La historia de la misteriosa @, el símbolo que se convirtió en icono

4
1922

El verdadero origen de uno de los símbolos más comunes y  utilizados por todos nosotros sigue siendo un misterio. Símbolo que vemos a diario y que forma parte de nuestra vida cotidiana, aunque pase casi desapercibido. Se ha convertido en un icono de las nuevas comunicaciones, conoceremos la historia de la misteriosa @, el símbolo que se convirtió en icono.

Publicidad:

Este curioso símbolo en España lo conocemos como “arroba” y su procedencia es del árabe, algo si como “ar-roub”, cuyo significado es cuatro o cuarto o cuarta parte. En el resto de países se le conoce por diferentes nombres, por ejemplo en Italia “caracol”, en Alemania “cola de mono”, en griego “patito”, en Hungría “gusano”, en chino “ratoncito”, en Noruega “cola de cerdo”, en sueco “tronco” , en ruso “pequeño perro”, en turco “oreja” y así una largo etcétera.

Publicidad:

Su origen real sigue siendo un misterio ya que se desconoce cómo nació aunque los estudiosos sí creen saber las primeras veces que empezó a utilizarse. Existen distintas versiones sobre sus inicios. Algunos creen que empezó a emplearse por romanos y griegos como unidad de peso. Otros creen que fue en la época medieval, mostrándose en algunos textos en latín. Se formaría al unir la “a” con la “d” y formar la preposición “ad” cuyo significado era “junto a” o “a” o “hacia”. Por esto se situaba delante de los nombres de los destinatarios. Se transformó de  “ad” a una “a” con cola. Se contrajo probablemente con el fin de escribir menos caracteres en la escritura y así para poder ahorrar pergamino o papel.

Otros investigadores creen que aparece por primera vez en una traducción del griego al búlgaro de una crónica griega datada del año 1345 d. C.. En este texto sin embargo parece tener connotaciones religiosas ya que sustituye a la letra “a” en la palabra “amén“. Esta utilización sería única y un verdadero misterio.

Publicidad:
Documento Taula de Ariza donde aparece la @ en 1448.

Según  expertos de la Universidad de Roma La Sapienza en Italia, creen que la primera vez que apareció la @ fue en 1536 d.C en una carta de un mercader italiano. La utilizaba para representar unidades de vino llamadas ánfora. La ánfora era un envase o recipiente de un tamaño estandarizado fabricado de terracota y que se utilizaba para transportar vino, aceite y granos por los comerciantes.

Sin embargo aquí en España hay vestigios más antiguos que la fecha anterior. Existe una carta del año 1448 d.C., en concreto en un texto aragonés donde aparece en la descripción de un cargamento de harina de trigo que se transportaba desde Castilla a Aragón. El documento de tipo aduanero se le conoce como Taula de Ariza y se encuentra archivado en la Diputación Provincial de Zaragoza. En este texto correspondía a una medida de peso que equivalía aproximadamente a unos 12 kilogramos.

Otros opinan que es un símbolo mucho más moderno, empleado para indicar el precio de algo por unidad y que se extendió tomando gran importancia en el siglo XIX. Aparecía en contratos de compraventa de mercancías. Pero fue en 1884 cuando figuraba en el teclado de una máquina de escribir modelo Caligraph de la fábrica americana Remington Arms. No obstante la @ era una auténtica desconocida por el público en general.

Mapa que muestra la topología de la red Arpanet donde se ven las conexiones entre universidades y administraciones.

No fue hasta principios de los años 80 cuando se le daría un uso que perduraría hasta nuestros días. En 1970 las comunicaciones entre ordenadores se hacían mediante conexión telefónica. En esos años el gobierno norteamericano contrató la tecnología que había desarrollado una compañía llamada BBN Tecnologies (Bolt, Beranek y Newman) en Massachusetts y empezaron a desarrollar una red llamada Arpanet, predecesora de la actual Internet. Arpanet se creó por el Departamento de Defensa de los EE.UU y se utilizaba para comunicarse entre los distintas administraciones.

Fue poco después, en 1971, cuando la @ saldría definitivamente de la oscuridad gracias al informático Ray Tomlison, el cual trabajaba en un proyecto cuyo fin era poder transmitir un mensaje desde una computadora hacia otra concreta viajando por una red. Para esto necesitaba dotar a cada computadora de un nombre individual así como el nombre de la persona remitente y también un destinatario que tuviera lo mismo. Tomlinson necesitaba incorporar un símbolo que diferenciara ambas partes. Se fijó en una inutilizada y olvidada @ que no provocaría confusión con ningún otro símbolo. Fue entonces cuando pudo enviar su primer “email”. Se envió a sí mismo un mensaje que navegó por Arpanet hasta recibirlo.  La  dirección para su máquina fue tomlinson@bbn-tenex.  A partir de entonces se implantó y se estandarizó estableciéndose para los correos electrónicos, usuario@máquina (servidor).

Imagen de Raymond Samuel “Ray” Tomlinson, quien murió el pasado 5 de marzo de 2016.

Con el paso de los años la @ se ha convertido en un icono de las comunicaciones y nuevas tecnologías y no parece que vaya a desaparecer ni dejar de utilizarse. El correo electrónico empezó a formar parte de nuestra vida ya que era una manera muy rápida, sencilla y económica de comunicarse.

Cierto es que las comunicaciones a través de las redes sociales y aplicaciones como WhatsApp han relevado la importancia del correo y la @. Los correos son más utilizados como herramienta de trabajo o para comunicaciones entre empresas y clientes. Incluso permite a los empleados de las compañías poder trabajar desde casa.

Ahora es utilizado en la red social Twitter precediendo al nombre del usuario y sirviendo en definitiva para mencionar o comunicarse con otros usuarios. También se emplea de una manera coloquial para englobar en un texto el género de las personas, con un uso no sexista y abreviado aunque no es aceptado por académicos de la lengua.

La @ ha pasado de ser un símbolo casi desconocido y misterioso, a un icono habitual de nuestra era al que parece le queda cuerda para r@to…

Compartir
JASS
Ingeniero de sistemas navales, seguidor del misterio, del fenómeno OVNI y de lo paranormal. Skywatcher, astronauta de salón, y sobre todo cadista. Me gusta escribir sobre misterios navales, ufología. Colaborador en Informe Enigma. Contacto: joseasanchezs72@gmail.com

4 Comentarios

  1. Me quedo con la boca abierta !! Jamas me habia planteado sinceramente de donde venia este simbolo tan util en nuestra vida diaria !! Articulazo, Jass !!

Dejar una respuesta