Pilotos: Cuando el fenómeno OVNI nos convierte en testigos excepcionales

3
4588

5 de Noviembre de 1990, son las 18:00 de la tarde y sobre los cielos europeos, entre muchos aviones comerciales, un vuelo de Air France se dirige a Barcelona sin novedad. De repente, en la fase de vuelo de crucero, lo que los ojos de su Comandante pueden observar se convierte en un fenómeno inexplicable a escala europea. Te lo cuento en mi artículo de Informe Insólito

Publicidad:

Bienvenidos una semana más a mi sección de Misterios Aéreos en nuestra web de Informe Insólito. Muchas veces, muchas personas que saben a lo que me dedico, me preguntan si alguna vez he visto o he sido testigo de fenómenos extraños o inexplicables que pueda haber observado desde mi despacho, desde mi cabina de vuelo. Personalmente nunca he vivido ningún tipo de avistamiento pero lo que hoy os voy a narrar, pone de manifiesto que los pilotos siguen siendo los principales testigos de excepción de hechos no explicados ni resueltos, de avistamientos enigmáticos y de situaciones de peligro en distintos espacios aéreos, relacionados con el fenómeno OVNI. Hoy os traigo tres casos que dieron la vuelta al mundo, muy recientes y sobre todo, casos cerrados o archivados sin ningún tipo de explicación ni resolución. Viajemos, pues, a lo detalles de cada uno de ellos.

Nadie puede negar la existencia del fenómeno OVNI porque está totalmente demostrado por personal que está 100% capacitado, como es el colectivo de pilotos (entre ostros muchos como controladores, personal aéreo y técnico) para distinguir entre lo que una aeronave puede realizar o no en nuestros cielos si hablamos de capacidad operativa o maniobrabilidad.

20 de Octubre de 1990, nos situamos en la región del Lago Hoyt, en el estado norteamericano de Minnesota en los EEUU. A las 21:00 de la noche, dos oficiales de policía son llamados tras los avisos alarmantes de varios vecinos de la zona y se presentan al Sudoeste del Lago Hoyt, donde según estos residentes, se estaban observando una serie de luces muy inusuales y de alta intensidad. Los policías pudieron comprobar en el lugar que los relatos de los vecinos eran totalmente ciertos, con sus ojos observaron aquellas extrañas luces. De hecho, una hora más tarde, aquellas luces cobraron aún todavía más intensidad y volumen y llegaron a ser detectadas por el radar del Aeropuerto Internacional de Duluth, situado en Minnesota. El radar llegó a captar hasta 5 objetos voladores no identificados.

Publicidad:

Sea como fuere, no se trataba solamente de luces sino que algún cuerpo físico estaba dentro de ellas o algún tipo de artefacto volador desprendía esas potentes luces porque si no, el radar no hubiera sido capaz de captar ningún tipo de señal. A esa misma hora, un avión comercial sobrevolaba la zona donde estos objetos estaban siendo avistados y los pilotos fueron testigos de aquel suceso. Pudieron situar dos luces muy potentes sobrevolando el lago a tan solo unos 300 metros por debajo de su aeronave. El informe final de este suceso se cerró diciendo que no había ningún tráfico aéreo conocido e identificado en la zona y que ningún fenómeno meteorológico atmosférico pudo causar aquellos avistamientos ni aquellas alteraciones en las señales de radar del Aeropuerto Internacional de Duluth.

Sudoeste del Lago Hoyt; según algunos residentes, se estaban observando una serie de luces muy inusuales y de alta intensidad. Los policías pudieron comprobar en el lugar que los relatos de los vecinos eran totalmente ciertos, con sus ojos observaron aquellas extrañas luces.

Viajemos ahora al 5 de Noviembre de 1990, 15 días después del suceso ocurrido en el Lago Hoyt. Dejamos Norteamérica y viajamos de nuevo al viejo continente, a Europa. Eran las 18:00 en punto de la tarde de ese día cuando miles de personas, a lo largo de todo el continente, vieron en los cielos europeos una formación enorme de luces de color verde, amarillo y de color naranja que volaban en formación triangular. En el aire, entre tantos cientos de aviones comerciales que surcaban los cielos, estaba un vuelo comercial de Air France que volaba rumbo a Barcelona.

Publicidad:

A las 18:03 exactamente notificó que estando a 30.00 pies (unos 10.000 metros) de altitud pudo observar una bola gigante en su horizonte, frente a ellos a una distancia indeterminada. Aquel artefacto volaba a una distancia de entre 3.000 y 6.000 pies por encima de ellos (entre 1.000 y 2.000 metros), tenía forma trapezoidal y portaba, al menos, unas 12 luces de color verde, amarillo y naranja, según el informe del Comandante del vuelo de Air France. De extremo a extremo de aquella formación habría una distancia de unos 3 Km entre aquellos objetos voladores no identificados. El Comandante del Air France siempre mantuvo que aquello era, obviamente, algún tipo de aeronave que no pertenecía a nuestro planeta. Al final de la jornada hubo reportes de este mismo avistamiento de hasta 6 aviones comerciales a lo largo de todo el espacio aéreo europeo. Principalmente en los cielos de Italia y Francia, que fue donde se vio claramente a esta aeronave o nave u objeto volador no identificado.

El Comandante Jean-Charles Duboc, de Air France, vivió otro suceso OVNI en el año 1994. El avistamiento OVNI que vivió llevó a aquel objeto volador no identificado a situarse a tan solo 250 metros del avión que pilotaba.

La propia Gendarmería francesa también realizó numerosos informes sobre aquel avistamiento. De hecho Francia, activó a uno de sus cazas militares en “Scramble” (salida inmediata de emergencia debido a que una aeronave no identificada invade el espacio aéreo de tu país); era un Mirage y despegó desde la base aérea de Oise para proceder a la identificación. Lo que se encontró el piloto del Mirage en los cielos coincidía enormemente con el suceso OVNI que tuvo lugar en la región belga de Glons y con el objeto que se vio, caso del que también hablamos en esta sección de Misterios Aéreos en Informe Insólito.

En España hubo avistamientos aquella jornada, la mayoría situados sobre el espacio aéreo de Galicia, al Noroeste de la Península Ibérica. Muchos testigos describieron el objeto volador no identificado como una aeronave extraña que salió del interior de una extraña nube y llevaba dos luces en forma paralela. En el centro de amabas luces, portaba otra luz que todavía brillaba mucho más y era de color amarillo y tenía forma de gajo de naranja. Otras luces rodeaban aquella aeronave tan extraña pero tenían una luminosidad menos intensa. La mayor parte del avistamiento se dio en la zona de Orense. El hecho sucedido aquella jornada en los cielos europeos y en su espacio aéreo llegó a ser motivo de consulta y preocupación en el mismísimo Parlamento Europeo.

Una de las pocas fotos 100% reales, libre de fakes y falsedades, es la tomada por un piloto comercial en el año 1976, sobrevolando la selva del Amazonas. Pudo capturar con su cámara un impresionante avistamiento OVNI, quedando probada al 100% la existencia de este inquietante fenómeno.

Apenas 6 meses después prácticamente, el 21 de Abril de 1991 hubo un incidente en los cielos británicos que se relacionó con los sucesos de Minnesota y de Europa 6 meses atrás. A las 21:00 de la noche había un vuelo comercial de Alitalia que cubría el trayecto Milán-Londres llegando a espacio aéreo británico. Al mando del avión estaba el Comandante Achille Zaghetti. Aquella noche no viajaban muchas personas a bordo, tan solo 57 pasajeros. De repente, sobre la zona del condado de Kent, en Inglaterra, el Comandante y su copiloto vieron pasar a solamente 300 metros de su avión, un objeto a toda velocidad que tenía forma de misil. Les había “rozado” literalmente pues era muy corta distancia para dos aeronaves en vuelo. Achille insistió en su informe que tenía forma de misil pero que en absoluto era un misil lo que habían visto.

Tenía 3 metros de largo y sus luces eran de color marrón. Voló hacia ellos, les sobrepasó muy cerca y desapareció en el cielo. Enseguida entró en juego el Ministerio de Defensa británico que comenzó a investigar este hecho. Al final de dicha investigación descartó cualquier presencia de un misil en aquel espacio aéreo y que el Departamento de Defensa Aérea no había identificado ningún misil a aquella hora en aquel lugar, quedando descartado por completo esta posibilidad. La única posibilidad que existía, tomando en cuenta las descripciones del objeto volador no identificado del Comandante Zaghetti, es que se tratase de un misil tipo “Target”, de unos 3,5 metros de largo pero se descartó porque ese tipo de misil era incapaz de alcanzar la altitud de vuelo que mantenía el avión de Alitalia en aquel momento del suceso, unos 8.000 metros (24.000 pies de altitud). El incidente se archivó para siempre sin conocer el origen de aquel artefacto.

A raíz del caso del avistamiento del Alitalia sobre Kent, Inglaterra, se supo que en los años 70 se diseño un avión experimental en forma de cigarro que consiguió volar. ¿Habrá llegado a estar operativo algún artefacto similar en nuestros días?

Nadie puede negar la existencia del fenómeno OVNI porque está totalmente demostrado por personal que está 100% capacitado, como es el colectivo de pilotos (entre ostros muchos como controladores, personal aéreo y técnico) para distinguir entre lo que una aeronave puede realizar o no en nuestros cielos si hablamos de capacidad operativa o maniobrabilidad. He querido dejaros estos tres ejemplos de casos de avistamientos OVNI por parte de pilotos para que veáis la importancia de este fenómeno y cómo nos afecta a nuestras operaciones diarias, operaciones que intentamos hacerlas de la forma más segura, a pesar de que ahí fuera existen fenómenos que son inexplicables y que están totalmente fuera del alcance de nuestro entendimiento. Hasta el próximo vuelo, amigo del misterio….

Compartir
Iván Castro Palacios
Piloto comercial, instructor de Auxiliares de Vuelo y Piloto de Drones - RPAS e investigador de misterios aeronáuticos. Colaborador de Espacio en Blanco en RNE, de RTV Onda Azul de Málaga, de PTV Málaga Televisión, de La Noche de Andrómeda en LNDA Radio, de Otros Mundos con Javier Belmar y de Ya Te Vale FM. Contacto: ivancpmisterio@yahoo.es

3 Comentarios

  1. Iván, ¿y como piloto nunca te has encontrado cerca de otro avión de los que aplican la geoingeniería y nos fumigan con estelas químicas que nada tienen que ver con las estelas de condensación de los reactores? ¿sabes de qué te hablo?

    Gracias por la respuesta y felicidades por la web!!

Dejar una respuesta