El fatídico vuelo de la muerte: AVIANCA HK1803

El vuelo AVIANCA HK1803 protagonizó un triste y sangriento episodio de la historia de Colombia.

0
13028

Hola de nuevo, amigos de Informe Insólito. Una vez más, regresamos con una nueva y siniestra historia ocurrida en los cielos del planeta. Esta vez viajamos directamente a Colombia, al aeropuerto de El Dorado en Bogotá, donde comienza esta insólita y tremenda historia aérea llena de muerte, de desgracia, de conspiración…

Publicidad:

Eran las 07:19 minutos del lunes 27 de Noviembre del año 1989. La noticia trascendió de inmediato: un Boeing B-727 de la empresa colombiana Avianca había explotado en el aire en inmediaciones del municipio de Soacha (Cundinamarca). En los primeros minutos se creyó que se trataba de un accidente aéreo, pero con el curso de las horas y las investigaciones días después, se reveló la verdad. Una vez más, el narcoterrorismo del Cartel de Medellín había perpetrado un salvaje atentado que dejó 107 personas muertas.

Esa mañana, cuando el reloj marcaba las 07:13, el vuelo HK 1803 de Avianca, pilotado por el Capitán José Ignacio Ossa, despegó hacia la ciudad de Cali. 2 minutos después, el Capitán Ossa comunicó a control que se encontraba sobre la radioayuda de Techo. Segundos después se perdió contacto con el avión. En ese momento, habitantes de Soacha empezaron a llamar a la prensa para informar que habían visto un avión explotando en el aire.

Publicidad:

Era el vuelo HK 1803 que se partió en pedazos y los cuerpos destrozados de los 107 ocupantes quedaron esparcidos en un área de 5 Km sobre el cerro Canoas, en Soacha. Enseguida los equipos de rescate llegaron para encontrar supervivientes del espantoso atentado terrorista. Entre hierros retorcidos, trozos del fuselaje del avión, maletas, documentos y ropas, lo único que quedaron fueron los cuerpos mutilados de 107 ocupantes del avión. La escena no pudo ser peor. Horas después, envueltos en bolsas negras de polietileno, se fueron colocando los cadáveres en una fila siniestra.

images
Lo único que quedaron fueron los cuerpos mutilados de 107 ocupantes del avión. La escena no pudo ser peor.

Aunque al principio se barajó la posibilidad de un accidente por causas técnicas, poco a poco se fue develando el misterio del atentado terrorista. A la prensa le llegó algún aviso de que había sido una nueva acción del grupo “Los Extraditables”, y  los vecinos daban fe de cómo el avión de Avianca había explotado en el aire. Aviación Civil Colombia, Fuerza Aérea y las autoridades judiciales, con el apoyo del FBI de EEUU, comenzaron sus investigaciones, mientras los medios de comunicación ahondaban en detalles que señalaban un atentado terrorista.

Publicidad:

Un hombre que se identificó como Julio Santo Domingo acudió la tarde del domingo 26 al Puente Aéreo de Eldorado y compró 2 billetes para el primer vuelo del día siguiente a Cali. Pagó en efectivo y el segundo billete quedó registrado a nombre de Alberto Prieto. Al día siguiente, el mismo hombre tramitó los 2 billetes y no facturó equipaje. Ambos pasajeros ingresaron a la sala de espera pero en el momento de la última llamada de embarque, uno de ellos puso excusas por su salud y se marchó de la sala de embarque del aeropuerto.

22
Detalles del lugar exacto donde estaba colocado el explosivo a bordo del avión.

Se comprobó que el vuelo HK1803 partió con un asiento vacío, el asiento 15F. Las autoridades judiciales comprobaron que el sospechoso había dado una dirección inexistente y un teléfono falso. Avianca publicó una declaración para informar a la opinión pública que de acuerdo a sus investigaciones, el siniestro aéreo había sido provocado por un artefacto explosivo. A partir de ese momento quedó claro que una vez más el Cartel de Medellín había asesinado a gente inocente. La organización terrorista creía que en ese avión iba a estar el candidato presidencial César Gaviria. Esa fue la razón del salvaje atentado.

Años después, uno de los artífices del atentado, el narcoterrorista Carlos Mario Alzate Urquijo alias ‘El Arete’, reveló detalles de esta tragedia. Primero confirmó que el atentado iba dirigido contra César Gaviria pero que falló la información que solía llegar de agentes del DAS. Después ratificó que la orden la dio Pablo Escobar y que fue respaldado por otros mafiosos. Agregó que cuando recibió la orden de Escobar, tuvo el apoyo de Dario Usma Cano, alias ‘Memín’, quien se encargó de comprar los billetes y conseguir al hombre que engañado subió el explosivo camuflado a bordo y murió en el atentado. En el argot del Cartel de Medellín, se le llamaba al engañado un “suizo”, es decir, un suicida que en este caso nunca supo que iba rumbo a la muerte. El montaje del artefacto explosivo, según ‘El Arete’, fue obra de él mismo y la técnica utilizada fue la misma que entonces usaban los terroristas de ETA en España.

Avianca_(006)
Fotos del archivo real de los reconocimientos de los cadáveres de los pasajeros mutilados y fallecidos en la explosión.

En cuanto a César Gaviria, ese día sí viajó a Cali pero en un avión privado. 6 meses después fue elegido Presidente de la República y gobernó hasta 1994. El atentado terrorista contra el avión de Avianca dejó en la memoria de los colombianos una muestra del alcance terrorista de la organización que lideraron Pablo Escobar, Gonzalo Rodríguez Gacha y otros mafiosos de la época. La historia del vuelo HK-1803 constituye uno de los episodios más graves en la guerra que libró la mafia contra la sociedad y el Estado en los años 80.

E64
Otra foto del archivo real de los reconocimientos de los cadáveres de los pasajeros mutilados y fallecidos en la explosión.

Pero esta historia nos deja otra insólita historia dentro de la tragedia. Jaime Vanegas Sánchez, uno de los pasajeros de ese vuelo, siempre tuvo el presentimiento de que iba a morir en un avión, y se lo contó a su esposa Elizabeth Ballén. Le dijo en una ocasión:

“-Flaquita, yo creo que me voy a morir en un pájaro de esos, estrellado en un cerro”. Esa frase cobró sentido la mañana del atentado cuando el Boeing 727 de Avianca explotó en el aire.

Descripción: Avión de la aerolínea Avianca, exploto en pleno vuelo. Fecha: 28 de nov 1989. Fuente: ArchivoCIP- @El Colombiano
Avión de la aerolínea Avianca, explotó en pleno vuelo, recogía la prensa el 28 de Noviembre de 1989.

El recuerdo de los 107 colombianos asesinados en vuelo y que pagaron con su vida la demencia de unos pocos siempre permanecerá. El tenor Gerardo Arellano, el ejecutivo Alfredo Azuero, el biólogo alemán Henry Von Prahl Bauer, el técnico Gonzalo Coatiz, el copiloto del avión Fernando Pizarro, el arquitecto Andrés Escavín, el funcionario Ricardo Ponce de León, el asesor presidencial Andrés Felipe Alameda… así hasta 107 víctimas de este triste y sangriento episodio de la historia de Colombia.

Informe Insólito rinde homenaje a todos los asesinados injustamente en aquel atentado contra el Avianca Hk-1803. Descansen en paz…

Compartir
Iván Castro Palacios
Piloto comercial, instructor de Auxiliares de Vuelo y Piloto de Drones - RPAS e investigador de misterios aeronáuticos. Colaborador de Espacio en Blanco en RNE, de RTV Onda Azul de Málaga, de PTV Málaga Televisión, de La Noche de Andrómeda en LNDA Radio, de Otros Mundos con Javier Belmar, de Ya Te Vale FM, de Informe Enigma con Jorge Ríos, de Días Extraños con Santiago Camacho y de Misterio en Red con Esteban Palomo. Contacto: ivancpmisterio@yahoo.es

Dejar una respuesta