La chica de la curva ¿leyenda o realidad?

5
2787

¿Quién no ha escuchado alguna vez la leyenda de la chica de la curva? Esa historia que pertenece al folclore del terror en la que se cuenta, que una chica que perdió la vida en un accidente de trafico al salirse su coche en una curva, se aparece haciendo autoestop y que trae desastrosas consecuencias a quien decide parar para ayudarla.

Publicidad:

En todas las poblaciones, ciudades o países del mundo existe esta leyenda, aunque no siempre con el seudónimo de la chica de la curva. Barcelona, Gerona, Madrid, Guipúzcoa, Cáceres, Albacete, Mexico o Estados Unidos, da igual el lugar todos conocemos a alguien que a su vez dice conocer a otra persona, que alguna vez recogió o vio a este ser fantasmal de apariencia femenina, vestida de blanco. Pero esto plantea la primera pregunta, ¿quién es esta chica que al parecer a fallecido tantas veces y en tantos puntos distintos de nuestra geografía y del mundo y en años distintos?

Como es evidente esta leyenda no es más que eso una leyenda sin un origen aparente y sin ningún fundamento real y que la misma necesidad de las personas en creer en el mas allá y en los cuentos de terror la ha mantenido con vida. Por desgracia en nuestras carreteras cada año muchísimos jóvenes pierden la vida en accidentes de tráfico, pero nada tienen que ver con esta escabrosa creencia.

Publicidad:

chica_curva-2

La leyenda actual

Cuenta la leyenda que una joven vestida con un ropaje de color blanco estilo vestido de novia se aparece en las carreteras, cerca de una curva peligrosa haciendo autoestop. Cuando estos la suben en el coche, el silencio detiene el tiempo y antes de que se den cuenta la muchacha dice: – “Cuidado, en esta curva perdí la vida yo”. Cuando el conductor se gira para ver a la chica esta ya ha desaparecido y muchas ocasiones el volver la vista hace que pierda el control del vehículo y acabe en un funesto accidente.

Publicidad:

 

La leyenda de antaño

Como era de esperar esta leyenda ya circulaba hace siglos, entre los viajeros y los caminantes que vagaban por los senderos y caminos de los bosques. La misma versión, pero en distinto tiempo y con diferentes medios de transporte. Paraba a los jinetes que iban en carruaje o a caballo y les pedía que la montaran a lomos de este o en el interior de su coche, el final siempre pasaba lo mismo, les alertaba de algún peligro donde ella perdió la vida y desaparecía mientras el vehículo o animal aún seguía en movimiento.

Una de esas historias nos remonta a la biblia concretamente el relato del etíope que recoge el apóstol Felipe en su carroza, y quien lo bautiza antes de desaparecer en la nada misteriosamente, pero no queda ahí la cosa. En la tradición medieval nos encontramos con semejantes historias de viajeros que circulan por caminos peligrosos y donde una joven los detiene pidiendo que la lleven. En estos casos la muchacha no habla y el trayecto permanece tranquilo hasta llegar al final de este que es cuando la figura femenina se desvanece.

philip
El etíope y el apostol Felipe.

Lejos de provocar un inminente accidente, esta aparición en la antigüedad era interpretada como alguien que intentaba de alguna manera avisar y evitar los peligros que en un punto determinado de un camino ocurrían.

Hoy en día gracias a la tecnología, los foros y las redes sociales, encontramos estas y otras leyendas sobrealimentadas. Como ya he dicho la necesidad de creer en algo mas y en el propio terror las mantiene con vida porque cuando buscamos información sobre su origen no encontramos más que habladurías de la gente que cuentan que ellos conocen a una persona que perdió la vida en una curva. Pero si las historias de hace siglos ya nos hablan de este tipo de avistamientos, ¿Cuantas veces a fallecido esta persona?

Las leyendas de terror son propias de la noche de Halloween y deberían quedarse en eso.

Compartir
Jorge Rios Corral
Investigador y divulgador de la temática paranormal. Es director y presentador en Informe Enigma, La Noche de Andromeda, colaborador independiente en la revista Mundo Misterioso y miembro del grupo Enigma Investigación. Contacto: enigma-rpa@hotmail.com

5 Comentarios

  1. M7y buen estudio. Y muy buena exposicion. Al fin alguien habla claro. En breve me pongo en contacto con ustedes para compartir material.

  2. Muy bueno, pero no es el Felipe el Apóstol, se trata en realidad de Felipe el Diácono, un personaje que aparece en varias ocasiones en los «Hechos de los Apóstoles».

    Felipe fue uno de los siete diáconos elegidos para cuidar a los pobres de la comunidad cristiana de Jerusalén (Hechos, 6). Predicó e hizo milagros en Samaria, convirtió a Simón el Mago y bautizó a un eunuco etíope en Gaza, acontecimiento que suele tomarse como el punto de partida de la Iglesia ortodoxa etíope (Hechos, 8). Más tarde, vivió en Cesarea, junto con sus cuatro hijas, y allí recibió la visita de Pablo de Tarso (Hechos, 21).

Dejar una respuesta