Curiosidades que no sabías sobre las hienas

0
1382

Si existe un carnívoro de la sabana africana que pueda presumir de ser la criatura más incomprendida y con peor fama de todas, sin duda será la hiena. Tachada de ladrona y cobarde, con un característico ruido que recuerda a una risa burlona, lo cierto es que la hiena puede sorprender a cualquiera que se aventure en su mundo durante el tiempo suficiente.

Publicidad:

2011-Spotted_HyenaLo primero que resalta es su aspecto físico. No se parecen a ningún otro animal de su entorno. Un profano podría emparentarlas con los cánidos (perros y lobos), con los que guarda cierta similitud. Sin embargo, las hienas son más cercanas a los félidos (gatos, leones, etc.) y están también emparentadas con las mangostas. En la imagen se nos muestra una hiena manchada (Crocuta crocuta). Llegan a medir 1,65 metros de longitud desde el hocico a la cola, y alcanzan los 90 kilogramos de peso. Las hembras son bastante más grandes que los machos.

Además de ser mayores que los machos, las hembras son también mucho más agresivas. ¿Cómo lo consiguen? Lo cierto es que la hiena es la hembra más masculina de todo el reino animal. Su cuerpo tiene niveles muy altos de testosterona. Puede parecer insólito, pero las hienas deben luchar para conseguir alimento suficiente. De no ser así, no podrían producir la leche necesaria para amamantar a sus cachorros. Sin embargo, ese alto nivel de hormonas masculinas tiene efectos secundarios.

Publicidad:

Clitoris_Hiena

Conocer el sexo de un mamífero puede parecer una tarea bastante fácil. Sin embargo, en el caso de las hienas no es así. Las hembras poseen un falso pene y un par de testículos falsos, debido al alargamiento de los tejidos debido al alto nivel de testosterona. El falso pene puede llegar a medir 20 centímetros.

Publicidad:

Para el apareamiento, el pseudopene de la hembra se acorta y pueden producirse un correcto acoplamiento con el macho. Sin embargo, a la hora del parto, los cachorros deben salir a través de él, algo peligroso. Muchos mueren asfixiados durante el parto. Los cachorros heredan el alto nivel de testosterona, lo que los hace muy agresivos prácticamente desde sus primeros días de vida. Pasan las primeras etapas de su vida luchando con sus hermanos e intentando matarse entre sí, algo que consiguen con frecuencia, a pesar de los intentos de las madres por separarlos.

Si el aspecto de las hienas es insólito, su comportamiento social no lo es menos. Son las hembras las que controlan las manadas, existiendo una hembra líder. Los cachorros al nacer, adoptan automáticamente el rango de sus madres, lo que las destinas en el caso de las hembras a aparearse con machos concretos, los cuales también poseen rangos.

A pesar de que normalmente se las conoce como carroñeras y ladronas de cadáveres, las hienas están entre los cazadores más eficientes de la sabana africana. Pueden correr a gran velocidad y dar caza a casi cualquier herbívoro de la sabana africana. Bien es cierto que no le hacen ascos a la carroña u que los cachorros de otros animales como leones o leopardos tienen los minutos contados en el momento en que se encuentran con las hienas, lo que las convierte en los competidores principales de los grandes félidos.

Las mandíbulas de la hiena manchada están además entre las más poderosas de todos los mamíferos. Pueden ejercer una presión de mordida de hasta 800 kilogramos por centímetro cuadrado, algo útil para animales que entre su alimento tienen cadáveres, los cuales muchas veces están reducidos a huesos y otros tejidos duros. En ello también se distinguen de sus competidores los félidos, ya que estos rara vez consumen huesos (por miedo a romperse los dientes). En tiempos de escasez, esconden los restos de los cadáveres en el fango.

De hecho, debido a que consumen gran cantidad de huesos, los excrementos de las hienas contienen altas concentraciones de calcio, lo que les da un color blanco y una textura y dureza similar a los de una tiza.

Compartir
Juan José Alférez Cara
Biólogo. Le fascina la naturaleza y esa fuerza moduladora que durante millones de años ha dado lugar a todas las formas de vida que hoy habitan La Tierra, llamada Evolución, y que también ha servido de lienzo para las leyendas de todos esos escritores desde la Antigua Grecia hasta el Siglo XXI. Contacto:juanjoalferez1@gmail.com

Dejar una respuesta