El acuático ser de la laguna de La Media Luna

0
8054

Hola amigos de lo insólito hoy os vamos a relatar una increíble vivencia padecida por un equipo de buzos que se sumergieron en una hermosa laguna, una laguna que forma un increíble ecosistema lleno de vida e inundado por maravillosas aguas cristalinas, reclamo turístico visitado por miles de personas al año así como fuente importante de la arqueología subacuática de México, llamada la laguna de la Media Luna o laguna vieja. Esta laguna se encuentra localizada en el municipio de Rio Verde en la localidad de San Luis Potosí, en México, encontrándose en un valle a unos mil metros de altitud.

Publicidad:

Originariamente existió un gran lago que con el transcurrir de los años se fue secando dejando la laguna con forma de media luna con una longitud de unos 300 metros y 40 metros de profundidad. Esta laguna está formada por la confluencia de varios manantiales los cuales inyectan a la laguna un caudal de casi 6.000 litros por segundo. Se cree que este hermoso paraje es de origen volcánico ya que mantiene casi todo el año temperaturas cercanas a los 30 grados centígrados.

Publicidad:

Es considerado como uno de los enclaves más increíbles de la arqueología acuática ya que se han encontrado numerosos objetos sobre todo de civilizaciones anteriores a la colonización española, civilizaciones como los Pames, los Otomíes y los Chichimecas.

figurit

Publicidad:

La gran cantidad de figuritas de barro y objetos encontrados en el fondo dan pie a los arqueólogos a pensar que en este sitio, en otras épocas, los habitantes de los alrededores tiraban ofrendas como si se tratara de un lugar sagrado donde habitaba el dios del agua y la diosa de la fertilidad. A parte de objetos de barro y cerámica se han encontrado elementos decorativos y de adorno formados por cristales, ámbar, oro y jade.

decorativo

También se han localizado restos óseos ya que se cree que tuvo que ser una trampa natural donde caían numerosos animales, incluso humanos. Se han hallado fósiles de animales prehistóricos y trozos óseos como el maxilar superior de un mamut.

mamut

Era costumbre que numerosos equipos de buceo fueran a practicar a la laguna, lo hacen a todas horas y muchos días del año debido a la claridad del agua y a su agradable temperatura. En un día de lluvia y de tormenta eléctrica, un grupo de buzos empezó una inmersión nocturna. Se trataba de un equipo de rescate de protección civil haciendo prácticas de buceo.

Sobre las doce y media de la noche, uno de los buzos, oficial táctico de vuelo de helicóptero de la policía de México, se percató de una fuerte luz que irrumpió desde el fondo. Su luminosidad era muy intensa para proceder de alguna linterna de algún submarinista. Según relata el testigo, aquella luz dio paso a lo que parecía una especie de espectro, un ser de luz, procedente del fondo de la laguna a unos 30 metros. El buzo llamó la atención de los demás y esa luz empezó a subir rapidísimo, el resto del grupo, los cuales eran siete en total, salieron huyendo dejando allí solo a nuestro protagonista.

Según el testigo, aquella cosa tenía aspecto de humanoide, con ojos grandes, cabeza alargada, extremidades largas y aleta dorsal. El ser se le acercó y empezó a nadar a su alrededor. El buzo intentó tocarlo pero aquello no tenía una masa corporal normal, estaba formado por algo gelatinoso y compuesto de agua, podía traspasar el cuerpo con las mano, era brillante y luminoso, millones de micro luces de colores con cierta actividad, materializándose en aquel ser. Su tamaño era como si se tratara de un niño, de 4 ó 5 años con larga cabellera.

Dibujo realizado por el testigo

La criatura entonces descendió dejando una estela visible de otra densidad diferente al agua, y se introdujo en uno de los seis cráteres que existen en el fondo. Pero aquí no acaba la historia, nuestro protagonista lo siguió hasta el interior del cráter y se topó con algo frío y suave.

Aquello era un cadáver humano, el cual tenía la boca abierta y los ojos, de todos los orificios le salía un liquido extraño que no era agua. El cadáver era reciente, menos de 72 horas, y al parecer no fue identificado ni fue reclamado por nadie.

Momento en el que el testigo extrae el cadáver del fondo de la laguna.

Siempre fascinará la idea de que vivan criaturas desconocidas o seres de otros mundos en las profundidades de los lagos, como por ejemplo el lago Baikal en Siberia, un gigantesco lago con una larga historia de sucesos OVNI y encuentros con humanoides acuáticos.

Compartir
JASS
Ingeniero de sistemas navales, seguidor del misterio, del fenómeno OVNI y de lo paranormal. Skywatcher, astronauta de salón, y sobre todo cadista. Le gusta escribir sobre historias de barcos. Colaborador en Informe Enigma. Contacto: joseasanchezs72@gmail.com

Dejar una respuesta