El Misterio del “L’Oiseau Blanc”

0
3394

Bienvenidos a bordo una vez más, amigos y seguidores de Informe Insólito. Os traigo una historia fechada en los primeros años gloriosos de la aviación, cuando cada vuelo se convertía en una gesta y cada aviador que lo realizaba, en un héroe.

Publicidad:

El 20 de Mayo de 1927, Charles Lindbergh escribió su nombre en la historia al ser el primero en cruzar el Atlántico en solitario en un vuelo sin escalas, de Nueva York a París, a bordo de un monoplano bautizado como Spirit of St. Louis, con matrícula N-X-211. Aunque sea conocido como el primer vuelo que atravesó el Atlántico, la realidad es que ya en 1922, los portugueses Gago Coutinho y Sacadura Cabral, habían hecho la ruta Lisboa – Río de Janeiro. 4 años más tarde, el español Ramón Franco realizó un vuelo con escalas entre Palos de la Frontera y Buenos Aires, a bordo del hidroavión “Plus Ultra”.

El hidroavión biplano bautizado como el “L’Oiseau Blanc”, en castellano “Pájaro Blanco”.

El 8 de Mayo de 1927, 12 días antes de la gesta de Lindbergh, 2 hombres intentaron escribir también sus nombres en los libros de historia de la aviación y, en cierto modo, lo hicieron pero no como ellos esperaban.

Publicidad:

Charles Nungesser y François Coli despegaron de París en un hidroavión biplano bautizado como el “L’Oiseau Blanc”, en castellano “Pájaro Blanco”, con la intención de volar sin escalas hasta Nueva York. La ruta prevista era trazar un gran círculo sobre el Canal de la Mancha, el Suroeste de Inglaterra e Irlanda, a través del Atlántico hasta Terranova, descender sobre Nueva Escocia hasta Boston y desde allí hasta Nueva York, donde pensaban realizar un amerizaje junto a la Estatua de la Libertad y así ser recibidos por una gran comitiva y festejos como 2 grandes héroes.

Carte_postale-Nungesser_et_Coli-1927
Charles Nungesser y François Coli en una postal conmemorativa de la época.

Se vio al “L’Oiseau Blanc” sobre Étretat (territorio francés) y hay informes de avistamiento del avión por testigos en Carrigaholt, en Irlanda. Pero la multitud de gente que se había reunido en Nueva York para recibirlo jamás lo vio llegar a pesar de que algunos periódicos franceses como “La Presse” publicaron la noticia de la llegada, sin haberse llegado a producir.

Publicidad:

Existe un monumento a Charles Nungesser, François Coli y Charles Lindbergh en Étretat, justo en el punto que marca el lugar desde donde fueron vistos por última vez sobrevolando Francia. El monumento tiene una inscripción que reza lo siguiente: “A ceux qui tentérent et celui qui acomplit” (“A aquellos que lo intentaron y a quien lo consiguió”).

El biplano iba cargado con combustible para 42 horas de autonomía de vuelo. Una vez agotado ese tiempo y sin noticias de Nungesser y Coli, se lanzó una búsqueda internacional por todo el territorio entre Nueva York y las costas de Terranova. La opinión pública asumió que el “L’Oiseau Blanc” habría sido derribado probablemente por una borrasca sobre el Atlántico.

El monumento tiene una inscripción que reza lo siguiente: “A ceux qui tentérent et celui qui acomplit” (“A aquellos que lo intentaron y a quien lo consiguió”).

Sin embargo, varios testigos afirmaron haber oído el ruido del biplano sobre Terranova y el territorio de Maine, EEUU. Los rumores se mantuvieron durante muchos años. En 1930 se creyó que se había encontrado el motor del avión, pero no pudo confirmarse nunca que estas piezas perteneciesen al “Pájaro Blanco” francés.

El interés por localizar los restos del “L’Oiseau Blanc” se reavivó en los años 80 con la publicación de un artículo del periodista Gunnar Hansen sobre el caso. En 1984, una investigación oficial del Gobierno Francés dictaminó que los 2 aviadores podrían haber conseguido llegar hasta Terranova.

Varios testigos afirmaron haber oído el ruido del biplano sobre Terranova y el territorio de Maine, EEUU.

En el año 1989, la serie de TV estadounidense de enigmas de la NBC, “Misterios sin resolver”, concluyó que ambos habían muerto al estrellarse el biplano en los bosques de Maine, en EEUU. Se encontraron algunos restos que, aunque no eran concluyentes, mantenían abierta la opción de que el “L’Oiseau Blanc” había llegado al continente americano.

Pero hasta hoy no existe ni rastro de los aviadores Charles Nungesser y François Coli, ni de ninguna prueba definitiva del destino del “Pájaro Blanco” francés.

La desaparición del “Pájaro Blanco” francés ha sido considerado el mayor enigma de los primeros años de la aviación y su repercusión no ha sido pequeña para nada; de haber tenido éxito estos 2 aviadores en su viaje, es muy posible que Lindbergh no hubiese realizado su histórica travesía 12 días después, quedando registrada para siempre su hazaña en vuelo.

El éxito del aviador estadounidense fue un hito publicitario para la industria aeronáutica estadounidense, sin la cual el desarrollo militar y tecnológico del país habría sido muy diferente.

La desaparición del “Pájaro Blanco” francés ha sido considerado el mayor enigma de los primeros años de la aviación…

Los aviadores del  “L’Oiseau Blanc” intentaron sin éxito conseguir la hazaña que Lindbergh consiguió 12 días después y que estaba premiada con $25.000 dólares; se trata del Premio de Orteig. Este premio era una recompensa de $335.125 en dólares en la actualidad, ofrecido el 19 de Mayo de 1919 por el hotelero de Nueva York Raymond Orteig al primer aviador aliado que volara sin escalas desde Nueva York a París o viceversa. La oferta fue hecha en una carta a Alan Ramsay Hawley, Presidente del “Air Club of America”.

Como podéis comprobar, amigos de Informe Insólito, no solo el vuelo MH370 es el avión más famoso desaparecido. Muchos precedentes de aeronaves desaparecidas misteriosamente sin dejar rastro nos siguen conmoviendo a día de hoy, sin que sepamos (quizá para siempre), cuál fue la verdadera suerte y destino de sus tripulaciones y ocupantes. Hasta el próximo misterio…

Compartir
Iván Castro Palacios
Piloto comercial, instructor de Auxiliares de Vuelo y Piloto de Drones - RPAS e investigador de misterios aeronáuticos. Colaborador de Espacio en Blanco en RNE, de RTV Onda Azul de Málaga, de PTV Málaga Televisión, de La Noche de Andrómeda en LNDA Radio, de Otros Mundos con Javier Belmar, de Ya Te Vale FM, de Informe Enigma con Jorge Ríos, de Días Extraños con Santiago Camacho y de Misterio en Red con Esteban Palomo. Contacto: ivancpmisterio@yahoo.es

Dejar una respuesta