Las desapariciones más insólitas y misteriosas

1
5217

Estas son las desapariciones más impactantes de la historia. Casos en los que no existe ninguna explicación coherente. ¿Es posible desvanecerse? ¿Cómo embarcaciones enteras han podido desaparecer sin dejar rastro? ¿Se trata de abducciones? ¿Dimensiones paralelas? ¿Portales a otro mundo? Me temo que nunca obtendremos respuesta a estas y otras preguntas. Vamos pues a conocer varios casos imposibles y que cada uno saque sus propias conclusiones.

Publicidad:

1 – Benjamin Bathurst

benjamin bathurstBenjamin Bathurst fue un Diplomático británico que en 1809 volvía de Hamburgo junto a un compañero. Tras comer en una posada de Perelberg, se dispusieron a proseguir el viaje, cuando Benjamin se aproximó a la parte delantera del coche para examinar los caballos. Desapareció como por arte de magia ante la estupefacción de su compañero de viaje. Nunca más se tuvo noticias.

Publicidad:

 

 

 

2 – Owen Parfitt

imagesOwen Parfitt tenía 60 años y un derrame cerebral que lo mantenía inmóvil, vivía con su hermana, que lo cuidaba. En junio de 1763, se encontraba sentado en la puerta de su casa como tenía costumbre en los atardeceres cálidos. Su hermana salió con un vecino a la calle para meter a Owen en casa, pero el hombre ya no estaba, en su lugar encontraron el abrigo bien doblado sobre la silla. Nunca más se tuvo noticias.

Publicidad:

 

3 – Los hippies de Stonehenge

largeEn agosto de 1971, una comuna hippie decidió pasar la noche en el centro del famoso circulo de piedras de Stonehenge. De repente se desencadenó una tormenta; un policía y un agricultor, los dos únicos testigos, aseguraron haber escuchado gritos procedentes del improvisado campamento. Según los dos hombres, una luz cegadora iluminó el círculo y los gritos se intensificaron. Lo único que se encontró fueron los restos de una hoguera.

4 – El niño pintor de Málaga

David_Guerrero_GuevaraDavid Guerrero de 13 de años de edad, era un niño con un talento especial para la pintura. El lunes 6 de abril 1987 tenía una entrevista en la galería de arte “La Maison”.  David se dirigió esa tarde a la parada de bus mas cercana, a unos 150 metros de su casa. Más tarde, su padre fue a “La Maison” para recoger a su hijo, David nunca llegó a la entrevista. La policía descartó la teoría de que David se hubiera escapado debido a que era un niño comprometido con la pintura con un círculo de amigos muy reducido. Otra teoría era que, debido a las capacidades naturales de David para la pintura, podría haber sido secuestrado por algún miembro de la élite relacionada con la cultura del arte. El secuestro por dinero también se descartó debido al hecho de que nadie llamó para pedir ningún rescate por el niño. La desaparición de David es todavía un misterio. Una desaparición que se clasifica como caso “extremo” debido al hecho de que no hay absolutamente ninguna pista sobre lo que le podría haber sucedido a David. No hay testigos. Era como si David se hubiera desvaneció en el aire. Hoy en día se le conoce como “El niño pintor de Málaga“.

5 – El niño de Somosierra

somosierra1Era el 24 de junio de 1986 por la tarde, Juan Pedro, según cuentan, estaba feliz ante la aventura que le esperaba, acompañaba a sus padres, Andrés y Carmen, en un viaje de sur a norte de España; hasta Bilbao, donde su padre, camionero de profesión, debía entregar con su camión cisterna 20.000 litros de “óleum” o lo que es lo mismo, ácido sulfúrico fumante.

El viaje transcurría con normalidad; hicieron las paradas de rigor para descansar y repostar: en La Venta del Olivo, en Las Pedroñeras (Cuenca) sobre la media noche; en la entrada de Madrid, y ya sobre las tres de la madrugada en la estación de servicio Los Ángeles. Sobre las cinco de la mañana, y ya a los pies de Somosierra, hicieron su última parada en el Mesón Aragón de Cabanillas de la Sierra, donde Andrés pidió dos cafés con leche y un dulce para el niño. Nada parecía presagiar la desgracia que se ceñía sobre la feliz familia.

La Guardia Civil confirmaría más tarde que Andrés perdió el control del camión en el descenso del puerto de Somorrierra debido al exceso de velocidad hasta estrellarse en el kilometro 95 de la antigua N-1. ¿Qué motivo tuvo el padre de familia para acelerar de esa manera en un punto donde tal velocidad suponía un suicidio? Nunca lo sabremos, ya que, tanto Andrés como Carmen, fallecieron en el siniestro. Sus cuerpos, consumidos por el ácido que emanaba de una grieta en la cisterna del camión, fueron encontrados pasada las nueve de la mañana.

Una vez fueron identificados los cadáveres del matrimonio, la guardia civil se dispuso a dar la terrible noticia a la familia de los fallecidos. María Legaz, abuela de Juan Pedro, solo pudo decir, “¿Cómo está el niño? Por favor, ¡dígame que mi nieto está bien!”, el agente apenas pudo responder en un susurro, “¿niño? ¿qué niño?, en el camión no iba ningún niño, señora”.

En un principio se habló de que el ácido podría a ver consumido el cuerpo del niño por completo, teoría que poco después fue rebatida por un grupo de expertos, ya qué, “aunque el cuerpo hubiese estado sumergido por completo en el ácido, los huesos, dientes, y parte de la ropa, habrían quedado intactos”. Tan solo un trozo de la suela de un zapato de niño hallado entre los restos de la cabina, daba a entender que un niño viajaba en el camión.

portadasomosierraLa teoría del secuestro es la más extendida; según los datos del tacógrafo, un disco del camión que registra velocidades, paradas, frenazos etc… Andrés realizo doce inexplicables paradas de muy poca duración durante el ascenso al puerto de Somosierra, las paradas de dos o tres segundos de duración solo tenía dos explicaciones posibles, o bien había mucho tráfico (cosa improbable dada la hora, eran las seis de la mañana), o bien el camión tenía un vehículo delante que lo obligaba a detenerse. Lo extraño fue la última parada, la más larga, más de veinte segundos, en la cima del puerto. Luego Andrés bajó a más de 120 kilómetros por hora (una locura para un camión cisterna que transporta 20.000 litros de ácido) hasta estrellarse en el kilómetro 95. Juan, hermano de Carmen y tío de Juan Pedro, está convencido de que le arrebataron al niño en esa última parada de veinte segundos, y que Andrés, desesperado, persiguió a los secuestradores hasta que no pudo controlar el camión en una curva.

Juan también tiene una teoría de porque les arrebatarían al niño: al pie del puerto de Somosierra había un control de la policía, Juan cree que un grupo de delincuentes cogieron a Juan Pedro y le entregaron un paquete a Andrés que tendría que cambiar por el niño una vez pasado el mencionado control.

Esta teoría coincide con la declaración de un testigo que afirmó haber visto como en el lugar del accidente dos personas bajaban de una Nissan Vanette y rebuscaban entre los restos del camión donde cogieron un bulto y se marcharon.

6 – Amelia Earhart

amelia-earhartAmelia Earhart era una famosa piloto conocida por ser la primera mujer en cruzar el Atlántico pilotando un avión. Esto fue en 1928.

En 1937 decidió dar la vuelta al mundo en su avión. Y despegó junto a su asistente desde Miami. En Nueva Guinea, tenía previsto salir hacia una diminuta isla de Honolulú para repostar. A pesar de las inclemencias meteorológicas Amelia despegó. El último mensaje que se capta es que está volando a menos de 1000 metros sobre el mar, que se ha perdido y que apenas le queda combustible. Nunca más se supo.

Hay quien dice que fue secuestrada por los japoneses, otros que voló hasta EEUU para llevar una vida de incógnito, e incluso que aterrizó en una isla deshabitada perdiéndose para siempre. El caso es, que a pesar del intenso despliegue para su rescate, nunca se encontró el más mínimo indicio de lo que pudo haberle sucedido.

Y esto es todo por hoy, queridos insólitos, son tantos los casos de desapariciones misteriosas, que voy a preparar otra entrega en breve.

Toda la información en tu email

¿Quieres estar informado de las noticias que los medios de comunicación ocultan? ¡ÚNETE!

Únete a otros 629 suscriptores

Compartir
Christian López
Escritor, poeta, columnista, amante del misterio, superviviente inconformista y antisistema

1 Comentario

Dejar una respuesta