 1920. Tenía 19 años.

María López Escaño cayó fulminada en los escalones de la iglesia en el momento de su enlace matrimonial debido a una terrible hemorragia intestinal. El médico la dio por muerta pero la joven volvió a la vida poco después quedando en estado vegetativo durante 3 días, hasta que falleció.

Según la gente del pueblo son muchos los que han podido percibir la imagen espectral de una joven vestida de novia merodeando por el interior de la iglesia. Suele verse llorando desconsoladamente y siempre desaparece por la zona de los escalones del altar.  Dice la lápida que murió el día de su boda en aquellos escalones, de forma fulminante, antes de dar el SÍ, QUIERO.

Gracias al Juez de Paz de la localidad, que cedió el certificado de defunción de la muchacha, comprobamos la leyenda. María López Escaño cayó fulminada en los escalones de la iglesia en el momento de su enlace matrimonial debido a una terrible hemorragia intestinal. El médico la dio por muerta pero la joven volvió a la vida poco después quedando en estado vegetativo durante 3 días, hasta que falleció. Según una señora casi centenaria que habita desde siempre en Macharaviaya, la chica murió en su cama con el vestido de novia puesto. Aquellas ropas se convirtieron en la mortaja con la que fue enterrada en el cementerio del pueblo. Años después, la lápida fue trasladada a la iglesia de San Agustín.

TESORO OCULTO

Existe un enigma que trae de cabeza a los historiadores: si esta noble familia amasó en vida una enorme fortuna, ¿a dónde fue a parar ese dinero cuando fallecieron de forma repentina todos sus miembros? Siempre hubo en Macharaviaya una leyenda sobre un tesoro oculto en el interior de la iglesia parroquial. Cuentan que los Gálvez decidieron esconder la mayor parte de su capital por si en algún momento una catástrofe, como una guerra o un terremoto, se cernía sobre el pueblo. Entonces el dinero saldría a la luz para que la villa resurgiese de sus cenizas. Curiosamente, la Iglesia de San Jacinto fue reformada pocos años antes de que fallecieran los hermanos Gálvez, a finales del siglo XVIII. ¿Fue entonces cuando se escondió el tesoro entre sus muros?
En la iglesia hay unas extrañas marcas en su suelo: una cruz rodeada de pequeños círculos, a modo de monedas. Nadie recuerda quién las hizo ni por qué motivo. ¿Es una marca relacionada con el tesoro?

En la iglesia hay unas extrañas marcas en su suelo: una cruz rodeada de pequeños círculos, a modo de monedas. Nadie recuerda quién las hizo ni por qué motivo. ¿Es una marca relacionada con el tesoro?

IMÁGENES DEL MISTERIO

Algunos investigadores han obtenido fotografías extrañas en los lugares de Macharaviaya donde vienen sucediendo los fenómenos. De todas ellas destacan dos. La primera fotografía se tomó poco antes de que una vidente fuese hipnotizada con el fin de percibir alguna información sobre las entidades del más allá. La psíquica paseaba entre los nichos, mientras algunos investigadores tomaban instantáneas de la escena. En una de ellas se observa una enigmática figura alargada que parece «emanar» de uno de los nichos y tocar la espalda de la mujer.

Macharaviaya es un pueblo y municipio español de la provincia de Málaga, Andalucía, situado a 235 metros sobre el nivel del mar. Macharaviaya está en la comarca de la Axarquía. Su población en 2016 era de 461 habitantes. Sus habitantes se denominan macharatungos.

En la segunda fotografía, tomada en el panteón de los Gálvez y captada con falta de luz, se puede distinguir a ALGUIEN que cruza ante la cámara, dejando a su paso una estela blanca.

Sin duda, un lugar apasionante como uno de tantos que encierra el misterio en torno a la Andalucía más profunda, que siempre nos sorprende con lugares enigmáticos e historias sin resolver. Creo que llamaremos a Jorge Ríos para que se pase por aquí y hagamos a este lugar una visita como Dios manda, mucho más profesional que la descripción que yo os traigo en esta ocasión. Hasta el próximo misterio, amigos de Informe Insólito…

Compartir
Iván Castro Palacios
Piloto comercial, instructor de Auxiliares de Vuelo y Piloto de Drones - RPAS e investigador de misterios aeronáuticos. Colaborador de Espacio en Blanco en RNE, de RTV Onda Azul de Málaga, de PTV Málaga Televisión, de La Noche de Andrómeda en LNDA Radio, de Otros Mundos con Javier Belmar y de Ya Te Vale FM. Contacto: ivancpmisterio@yahoo.es

Dejar una respuesta