Expedientes X ocultados por los Gobiernos (III): Ovnis VS Aviones

0
3118

Noche del 24 al 25 de Abril de 1955. Algo increíblemente enorme roza nuestra atmósfera. Desde el observatorio de Monte Palomar, en California, se detecta la presencia de un objeto de más de 10 Km de diámetro, con forma esférica y orbitando la Tierra de Este a Oeste, a una altitud de 500 Km. El objeto desconocido activa las alarmas en todos los Gobiernos del la Tierra.

Publicidad:

Bienvenidos de nuevo, amigos de Informe Insólito, a una entrega nueva como cada miércoles, en nuestra sección de Misterios Aéreos. La semana pasada hablamos del famoso primer encuentro del Gobierno del Presidente Eisenhower con seres de otra civilización. Comenzaba así una carrera de “acoso y derribo” a cualquier persona, institución, cargo o profesional que intentase airear cualquier dato que obrara en su poder en relación al fenómeno OVNI en los EEUU. Los tentáculos del poder sobresalían, en este tema, de las fronteras de Norteamérica y ya alcanzaban cualquier punto del planeta donde se produjera un avistamiento o contacto OVNI.

Amazonas 1976
Los pilotos comerciales tomaron una decisión como colectivo que era mucho más cómoda. Si no veían “nada”, no habría “nada” que informar o declarar. Y así, era mejor no decir nada si en realidad eran protagonistas de algún avistamiento en algún momento de sus vuelos. Este suceso de la foto ocurrió sobre el Amazonas en 1976. FOTO REAL.

Hoy hablaremos de esa “negra” campaña que se inició contra los profesionales que más fácil tenían ser protagonistas de un auténtico episodio OVNI, los pilotos comerciales de aviación. Sin duda, por su puesto privilegiado sentados a miles de metros de altitud, eran muy sensibles a convertirse en los protagonistas de avistamientos en los cielos e incluso, contactos directos con seres tripulantes de esas desconocidas naves. La campaña de acoso y derribo, como antes dije, hacia este colectivo de profesionales, los pilotos de líneas aéreas, fue orquestada por parte del Gobierno de los EEUU. Comenzó un 17 de Febrero de 1954, cuando ese día, Oficiales del Servicio de Inteligencia de los Transportes Militares se reunieron con altos directivos de Líneas Aéreas y miembros de la Asociación de Pilotos Civiles en el Hotel Roosevelt, en Hollywood.

Publicidad:

En aquella reunión, se le llegó a decir a los civiles presentes que los OVNIS eran un grave problema para el Gobierno de los EEUU, y que los pilotos debían comunicar inmediatamente por radio, a la torre de control del aeropuerto más cercano o al centro de control más próximo todos los casos que observasen en vuelo sin hacer absolutamente ningún tipo de declaración pública. Posteriormente, se quiso obligar a los pilotos que observasen algún fenómeno OVNI, a realizar diversos informes tras esos avistamientos y a someterse a molestos interrogatorios en instalaciones militares. Esto dio que pensar a los pilotos comerciales y al final tomaron una decisión como colectivo que era mucho más cómoda. Si no veían “nada”, no habría “nada” que informar o declarar. Y así, era mejor no decir nada si en realidad eran protagonistas de algún avistamiento en determinado momento de sus vuelos. La vida para ellos sería menos complicada.

El 17 de Mayo de 1954, cuatro pilotos de la Guardia Nacional de los EEUU que volaban con sus reactores sobre la región de Dallas, en Texas, de repente se encontraron con nada más y nada menos que 16 OVNIS sobrevolando la zona. Los aviones militares inmediatamente fueron dejados atrás debido a la alta velocidad de aquellos objetos voladores no identificados y a su alta capacidad de maniobrabilidad, desconocida en aquella época en aeronaves construidas por el hombre. Muy pocos días después, el 31 de Mayo de 1954, varios oficiales militares destinados en la Quinta Fuerza Aérea de los EEUU, que estaba destacada en Japón, llegaron a confirmar unas noticias que habían saltado a la luz pública, que decían que varios aviones americanos militares, con base en Corea, habían hecho un seguimiento de OVNIS en la zona y que, incluso, habrían abierto fuego contra esas naves desconocidas en una auténtica escaramuza aérea.

Publicidad:
yikes
Los OVNIS eran un grave problema para el Gobierno de los EEUU, y los pilotos debían comunicar inmediatamente por radio, a la torre de control del aeropuerto más cercano o al centro de control más próximo todos los casos que observasen en vuelo sin hacer absolutamente ningún tipo de declaración pública.

Seguimos en el año 1954 con otro caso interesante. En aquel entonces, la tripulación de un avión comercial de la compañía aérea inglesa BOAC, que despegaba del Aeropuerto Internacional de Nueva York (JFK) con destino a Shannon en Irlanda, no se imaginaba lo que estaba a punto de vivir en pleno vuelo. El comandante del avión, su tripulación a bordo y los propios pasajeros, llegaron a observar una gigantesca nave nodriza (así la denominaron) de aproximadamente 300 metros de longitud. Esta enorme nave volaba acompañada de 6 OVNIS de menor tamaño. Esta formación de origen desconocido, comenzó a volar en formación junto al vuelo de la BOAC. Enseguida llegó la tensión a la cabina de vuelo. El comandante se puso muy nervioso y decidió comunicarse con una base militar americana situada en Terranova. La Fuerza Aérea de EEUU no tardó en enviar un caza interceptor tipo F-86 Sabre. El caza jamás logró alcanzar aquella formación de OVNIS ya que enseguida emprendieron su huida a una velocidad endiablada, imposible de lograr para cualquier avión militar.

También en Julio de este mismo año 1954, un interceptor militar tipo F-94 fue enviado por la Fuerza Aérea de los EEUU a identificar un objeto volador no identificado que logró detectar un radar del Comando de Defensa Aérea de los EEUU. El caza militar, en aquella ocasión, si logró aproximarse al OVNI, pero al hacerlo, la cabina de vuelo de los dos pilotos militares que tripulaban el F-94 se llenó de tanto calor que ambos tuvieron que abandonar la aeronave y saltar en paracaídas porque el avión se volvió ingobernable bajo esas condiciones de vuelo. El caza militar terminó estrellándose en un pueblo llamado Walesville, en la región de Nueva York. Este “suceso” mató a cuatro personas en tierra por el impacto descontrolado del caza militar. Este expediente OVNI nunca fue solucionado por la Fuera Aérea de los EEUU.

Este era el bombardero B-57, que vivió la persecución OVNI mientras rodaba secuencias para la publicidad de la Fuerza Aérea americana. Al revelar los resultados, analistas fotográficos descubrieron en tomas realizadas, tanto fotos como vídeos, un OVNI camuflado que siguió todo el tiempo el vuelo del bombardero.
Este era el bombardero B-57, que vivió la persecución OVNI mientras rodaba secuencias para la publicidad de la Fuerza Aérea americana. Al revelar los resultados, analistas fotográficos descubrieron en tomas realizadas, tanto fotos como vídeos, un OVNI camuflado que siguió todo el tiempo el vuelo del bombardero.

Y para terminar nuestro recorrido por el año tan intenso que resultó ser 1954, hay que recordar el caso del vuelo del nuevo bombardero B-57, que se llevó a cabo sobre la base militar de la Fuerza Aérea de los EEUU de Edwards. Se rodaban unas secuencias del vuelo del avión, que servirían como publicidad de la Fuerza Aérea americana. Al revelar los resultados, analistas fotográficos descubrieron en tomas realizadas, tanto fotos como vídeos, un OVNI camuflado que siguió todo el tiempo el vuelo del bombardero. Después del hallazgo, se llegaron a manipular a propósito aquellas tomas para que, a la luz pública, resultasen falsas.

En el año 1955 el fenómeno OVNI continuaba con la misma intensidad. La noche del 24 al 25 de Abril de este año se detectó algo tan enorme en nuestros cielos que los expertos no daban crédito. Desde el observatorio de Monte Palomar, en California, se detectó la presencia de un objeto, nada más y nada menos, que de más de 10 Km de diámetro. Tenía forma esférica y estaba orbitando la Tierra de Este a Oeste, aproximadamente a una altitud de 500 Km. Lo inquietante es que cada vez se acercaba más a la superficie de nuestro planeta. El OVNI gigante tardaba solamente una hora en dar una vuelta completa a nuestro planeta. Inmediatamente después de este hecho, tanto autoridades norteamericanas como británicas, francesas y soviéticas, celebraron una Cumbre Conjunta en Ginebra el 18 de Julio. Todos los países presentes intentaban averiguar quién era el responsable de aquel gigantesco “satélite” que orbitaba la Tierra a una velocidad de 30.000 Km/h. Después de llegar a la conclusión de que era obvio que aquello no tenía procedencia terrestre, todos los países comenzaron a priorizar sus presupuestos en los programas de investigación espacial. La verdadera naturaleza de aquel objeto gigante de 10 Km de diámetro, era demostradamente extraterrestre.

JFK-y-OVNIs-620x300
El 24 de Mayo de 1962, sucedía algo insólito en una base americana en California. Asistió el mismísimo Presidente J.F. Kennedy, junto a varias personalidades de EEUU, a una demostración del funcionamiento de la tecnología OVNI. Entre los asistentes estaba Alberto Perego, cónsul por aquel entonces, que fue uno de los testigos oculares de los hechos.

Pero no tardaron en tomar medidas. Justamente, tras la cumbre internacional celebrada de urgencia en Ginebra, en Julio de 1955, tanto EEUU como la URSS (las dos superpotencias en aquellos años), se pusieron de acuerdo rápidamente para lanzar cohetes equipados con cámaras de video para investigar fuera de la atmósfera aquel enigmático objeto de dimensiones colosales, que orbitaba a la Tierra en aquellos días. En la base aérea americana de White Sands, en EEUU, el Departamento de Prensa del Gobierno de los EEUU, hizo el siguiente comunicado: “Los preparativos para el lanzamiento del Mouse han sido acelerados. Se estima que en Agosto del próximo año 1956, podría ser lanzado al espacio para facilitar información respecto al cuerpo no identificado que orbita entorno a nuestro planeta”.

En nuestros días, se ha estrenado la película en el cine sobre la historia del piloto norteamericano Francis Gary Powers, aviador militar al cual derribaron junto con su avión espía en Mayo de 1960 sobre territorio la URSS. El piloto Powers siempre declaró que su accidente fue un suceso rodeado de fenómenos no explicados que le sucedieron en el aire aquel día. En el año 1960, precisamente se detecta otro objeto volador no identificado de origen extraterrestre orbitando nuestro planeta Tierra. Se descubre la misma noche en la que EEUU lanza al espacio un satélite denominado “ECO I”. El OVNI consigue ser fotografiado por la Grumman Aircraift Engineering Corporation el día 25 de Mayo de 1960. Esta supuesta nave extraterrestre estuvo orbitando el planeta Tierra durante varios meses y luego emprendió viaje desapareciendo para siempre.

UFO_at_Sunset
La noche del 24 al 25 de Abril de 1955 se detectó algo tan enorme en nuestros cielos que los expertos no daban crédito. Desde el observatorio de Monte Palomar, en California, se detectó la presencia de un objeto de más de 10 Km de diámetro. Tenía forma esférica y estaba orbitando la Tierra de Este a Oeste, aproximadamente a una altitud de 500 Km.

Durante los siguientes tres años, en 1961, 1962 y 1963, el asedio OVNI continuaba sin ningún tipo de pudor por parte de civilizaciones desconocidas. El 10 de Enero de 1961, el cohete “POLARIS”, era lanzado por los EEUU desde Cabo Kennedy al espacio. El lanzamiento fue una odisea en cuanto al asedio que el cohete sufrió por parte de un objeto volador no identificado. El incidente fue perfectamente registrado cada segundo por el radar de control de misión y seguimiento desde tierra. El 24 de Mayo de 1962, sucedía algo insólito en una base americana en California. Asistió el mismísimo Presidente J.F. Kennedy, junto a varias personalidades de EEUU, a una demostración del funcionamiento de la tecnología OVNI. Entre los asistentes estaba Alberto Perego, cónsul por aquel entonces, que fue uno de los testigos oculares de los hechos. El 1 de Mayo de 1962, el aviador militar americano Joseph Walter, que era piloto del avión cohete experimental X-15 de los EEUU, consiguió filmar varios OVNIS que lo siguieron en uno de sus vuelos. La película rodada por Walter, enseguida fue confiscada por los servicios de la Fuera Aérea Norteamericana.

También en 1962, un 17 de Julio, otro piloto militar del prototipo X-15 llamado Robert White, que hacía un vuelo de pruebas y entrenamiento en ese modelo de avión, comunicó de repente por la radio lo siguiente: “Hay cosas ahí fuera…”. Siguió con la comunicación y dijo lo siguiente: “Un objeto blanco grisáceo se ha puesto a la par volando con mi avión y ha maniobrado como planeando, colocándose sobre mi cabina. Después de situarse nuevamente a mi costado, ha picado y se ha alejado a una enorme velocidad!!”.

2
Robert White en la foto. En 1962, el 17 de Julio, pilotaba el prototipo X-15, que hacía un vuelo de pruebas y entrenamiento. Comunicó de repente por la radio lo siguiente: “Hay cosas ahí fuera…” Grabó con la cámara del avión un auténtico episodio de asedio OVNI.

En aquel instante, el avión X-15 de Robert White volaba a una velocidad de 6.200 Km/h y una cámara de vídeo que iba instalada a bordo del avión consiguió filmar aquel episodio de asedio del OVNI al avión militar. Otra vez más, nada más terminar el vuelo, la cinta de vídeo fue puesta bajo jurisdicción del poder de la Fuerza Aérea Estadounidense para siempre. Como podéis observar, amigos de Informe Insólito, los capítulos ocultos sobre los Expedientes X que desconocemos hoy en día, son numerosos y muchos pilotos siempre han estado involucrados en infinitos incidentes de este tipo. En nuestra sección de Misterios Aéreos seguiremos repasando con todos vosotros, muchos más casos desconocidos así que hasta el próximo vuelo del misterio. Os espero aquí, en Informe Insólito…

Compartir
Iván Castro Palacios
Piloto comercial, investigador de misterios aeronáuticos. Colaborador de Espacio en Blanco en RNE, de RTV Onda Azul de Málaga, de PTV Málaga Televisión, de La Noche de Andrómeda en LNDA Radio, de Otros Mundos con Javier Belmar y de Ya Te Vale FM. Contacto: ivancpmisterio@yahoo.es

Dejar una respuesta