FOO FIGHTERS: Los OVNIS nacidos en la II Guerra Mundial

2
3714

Durante una misión de la RAF, uno de los pilotos a bordo de su avión de repente se ve sorprendido por una bola luminosa de apariencia metálica a 10.000 pies. El piloto asume que acaba de ver una nueva arma secreta de la Alemania de Hitler pero los Nazis piensan que Inglaterra y EEUU acaban de lanzar también su nueva arma aérea ultra secreta. Ambos bandos no saben qué es lo que sus ojos están viendo. Los bautizaron como “Foo Fighters”, los OVNIS nacidos en combate durante la II Guerra Mundial.

Publicidad:

Bienvenidos a bordo una semana más, amigos de Informe Insólito. Hoy vamos a retroceder en el tiempo hasta los años en que se libraban en los cielos europeos las batallas aéreas más duras de la II Guerra Mundial. Los pilotos británicos, americanos, alemanes y el resto de pilotos europeos no pensaban en ningún momento que serían los nuevos protagonistas en su época de uno de los mayores misterios aéreos todavía, a día de hoy, sin resolver. Si bien es cierto que ambos bandos, tanto los aliados como los nazis, pensaban que esto era producto del adelanto tecnológico del enemigo, la realidad es que ninguna de las dos partes de la contienda eran los verdaderos causantes de este nuevo fenómeno. Veamos un poco de qué se trata el tema que hoy os propongo.

foo-fighters
Testigos de los Foo Fighters fueron cientos de pilotos norteamericanos, británicos e incluso decenas de pilotos japoneses. El fenómeno, aunque comenzó a ser observado según los primeros reportes sobre los cielos europeos, enseguida se extendió a todos los campos (cielos) de batalla del planeta donde se desarrolla la contienda mundial.

Durante los combates aéreos sobre los cielos de Europa en la II Guerra Mundial, los pilotos comenzaron a divisar desde sus carlingas un fenómeno, para ellos totalmente inexplicable, que jamás habían vivido. Algo parecido a un caza de combate del que solo percibían una inmensa luz muy potente, que era lo más rápido que jamás sus ojos habían podido observar en vuelo, con apariencia metálica que pudieron observar en determinadas ocasiones. En definitiva, unas extrañas bolas luminosas. Sin embargo, ese misterioso objeto volador jamás entablaba combate alguno con los aviones a los que se les presentaba. Los aviadores militares enseguida los bautizaron como los “cazas de fuego”; así nacía el término “FOO FIGHTER”. De la pronunciación de la palabra “fuego” en francés seguido de la palabra “fighter” en inglés, que significaba caza (avión de combate).

Publicidad:
1944
Esta foto es real y fue tomada en vuelo en el año 1944 en los cielos de Japón. Se pueden divisar diversas esferas que vuelan en formación junto al caza de combate nipón.

Los encuentros con estos objetos voladores no identificados (OVNIS) se producían durante todo tipo de misiones aéreas y estos extraños objetos voladores se presentaban tanto de forma individual como volando en grupo o en formación. Estas bolas de luz se dedicaban exclusivamente a perseguir a los aviones militares, tanto Nazis como aliados, pero jamás entablaban combate como antes os comenté. Estas esferas luminosas gozaban de una altísima velocidad y una gran capacidad de maniobra, cosa totalmente impensable en aquella época y jamás divisada en los cielos europeos. Incluso eran capaces de realizar un vuelo en estacionario como lo haría un helicóptero en nuestros días y su capacidad de aceleración y desaceleración era inmensa. De ello fueron testigos cientos de pilotos norteamericanos, británicos e incluso decenas de pilotos japoneses. El fenómeno, aunque comenzó a ser observado según los primeros reportes sobre los cielos europeos, enseguida se extendió a todos los campos (cielos) de batalla del planeta donde se desarrolla la contienda mundial.

Los encuentros con estos OVNIS se producían durante todo tipo de misiones aéreas y estos extraños objetos voladores se presentaban tanto de forma individual como volando en grupo o en formación. Estas bolas de luz se dedicaban a perseguir a los aviones militares, tanto Nazis como aliados, pero jamás entablaban combate.

Igual que, tras las primeras observaciones en vuelo de este fenómeno, el bando aliado y el bando Nazi enseguida emprendieron investigaciones para averiguar el origen y el objetivo de estos extraños objetos voladores, al poco tiempo decidieron no dedicarle más recursos ni tiempo a esta investigación dado que se estaba confirmando que no era una amenaza seria para ningún avión de combate ni para ninguna de sus tripulaciones, tanto de los cazas de ataque como de los bombarderos o aviones de transporte, carga y observación. Y es en el año 1941 cuando surgen los primeros informes de avistamientos de los Foo Fighters en vuelo. Fueron los pilotos ingleses los primeros en observar a estas bolas de luz en los cielos durante sus misiones de ataque o de defensa sobre los cielos británicos. Meses después los pilotos americanos que volaban en el bando aliado también comenzaron a realizar informes sobre estos supuestos OVNIS, sobre todo cuando entró en servicio un nuevo caza de combate denominado P-61, el conocido “Black Widow”.

Publicidad:

A lo largo de los siguientes años, muchos expertos civiles y militares intentaron averiguar el origen de este inusual fenómeno aéreo. Se dieron por parte de ellos numerosas teorías del origen de los Foo Fighters. Comenzaron por relacionarlos con un fenómeno meteorológico llamado “Rayos Globulares”. Incluso a día de hoy, el origen de este extrañísimo fenómeno meteorológico que sucede a veces en los cielos de nuestro planeta, no está completamente explicado ni comprendido por los mejores científicos y meteorólogos de nuestra sociedad. A este fenómeno climático, cuando terminó la II Guerra Mundial, se le siguió considerando directamente un fenómeno OVNI hasta que se supo que es el producto de algo que ocurría de forma natural en los cielos de nuestro planeta. Eso sí, aunque el clima no fuese tormentoso, el fenómeno se daba igual y se sigue dando a día de hoy. Investigadores de la USAF lograron recrear en un laboratorio estas misteriosas bolas de luz. Llenaron un cubo de agua salina y ayudados de un electrodo que hacía de conductor, consiguieron estimular una carga eléctrica que creó un arco por encima del electrolito salino y luego tomó la forma de una esfera que empezó a flotar igual que un globo de helio. Era un auténtico rayo globular. La esfera de luz está compuesta de plasma y su formación depende de muchos factores concretos que pueden ir desde la temperatura del clima hasta una inmensa infinidad de causas desconocidas.

Expertos civiles y militares intentaron averiguar el origen de este inusual fenómeno aéreo. Se dieron por parte de ellos numerosas teorías del origen de los Foo Fighters. Comenzaron por relacionarlos con un fenómeno meteorológico llamado “Rayos Globulares”. Este es el resultado real que se consiguió en un laboratorio de la USAF.

Otra teoría de expertos en aviación militar y navegación aérea en aquella época, en la que todo era tan rudimentario en cuanto a la navegación y orientación nocturna para los pilotos de combate, trató de justificar la presencia de los Foo Fighters a causa de la mala interpretación de las señales de luz que los alemanes producían con proyectiles luminosos a intervalos irregulares desde algunas baterías antiaéreas situadas en tierra. Este procedimiento de navegación aérea en las noches más oscuras era seguido por la Luftwaffe, la famosa Fuerza Aérea Nazi. De este modo, los pilotos alemanes tenían más fácil el navegar visualmente en las noches más oscuras. Era otra hipótesis que enseguida se descartó dado que las bolas de luz perseguían a los aviones volando situadas muy cerca de ellos.

Auténticos rayos globulares. La esfera de luz está compuesta de plasma y su formación depende de muchos factores concretos que pueden ir desde la temperatura del clima hasta una inmensa infinidad de causas desconocidas.

Por supuesto, la idea de que sean visitantes de otras civilizaciones a bordo de medios mucho más avanzados de los que nuestro conocimiento puedan llegar a entender y comprender es una de las hipótesis que, a día de hoy, está más extendida y se mantiene con fuerza. Otra teoría se basa en la supuesta existencia, NUNCA PROBADA, de un arma aérea ultra secreta de Hitler. Se dice que los alemanes lo llamaban “Feuer Fighter”, un avión ultra secreto de la Luftwaffe denominado con esa mezcla entre el idioma inglés y alemán. Jamás se tuvo conocimiento, por parte de los aliados ni de ninguna fuente de inteligencia, de la existencia de este misterioso artefacto volador. Pero sí se tuvo constancia de otro avión Nazi espectacular para la época, el famoso Messerschmitt ME-163 Komet. Los expertos dicen que, quizá, algún piloto haya podido confundir el vuelo de este avión con esos misteriosos Foo Fighters. ¿Por qué no podría ser el avistamiento de este avión en vuelo? Pues es muy sencilla la explicación; el ME-163 Komet era 100% inadecuado para vuelos nocturnos ya que sólo transportaba combustible para escasos minutos, algo que le dificultaba mucho el entrar en combate con un avión enemigo de noche. Además no iba equipado con radares de interceptación para buscar a un posible enemigo en vuelo. No portaba, además, ningún instrumento de vuelo idóneo para el vuelo nocturno. La hipótesis fue descartada por completo.

ME-163 Komet
Se tuvo constancia de un avión Nazi espectacular para la época, el Messerschmitt ME-163 Komet. Los expertos dicen que algún piloto pudo confundir el vuelo de este avión con esos misteriosos Foo Fighters. ¿Por qué no podría ser el avistamiento de este avión en vuelo? Pues es muy sencilla la explicación; el ME-163 Komet era 100% inadecuado para vuelos nocturnos .

Los científicos también sugirieron a lo largo de muchos años que este fenómeno aéreo inexplicable estaba más que explicado con una sencilla prueba. El famoso “Fuego de San Telmo”. Se trata de una descarga eléctrica sobre el avión cuando éste está cargado de electricidad estática. La presencia de este fenómeno es espectacularmente curiosa y muchos pilotos lo observan a diario, por ejemplo, en las propias ventanillas de la cabina de vuelo. Esas pequeñas “culebras eléctricas” recorren el exterior del avión e indican que estamos preparados, y reunimos todas las condiciones, para que un rayo impacte contra el avión. Sugerentemente atractivo, ¿verdad? También se produce sobre las alas de las aeronaves pero de ninguna manera persiguen volando a ningún avión, por eso, esta otra hipótesis también carece de sentido. También se pensó en que los objetos brillantes en el suelo podían reflejar destellos del Sol (de día) y reflejarlos a su vez contra las cabinas de los aviones, de ahí los avistamiento, pero… ¿De noche cómo explicamos el fenómeno sin la luz solar? Imposible.

Los científicos también sugirieron que este fenómeno aéreo inexplicable estaba más que explicado con una sencilla prueba. El famoso “Fuego de San Telmo”. Se trata de una descarga eléctrica sobre el avión cuando éste está cargado de electricidad estática.

Y multitud de hipótesis se han seguido dando a lo largo de los años sin que ninguna pruebe el verdadero origen de los famosos Foo Fighters. Ninguna lo prueba al 100% aunque hay hipótesis que se pueden acercar más a la verdad. Lo cierto es que existen incluso, testimonios de diversos pilotos de combate de la II Guerra Mundial que afirman haber volado a través de estas misteriosas esferas luminosas. Inquietante, cuanto menos… En años más cercanos a nuestra época actual, este tipo de fenómenos se han seguido observando en los cielos. Lo cierto es que no sabemos a ciencia cierta si los OVNIS existen o no, si hablamos de civilizaciones extraterrestres, pero si nos ceñimos literalmente al término OVNI (Objeto Volador No Identificado) os puedo asegurar de que hay millones de pruebas para demostrar su existencia.

Para muestra, un botón, un vídeo dónde perfectamente se puede comprobar el seguimiento que un OVNI realiza a uno de los vuelos del avión supersónico civil más famoso de la historia de la aviación comercial, el Concorde, el pájaro volador. Podéis ver el video en Youtube en este enlace: Video del Concorde en vuelo seguido por un OVNI.

images
Los integrantes de la famosa banda de música que lleva por nombre “Foo Fighters”.

Como curiosidad para finalizar este enigmático artículo, existe una banda de música que lleva por nombre el de este famoso misterio aéreo. Los “Foo Fighters” es una banda musical de los EEUU, que nació en el año 1995 y fue creada por Dave Grohl, el antiguo batería de la famosa banda Nirvana. El nombre de la banda, precisamente tiene origen en este fenómeno aéreo inexplicable, a día de hoy. Espero que algún día, algún informe perdido desclasificado por algún medio de inteligencia de algún país, nos de la respuesta definitiva al misterio de los Foo Fighters, los OVNIS nacidos en los cielos europeos de la II Guerra Mundial. Hasta el próximo misterio, amigos de Informe Insólito

Compartir
Iván Castro Palacios
Piloto comercial, investigador de misterios aeronáuticos. Colaborador de Espacio en Blanco en RNE, de RTV Onda Azul de Málaga, de PTV Málaga Televisión, de La Noche de Andrómeda en LNDA Radio, de Otros Mundos con Javier Belmar y de Ya Te Vale FM. Contacto: ivancpmisterio@yahoo.es

2 Comentarios

  1. Gracias una vez mas por tus artículos, es un placer leer a un piloto hablando de observaciones de otros pilotos. Probablemente todos hayamos visto algún fenómeno raro en el cielo, pero los de “a pie” no estamos preparados para juzgar de que se trataba realmente.
    En cambio, los foo-fighters evolucionaban alrededor de gente muy experimentada.
    Perdona una pregunta personal: tu interés por estos fenómenos, ¿tiene relación con alguna experiencia tuya? Estoy pensando en tu “colega”, el entonces capitán Fernando Cámara, que estuvo persiguiendo el OVNI del caso Manises y que ahora, retirado, nos ofrece sus investigaciones en Cuarto Milenio.
    Los “escépticos” nos quieren hacer creer que el capitán Cámara estuvo persiguiendo las chimeneas de Escombreras, que el veterano capitán Thomas A. Mantell en 1948 estrelló su caza persiguiendo al planeta Venus… Como profesional, ¿qué opinas de estos casos?
    Y de uno de mis favoritos, el del también investigador OVNI comandante Antonio González de Boado, que desapareció en 1969 diciendo: -Vamos hacia un gran sol…
    Y los franceses, poco conocidos aquí… Puestos a pedir, me gustaría ver en tu Informe Insólito al ex piloto del Caravelle, André Jacques Holbecq, de http://www.ummo-sciences.org y, sobre todo al teniente Plantier, que ya en 1953 publicó un estudio sobre la propulsión de los OVNIS (entonces platillos volantes), una verdadera joya: http://www.ovni.ch/archives/plantier.htm

    • Muchísimas gracias por tus palabras, Josep, por tu comentario en general y sobre todo por leerme y seguirme cada semana en esta sección, y en general por supuesto en la web de Informe Insólito. No he tenido ninguna experiencia que no tuviera explicación e intento, en esta sección, sacar a la luz esas historias que quisieron ocultarse en su día. En ciertas ocasiones se intentan enterrar para siempre porque no interesa que la gente se pregunte qué pasa ahí fuera. Me parecen muy interesantes los datos que me ofreces así que navegaré bien en esas historias y veremos a ver que podemos sacar a la luz, prometido queda, Josep. Un fuerte abrazo y una vez más, muy agradecido por tu interés en mi sección de Misterios Aéreos.

Dejar una respuesta