Aokigahara Jukai, el bosque de los ahorcados

0
11900

En el monte Fuji, símbolo típico de Japón se encuentra unos de los bosques más terroríficos de todo el mundo, Aokigahara Jukai, el bosque de los ahorcados o  mar de árboles. Situado al pie de esta montaña, en la parte noroeste, éste es uno de los más frondosos y oscuros que existen en Japón. Sobre este bosque desde hace mucho tiempo abundan las leyendas, leyendas sobre esferas de luces, encuentros ovnis, presencias fantasmales , historias que cuentan que el cráter es una posible puerta interdimensional que se comunica con el inframundo donde existen criaturas horribles y extrañas.

Publicidad:
Imagen del bosque de los ahorcados, donde se aprecia la espesa vegetación que provoca una gran oscuridad y humedad.

No es un bosque muy grande ya que podía ser recorrido en pocas horas de extremo a extremo, sin embargo según la leyenda los que se atreven a penetrar en él nunca vuelven. Hoy en día todavía se pierden muchos excursionistas al adentrarse demasiado. Se pueden encontrar restos de personas que intentaron profundizar. Esqueletos con una cobertura de musgo verde,  cuerpos fragmentados y medio devorados por los animales. Cuerpos que pertenecieron a aquellos que fueron a buscar a amigos o familiares y que nunca volvieron.

Imagen de un cuerpo descansando sobre el musgo y la maleza de este húmedo bosque.

Sobre el terreno diremos que deben existir fuertes campos magnéticos ya que muchos de los que entraron allí equipados con brújulas terminaron perdidos, desorientados o volvieron al lugar de partida. La frondosidad existente también parece que imposibilita que exista una buena señal GPS, habiendo casos de gente extraviada aun estando equipados con estos sistemas satelitales de posicionamiento. Es un sitio plagado de grietas y recovecos por donde los curiosos y transeúntes podían caer y desaparecer ya que está ubicado sobre un antiguo mar de lava de hace más de 1000 años.

Publicidad:
Imagen de posible suicidia del bosque Aokigahara Jukai.

Este bosque siempre fue un lugar sagrado desde tiempos antiguos donde iban a morir valientes guerreros y samurais. Se practicaba lo que llamaban el Ubasute sobre todo en la época feudal, que significa “los que abandonan a la anciana”. Cuando existía mucha hambre y penurias, se llevaban a los familiares enfermos  de gravedad a lo alto de un monte a una colina y se les dejaba abandonados a su suerte,  terminaban devorados por las bestias o muertos por la desnutrición y la enfermedad.

Todo empezó  a raíz de una primera novela de un escritor llamado Seicho Matsumoto, la novela , “Nami no Tour” de 1960 que cuenta la historia de un par de amantes que terminaron suicidándose en este bosque. Esto sirvió como  influencia para que otro escritor llamado  Wataru Tsutsumi  publicara un tétrico libro denominado “la guía completa del suicidio” , donde se recomienda que lo ideal para un suicidio en condiciones es colgarse de una soga, y describe algunos sitios propicios para hacerlo en este bosque, y evitar así que encuentren tu cuerpo. A partir de esta negativa obra, muchos siguieron los consejos de Wataru y hubo una oleada de suicidios a finales de los ochenta donde la mayoría finalizó sus días en el bosque . Los principales motivos para tomar esta decisión aparte de problemas mentales, problemas económicos o de salud, era la de evitar gastos económicos a aquellas familias más humildes, ya que en Japón el hecho de suicidarse acarreaba muchos gastos a la familia.

Publicidad:
Imagen de otro ejemplo de un suicida ahorcado.

En la cultura japonesa donde el sintoísmo o shintoismo es la segunda religión con más seguidores, se tiene especial fe en la existencia de seres que pueden hallarse en la naturaleza y en otros planos superiores, se adoran a los espíritus y a los antepasados. Las historias de apariciones de fantasmas abundan, en concreto de los Yurei, fantasmas terroríficos que deambulan por el bosque, son almas que habían sufrido en sus vidas anteriores, que habían sido asesinados o habían muerto de manera trágica. Se especula que se manifestaban en el bosque las personas que se habían suicidado, o se habían quedado atrapados en el bosque para siempre. Cuentan que estos seres se apoderaban del pensamiento y del cuerpo de sus víctimas. Están condenados eternamente a vagar, sobre todo por la noche, se les puedes oír en el viento, se oyen cánticos guerreros, murmullos y lamentos para atormentar a aquel que los oye. Según la leyenda estos seres aparecen con cabellera negra y larga y levitando sin piernas entre la maleza.

Yurei
Los rumores y leyendas cuentan de la presencia de seres fantasmales en el bosque al caer la noche, como los Yurei.

La leyenda cuenta que incluso los árboles estaban poseídos por estas almas en pena. Que harán lo posible por llamar e intentar atrapar a los curiosos o transeúntes consiguiendo que nunca puedan salir.

El número de suicidios en el bosque desde finales de los ochenta oscila de 100-150 anuales, aunque han existido años recientes donde se han superado los 250 casos, la mayoría ahorcados. En los últimos años las cifras no han sido aportadas por las autoridades competentes para no alentar a la población mas débil a seguir este camino.  El bosque está repleto de carteles animando al posible suicida a que no lo haga como con frases como ” tu vida es valiosa y te ha sido otorgada por tus padres, por favor piensa en ellos, en tus hermanos e hijos. Busca ayuda y no atravieses este lugar solo.” Como curiosidad macabra existe incluso un número de cerca de 300 voluntarios que se dedican a limpiar de restos de cadáveres el bosque, pero sin adentrarse mucho, no pasan del kilómetro, ni tampoco lo hacen de noche ya que cuentan que notan presencias, escuchan ruidos extraños incluso sienten como los tocan.

Cartel informativo del bosque de los suicidios donde se dice: “Tu vida es valiosa y te ha sido otorgada por tus padres, por favor piensa en ellos, en tus hermanos e hijos. Busca ayuda y no atravieses este lugar solo”.

No cabe duda que los japoneses son un pueblo que nos sorprende constantemente sobre todo en su cultura, historia y religión, y aunque todo lo anterior suena a cuento chino, o mejor dicho leyenda japonesa,  la existencia de estos suicidios contemporáneos nos muestra una dura realidad, las cuales no son historias misteriosas de siglos atrás sino actuales. Quien sabe quizás este sufrimiento alimente a estos seres fantasmales que deambulan por los senderos oscuros de este bosque, teñido por el drama y la muerte.

Suscríbete si te gusta el vídeo:

 

Compartir
JASS
Ingeniero de sistemas navales, seguidor del misterio, del fenómeno OVNI y de lo paranormal. Skywatcher, astronauta de salón, y sobre todo cadista. Me gusta escribir sobre misterios navales, ufología. Colaborador en Informe Enigma. Contacto: joseasanchezs72@gmail.com

Dejar una respuesta