Las increíbles figuras de Acámbaro

8
7544

Esta semana vamos a contaros uno de los hallazgos mas increíbles y misteriosos, uno de los capítulos que pone en jaque a la arqueología tradicional, el descubrimiento de unas figuras de arcilla,  las cuales desataron mucha controversia por su supuesta autenticidad. Vamos a exponeros lo más destacable de este increíble descubrimiento.

Publicidad:
acambaro-
Figura donde se representa una especie de jinete con capa a lomos de un posible triceratops.

Un comerciante alemán llamado Waldermar Julsrud en 1945 tras unas fuertes lluvias descubrió unas piezas de cerámicas que habían sido desenterradas en una pequeña ciudad a unos 300 Km al noroeste de México DF, ciudad llamada Acámbaro, de unos 50.000 habitantes.

En la zona donde aparecieron estos restos y con la ayuda de unos amigos y un grupo de obreros, comenzaron a excavar por si encontraban algún resto mas ya que el lugar prometía ser algo revelador.

Publicidad:

Pues así fue, durante siete años, se encontraron cerca de 35.000 objetos  de cerámica, aunque existían figuras humanas, y otras formas, el mayor numero de ellas representaba a unos seres monstruosos, los cuales nos recuerdan a los extintos dinosaurios, animales que desaparecieron hace decenas de millones de años. Además se localizaron en zonas cercanas, varios cráneos humanos pero con dolicocefalismo, cráneo de forma ovalada,  un cráneo de mamut  y algunos dientes de un caballo desaparecido en el pleistoceno.

La mayoría de figuras descubiertas correspondían a dinosaurios y a animales ancestrales desconocidos, a reptiles, grandes y pequeños que daban la sensación de estar domesticados, eran como mascotas ya que aparecían junto a formas humanas. Grandes monos y primates, representaciones de actos de zoofilia con reptiles, divinidades desconocidas, y utensilios de la vida cotidiana aunque no eran funcionales, eran representaciones, hechos con una función decorativa.

Publicidad:
Figuras de mujeres con sus “domesticados” reptiles

Esta colección es una de las más misteriosas encontradas de todos los tiempos, comparables por ejemplo a los objetos coleccionados por el Padre Crespi, objetos y planchas regaladas por el pueblo Jíbaro, halladas  en Ecuador supuestamente procedente de las cuevas de Tayos. Estas figuras y objetos de Crespi poseían un increíble parecido a las figuras y objetos de origen mesopotámicos o sumerios, lo cual tumbaba las bases de la arqueología tradicional sobre el origen de la humanidad, ya que los objetos procedían de zonas muy lejanas entre sí,  pero esta es otra bonita historia que contaremos otro día.

Volviendo a Acámbaro, estas piezas o figuras de dinosaurios tenían la particularidad que no existía ninguna igual, todas eran diferentes, no habían sido fabricadas en serie ni bajo ningún patrón si no que eran totalmente genuinas y dispares. La mayoría de ellas fueron expoliadas y vendidas en el mercado negro.

Numerosas figuras encontradas y apiladas de increíbles formas

A parte de las figuras de estos reptiles, aparecieron mas objetos los cuales no encajaban e incluso no han sido clasificados ni encuadrados cronológicamente en ninguna civilización conocida. La localización era una zona muy limitada, muy cercada, como si hubieran sido fabricadas por un pueblo pequeño o civilización y enterradas superficialmente para ser encontradas con facilidad.

Figuras que nos recuerdan a los extintos dinosaurios

Muchos científicos negaron que fueran auténticas ya que no encajaban en ninguna cultura mesoamericana conocida y dudaron de su autenticidad. Debido a que estaban construidas con arcilla, la datación era mucho más difícil y se realizaron varios tipos de análisis. Las primeras pruebas se hicieron sobre trozos de materiales orgánicos, como hojas, raíces, las cuales estaban incrustadas formando parte de las estatuillas, se hicieron con carbono 14 , llegándose a la conclusión de que tenían una antigüedad de 2.500 años.En 1954, el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México con el Doctor Noguera al frente, intentó desmontar aquellos hallazgos y demostrar la falsedad de aquellas figuras ya que según él, se conservaban extraordinariamente bien aunque no demostró mucho más.

El señor Waldermar Julsrud, su descubridor, divulgó la descabellada teoría de que aquellas estatuillas podían pertenecer a la civilización avanzada de la Atlántida, lo cual no pudo demostrar. Para Waldermar las figuras eran de un templo azteca en Tenochtitlán y que habrían sido llevados allí por supervivientes de la Atlántida. Los aztecas durante la conquista española guardaron aquellas estatuillas para evitar ser robadas.

Extraño ser con cabeza alargada.

El doctor en historia Hapgood de la Universidad de Hampshire también sacó sus propias conclusiones, erudito en la arqueología e historia mesoamericana,  opinaba que podría tener razón Waldermar. Para él la Atlántida había estado al descubierto hasta el 4000 a.c.. Tenía la tesis de la existencia de una era de glaciación reciente, provocado por un movimiento de la corteza terrestre producida por la variación brusca del eje de rotación de la Tierra. Investigó in situ las figuritas, y estaba convencido de la autenticidad y que mostraban signos de la existencia de una civilización muy antigua y avanzada. Analizó los trozos de raíces y material orgánico y estimó que aquellas figuras parecían tener una edad de casi 3.600 años.

Figura que representa una especie de primate que nos recuerda a las gárgolas

Hapgood siguió haciendo descubrimientos y excavaciones interesantes en la zona hasta que encontró una escalera antigua hacia las profundidades de la tierra,  la cual estaba cubierta de material volcánico, nunca continuó con esta excavación ya que murió en 1980 y no sabemos si alguien continuó con su trabajo.

El centro de Arqueología de ciencia aplicada del Museo Universitario de Pensilvania, dató a las estatuillas entre 2.400 y 2.700 a.c. Curiosamente repitieron las pruebas una veintena de veces ya que no daban crédito a aquello. Usaron la técnica de la termoluminiscencia, técnica en la cual se calientan los objetos y dependiendo de la cantidad de luz que emitan se estima su edad siguiendo como referencia a unos patrones. Las figuras existen y están datadas de hace mucho tiempo, y podrían ser imprescindibles para reescribir la historia americana, algunas están actualmente en el Museo de Acámbaro donde se pueden visitar.

Figuras con formas extrañas y misteriosas en el Museo de Acámbaro

Ante estos hallazgos se nos ocurren infinidad de cuestiones sobre si fueran reales y milenarias, si provinieran de una civilización desaparecida. Son seres muy monstruosos como para ser fruto de la imaginación de un pueblo pequeño, son seres imposibles de casi ciencia ficción, posibles seres desconocidos de otros mundos subterráneos.

Tal vez fueran obras que creó algún artista ancestral, algún visionario genial que hubiera tenido contacto con esos extraños animales, bien por legado de sus antepasados o por sus viajes a un mundo o realidad desconocida y que incluso fuera capaz de enseñar o instruir a toda una aldea para fabricarlos y dejar así vestigios para su hallazgo por civilizaciones futuras.

Compartir
JASS
Ingeniero de sistemas navales, seguidor del misterio, del fenómeno OVNI y de lo paranormal. Skywatcher, astronauta de salón, y sobre todo cadista. Me gusta escribir sobre historias de barcos. Colaborador en Informe Enigma. Contacto: joseasanchezs72@gmail.com

8 Comentarios

  1. Querido amigo, cierto es que parece una inocentada pero no creemos que lo sea, ¿que opina usted cree que pueden ser obra de algún genio escultor ancestral o que se tratan de obras contemporáneas hechas por varias personas como reclamo turístico? muchas gracias por su interés!!

  2. Me parece que hacen mucho esfuerzo por quererlas presentar como algo que no pudiera haber sido hecho en su entorno, o quizás hasta en ningún otro cualquiera, así como que para conducir obligadamente, y no de modo precisamente sutil sino abierto, a que son seres de un inframundo, o de otro mundo, o quizas de algún universo alternativo donde nuestras fantasías pudieran ser una realidad. Tal como los pasos conductistas puestos en práctica por alguien a quien le guste una mujer, para que ésta llegue como a pensar que lo mejor que pueda hacer es tener sexo con el que gusta de ella. O sea, me parece una elaboración de pasos destinados a sugerir en las mentes que los consideren, la idea que el que los elaboró quiere que piensen.

  3. En 1972, técnicos del Museo de Arqueología y Antropología de Pensilvania ya demostraron que se trataban de falsificaciones. No entiendo cómo se le sigue dando credibilidad a estos fraudes.

    • Muchas gracias por su comentario, pero no he podido contrastar lo que apunta. No hay fuentes claras que confirmen lo que usted dice y yo tengo otras. Gracias por seguirnos.

  4. Hoy en día, existe mucha información conspirativa que pudiera dar a lugar a invenciones fraudulentas, la historia de estas piezas únicas se rescataron en la década de los 40s, el Sr. Valdemar alemán de origen, fué una persona sumamente reservada y seria, yo personalmente fui poseedor de una figura magnífica que adquiri en el mercado negro. Era un dragón alado. Las mejores piezas de esa colección personal fueron robadas o regaladas a políticos sin escrúpulos. En esa región del centro de México existen o existieron figuras de barro que se podían encontrar en las laderas de los cerros cercanos. Personalmente pude comprar algunas figuras que darían lugar a cuestionamientos y que sin embargo pude constatar de primera mano que se trataban de piezas antiguas porque eran pedaceras, piezas incompletas y el poro era ya muy compactado. Una de ellas, sólo adquirí la cabeza con el cráneo fragmentado, a la altura del cuello tenia a su alrededor corrugados para escafandra y en las orejas unas protuberancias en forma de cono con oyuelo en el centro y ojos jalados hacia arriba. Esa zona es muy interesante arqueológicamente hablando.

  5. Al respecto de las escaleras de piedra que bajan hacia lo desconocido, es verdad, se encuentran en una casona del centro del poblado, los dueños reciben visitantes misteriosos con vestimentas extrañas, de lejanas tierras. Son muy reservados los dueños para dar información.

Dejar una respuesta