Beverly Raposa, el milagro a bordo del vuelo 401 de Eastern Airlines

0
4672

La noche del 29 de Diciembre de 1972, un avión Lokheed L-1011, el vuelo 401 de Eastern Airlines, se estrelló en los pantanos de Florida, una zona muy conocida como los Everglades. Murieron 101 pasajeros entre tripulantes y viajeros. Se salvaron 75 personas, falleciendo 2 pasajeros heridos días más tarde, pero hubo un auténtico milagro divino a bordo obrado por las mismísimas manos de la Virgen María.

Publicidad:
30387453E
Beverly Raposa, días después del accidente, recuperándose en el hospital de las heridas sufridas aunque milagrosamente salió viva de un accidente aéreo mortal.

Bienvenidos a bordo, amigos de Informe Insólito. Os traigo un caso hoy muy poco conocido dentro de una historia, que al contrario, es muy conocida sobre una de las catástrofes más famosas de la industria aérea en los EEUU. El caso fue muy famoso debido a que meses después de la tragedia, los fantasmas del Comandante y del Ingeniero de vuelo se aparecieron en aviones del mismo tipo en la Eastern Airlines. Los trabajadores de la aerolínea rechazaban hacer cualquier comentario por miedo a represalias de la empresa pero luego ya surgieron testimonios ante los numerosos avistamientos.

Pero en verdad os digo que aquella noche hubo mucho más que historias sobrenaturales de fantasmas y apariciones. Precisamente lo sabemos gracias a una pasajera de fe católica que sobrevivió al accidente. Ella dio testimonio de cómo se produjo su milagro, dando pruebas de claras evidencias de la intervención de la Virgen María en aquella terrible y trágica noche. Después del accidente, en los meses y años siguientes, los empleados de la Eastern comenzaron a denunciar visiones de los tripulantes muertos circulando por los pasillos. Las visiones fantasmales de Don Repo (ingeniero del Vuelo 401) y Bob Loft (Comandante del Vuelo 401) llegaron a tal punto entre los empleados de la Eastern que la gerencia de la empresa les advirtió que podrían ser despedidos si los sorprendían contando historias de fantasmas a bordo.

Publicidad:
4 de Enero de 1973. Beverly Raposa recibiendo, en la foto, la visita de sus padres en el hospital el día de su cumpleaños, apenas 6 días después del accidente aéreo en Everglades, Florida.

3 meses antes del accidente, una de las azafatas del Vuelo 401, Beverly Raposa, visitó en Miami a una vidente española de 80 años con cierta fama, para averiguar sobre ciertos temas. Tenía estatuillas incluyendo a la Santísima Madre, la Virgen María. La vidente realizó lo que ellas llaman “lectura de almas”, le cogió la mano y le dijo sin saber que Beverly era azafata de vuelo:

-…Vas a vivir un accidente aéreo terrible. Vas a estar entre la vida y la muerte. Vas a vivir, pero quiero que salgas y consigas una medalla de Nuestra Señora del Monte Carmelo y uses esa medalla. Solo recuerda que vas a estar bien.

Publicidad:

Esa misma noche, Beverly compró la medallita que la vidente le recomendó. La misma noche del 29 de Diciembre de 1972, la noche de la tragedia, Mercy Ruiz que era otra azafata del vuelo 401, tuvo un presentimiento de que algo iba a suceder pero no lo tuvo en absoluto Beverly Raposa. Beverly se crió bajo la fe católica y siempre el primer viernes de cada mes en su escuela de secundaria hacía una promesa que los que la hagan no morirán en desgracia:

“Te prometo, en la abundante misericordia de Mi Corazón, que concederé a todos aquellos que reciban la Santa Comunión los nueve primeros viernes de mes seguidos, la gracia de la penitencia final; no morirán bajo mi desagrado o sin recibir los sacramentos, mi Divino Corazón será su refugio seguro en el último momento”. Son las palabras de Jesús a Santa Margarita María en una revelación aprobada por la Iglesia, precisamente.

tripulantes-del-vuelo-401
Al completo, las Tripulantes de Cabina de Pasajeros que completaban la tripulación aquella trágica noche del vuelo 401 de la Eastern Airlnes.

Beverly creyó en esa promesa. Cuando se hizo azafata de vuelo, había comprado una figura de la Virgen en la capilla del aeropuerto internacional JFK de Nueva York. Era de la Virgen encaramada en una hélice, con un avión de reacción en su manto. Y entonces llegó esa noche fatídica. Beverly durante el vuelo, por alguna razón desconocida, no se sentó donde había estado sentada todo el mes. Así lo testificó ella tras el accidente:

Yo no tenía que estar en el siguiente vuelo, así que me cambié con un compañero que estuvo sentado todo el camino en la parte trasera, en el lado derecho, atrás. Es interesante porque ahí es donde estaba la rampa de evacuación.

Y surgió el problema: la luz verde del tren de aterrizaje delantero abajo no estaba iluminada. El piloto optó por volar en círculos hasta que estuvieran seguros de que el tren delantero estaba completamente desplegado. Volaban con piloto automático mientras que el copiloto trató de ver si podía conseguir que la luz se iluminase. Con los tres pilotos en cabina ayudando el piloto automático fue golpeado y accidentalmente desconectado sin que ellos se dieran cuenta. El avión perdió altura y comenzó la tragedia.

phpM0alVD
Esta otra instantánea se tomó apenas unos minutos antes de que el vuelo 401 despegara hacia su destino trágico en los Everglades de Florida. Era la noche del 29 de Diciembre de 1972.

Beverly dijo: -“esos motores no suenan bien”. En cuanto lo dijo, el avión viró a la izquierda y los motores rugieron a plena potencia intentando elevar el aparato. La punta de ala izquierda golpeó primero, luego el motor izquierdo y luego el tren de aterrizaje izquierdo. Cuando el avión se retorció, el suelo debajo de Beverly se abrió y dejó caer 400 kilos de residuos sobre de ella.

Pero la rampa de evacuación se abrió como un manto y la protegió. Lo último que recuerda era mirar hacia arriba y ver una cascada de colores que formaba el combustible de aviación. Cuando volvió en sí, estaba apoyada detrás de los escombros en pleno pantano. Cuando vio las fotos de sus propios pies bajo todos los escombros, no podía creerse que hubiera sobrevivido. Se preparó para morir, pero entonces recordó que tenía encima la medalla de Nuestra Señora del Monte Carmelo.

La rampa que la salvó se infló sola sobre ella (no se sabe por qué) pero no completamente, lo que impidió que muriera de asfixia. En lugar de matarla, la protegió. Beverly se convirtió en una devota católica después del encuentro con la muerte. Una de las primeras cosas que ella leyó en un libro tras el accidente fue una frase de la Virgen María diciendo:

Quiero envolverlos en el manto de mi amor.

747-WILLARDEASTERNPKG_4042946_722x406_2165816980
Beverly Raposa en la actualidad, azafata de vuelo de la Eastern Airlines durante los años 70. Sobrevivió milagrosamente a la catástrofe del vuelo 401 de la Eastern Airlines.

La rampa de evacuación que quedó sobre ella por encima era el manto de la Virgen María. La chica de delante murió, la chica de su lado también murió y otra persona a su otro lado también falleció. El informe oficial dijo que en ese accidente era un milagro sobrevivir. Hubo 75 milagros que salieron del pantano aquella noche. Tras sacar a Beverly de entre los restos del avión, las primeras palabras que le dijo ella a los miembros del servicio de rescate fueron:

Espera un minuto, espera un minuto…tengo mi medalla. Ella me dijo que me iba a salvar y que iba a salir de aquí.

Y así, amigos de Informe Insólito, sucedió el episodio milagroso vivido a bordo del que siempre será el vuelo más enigmático de la historia de la aviación comercial moderna, el Vuelo 401 de la Eastern Airlines. Por hoy hemos aterrizado pero nos vemos en nuestra sección de misterios aéreos en el próximo embarque hacia un nuevo y enigmático destino…

Compartir
Iván Castro Palacios
Piloto comercial, instructor de Auxiliares de Vuelo y Piloto de Drones - RPAS e investigador de misterios aeronáuticos. Colaborador de Espacio en Blanco en RNE, de RTV Onda Azul de Málaga, de PTV Málaga Televisión, de La Noche de Andrómeda en LNDA Radio, de Otros Mundos con Javier Belmar, de Ya Te Vale FM, de Informe Enigma con Jorge Ríos, de Días Extraños con Santiago Camacho y de Misterio en Red con Esteban Palomo. Contacto: ivancpmisterio@yahoo.es

Dejar una respuesta