El cosmonauta de Casar

0
2473

Vamos a tratar uno de los descubrimientos más increíbles de la historia y cultura en Extremadura, hoy en día en el olvido, por desgracia. Describiremos a una estela encontrada, una piedra en forma de lápida que fue descubierta en el bonito pueblo de Casar.

Publicidad:

Las estelas eran una especie de monumento funerario en forma de pedestal o lápida donde se podían encontrar inscripciones o textos grabados que sirvieron de gran ayuda a arqueólogos e historiadores para poder conocer la historia. Estas estelas o monumentos monolíticos estaban hechos en piedra.

En nuestro caso se trata de una piedra de granito muy grande y pesada, una gran plancha que se encontraba ubicada e incrustada formando parte del muro que delimitaba el cementerio del pueblo. Fue descubierto hace unos 40 años y siempre formó parte del paisaje urbanístico y del día a día del pueblo. Las mujeres ancianas del lugar se santiguaban al pasar al lado y los niños jugaban con total normalidad en las inmediaciones.

Publicidad:

Aquella piedra era una de las piezas más insólitas y extrañas jamás encontradas en nuestro país, así como única por su contenido y mensaje. En esta estela del siglo I a.c. se encuentra representado lo que parece ser un extraño visitante, un ser extraterrestre, el cual posee una inscripción, un mensaje.

Publicidad:

La figura está formada por cabeza, brazos y piernas, diremos que es una estela antropomorfa. La forma del cuerpo es delgada y tiene una sonrisa muy marcada y amplia que a primera vista nos podría inquietar un poco. Tiene una cabeza muy grande y de aspecto ovalado,  lo que nos insinúa que podría tratarse de un posible casco o escafandra. La primera impresión viendo la cabeza es que se trata de un astronauta, un viajero de otro tiempo que vino de algún lugar exterior.

Con cuello largo y robusto , los ojos que se muestran son pequeños y rasgados, los hombros se encuentran como arqueados y elevados, posee unos extraños dedos, piernas musculosas y lleva de calzado unas impresionantes botas que nos recuerdan sin ninguna duda a las de un astronauta. A nuestro amigo lo llamaremos “El Cosmonauta de Casar”.

Según el conocido periodista e investigador Iker Jiménez  podría tener cierta similitud a alguna otra figura de visitante aparecida en la historia, como las de los dibujos de la Pampa Colorada de Nazca en Perú, donde la figura se parece bastante, cuerpo de frente y piernas de perfil así como cabeza con forma de casco.

Lo más sorprendente de esta estela a parte de su forma, es el inaudito mensaje que tiene grabado. El texto parece estar escrito en un lenguaje indoeuropeo, o vetón con grandes influencias íberas, y en una especie de latín. Existen varias interpretaciones por estudiosos de la materia , pero nos quedaremos con la traducción de uno de los más prestigiosos epigrafistas de nuestro país, Ricardo Hurtado.  Para Hurtado las inscripciones se pueden interpretar como sigue:

I.D.I : IN DIE ITINERIS :  En el día de la marcha

M.I.M. : MEA IMAGO MANUERIT : Mi imagen permanecerá

ILVCIA: ILLUCIA : Ilucía.

SP.M.A : SPONSA MATER AMMANTISSIMA : Esposa, madre, amantísima 

SVDLIE : SUBDIE :  bajo el día

CK A: CENTUN KALENDAS AUGUST: 100 días a partir del 1 de agosto (8 de noviembre)

S.N. : SUBLEVAVIT NAVEM: Ascendió la nave

Algunos historiadores creen que se trata de un guardián del cementerio de alguien que velaba por las almas que allí yacían, otros que podría tratase de algún dios. Pero si la traducción de Hurtado es la acertada, el significado podría ser transcendental, estaríamos ante la primera y única descripción sobre la estancia y convivencia de un ser visitante, de un supuesto extraterrestre, el cual dejó escrita su historia en aquellos tiempos, tiempos que fueron difíciles y reñidos en batallas. Nos podríamos imaginar que este ser estuvo acogido, cuidado u ocultado por alguna familia, y que un día 8 de noviembre dejó Casar para emprender el viaje de vuelta a su planeta, o quizás vinieron a buscarlo, o tal vez murió y emprendió su último viaje .

Según el texto, se reconoce a una tal Ilucía, persona importante, a la cual le da su agradecimiento, y la considera, mujer, madre y que ama. También podría interpretarse que Ilucía fuera alguien que lo ayudo y lo iluminó durante su estancia,  como si hubiera sido su ser de luz, hasta el día que le tocó marchar en su nave.

No existen estelas de este tipo conocidas actualmente, es una pieza excepcional, genuina, solo hay algunas que se le parecen en la forma,  por ejemplo la estela antropomorfa que fue descubierta en 1968 en Italia, la cual posee una cabeza parecida, en forma de medio arco, tipo casco y con también con una característica única y es una clavícula doble,  y dos pequeños orificios que se presumen ser los ojos.

Del lugar donde procede esta estela ha sido siempre un punto caliente ufológico, las zonas  cercanas a El Arroyo de la Luz y Malpartida, son sitios con historial de avistamientos de todo tipo de objetos, objetos alargados, objetos brillantes y cilíndricos, así como esferas. También se conocen testimonios de encuentros con otros seres extraños, seres humanoides que volaban rodeados de esferas luminosas, criaturas misteriosas que se aparecían en caminos y carriles, seres posiblemente de otras dimensiones.

Estamos ante una posible muestra de la existencia pasada de un ser que nos visitó, un acontecimiento único debido a lo que pudiera representar y comunicar, de un texto el cual podría estar contando la historia de lo que podría haber sido una historia de afecto, de cariño de un ser de otro mundo,  el cual llegó a relacionarse con una familia, y porqué no, quizás mantuvo una bonita y estrecha relación, más profunda y afectiva con Ilucía, hasta que a nuestro amigo le llegó el momento de partir. ¿Os imagináis que pudiéramos estar ante la única conocida relación de amor entre un humano y un ser visitante de otro mundo?

Compartir
JASS
Ingeniero de sistemas navales, seguidor del misterio, del fenómeno OVNI y de lo paranormal. Skywatcher, astronauta de salón, y sobre todo cadista. Me gusta escribir sobre historias de barcos. Colaborador en Informe Enigma. Contacto: joseasanchezs72@gmail.com

Dejar una respuesta