Mulder tenía razón y la verdad estaba ahí fuera. EEUU admite públicamente la existencia de OVNIS

0
1299

Nos encontramos en un momento de nuestra historia moderna en la que muchas preguntas planteadas hace muchas décadas comienzan a tener respuesta. Y cuando la respuesta llega desde una de las administraciones más importantes y potentes del mundo, como es la de los EEUU, el tema pasa de ser serio a ser muy serio. La cuestión es muy simple, ¿existen los Objetos Voladores No Identificados y visitan la Tierra? La respuesta es rotundamente SI. Y así lo acaba de confirmar la Fuerza Naval de los EEUU, el propio Pentágono, el Departamento de Defensa de lo EEUU y las mismísimas Fuerzas Aéreas Norteamericanas (USAF).

Bienvenidos a Informe Insólito, una semana más, amigos de los “Misterios Aéreos”. Regreso con un tema de actualidad que nos ha causado sorpresa porque, si de estos temas solemos hablar muchas veces entre amigos o aficionados al misterio con voz media baja para que muchos no nos tomen por locos, de repente lo vemos en los telediarios de noticias del mundo entero en horario de máxima audiencia. Y las caras de la gente han sido dignas de una fotografía para el recuerdo.

Los F-18 Hornet de la Fuerza Naval de los EEUU son los aviones que consiguieron las imágenes mediante el sistema ATFLIR, Advanced Targeting Forward Looking Infrared) mientras se puede escuchar a los pilotos preguntarse por la radio sin están viendo OVNIS, aviones no convencionales, drones o a Superman.

Esta semana, hace pocos días, incluso ayer mismo, salta la noticia de que el Departamento de Defensa de los EEUU de Norteamérica hace oficial la confirmación de que varios vídeos donde se han grabado movimientos de OVNIS por parte de aviones de combate norteamericanos son 100% reales y no están manipulados. Aviones de la Fuerza Naval de los EEUU lograron captar imágenes de Objetos Voladores No Identificados realizando maniobras casi imposibles para cualquier aeronave que esté fabricada por la mano del hombre. Y ahora el Pentágono (sí, esa institución militar tan ultra-secreta a la hora de abarcar estos temas) confirma al mundo entero que esto es verdad. Que es real, que el fenómeno OVNI existe, que sus pilotos no están locos y han visto lo que han visto; objetos muy probablemente pertenecientes a otra raza externa a nuestra planeta a la que le suponemos una inteligencia y tecnología muy superior a la nuestra.

Los vídeos captados por los pilotos de la Fuerza Naval de los EEUU son grabaciones captadas, no hace poco tiempo precisamente, en los años 2004 y algunas en el 2015. Sin embargo se hacen públicos cuando se filtran al periódico estadounidense “The New York Times”, quien los publica entre los años 2017 y 2018 aunque no fue el primero en darlos a conocer. Las grabaciones han pasado a un status de “desclasificadas” y los militares americanos reconocen 15 años después que las grabaciones son 100% reales. El Pentágono, en su empeño de evitar lo inevitable, si bien ha afirmado que son reales estos hechos, persiste en que los expertos en inteligencia e identificación no consiguen averiguar de dónde pueden proceder estos OVNIS y dudan incluso de que puedan ser lo que nosotros socialmente entendemos por OVNIS (aeronaves desconocidas con marcianillos verdes en su interior). Digo socialmente porque os recuerdo por enésima vez que son estrictamente Objetos Voladores No Identificados. Pudieran ser aparatos ultra secretos norcoreanos, por poner un ejemplo al azar, que mientras no logremos identificar su procedencia y tipo seguirán siendo OVNIS, o sea, “No Identificados”.

El Departamento de Defensa de los EEUU de Norteamérica hace oficial la confirmación de que varios vídeos donde se han grabado movimientos de OVNIS por parte de aviones de combate norteamericanos son 100% reales y no están manipulados.

Estrictamente, en el comunicado oficial de la Marina de los EEUU se describe el hecho de la siguiente forma: «La Marina denomina a los objetos contenidos en estos vídeos como fenómenos aéreos no identificados”. En este punto, durante la rueda de prensa, un periodista pregunta a Joseph Gradisher, Subjefe de Operaciones Navales para la Guerra de la Información del Ejército de los EEUU por qué usa el término “Fenómenos Aéreos No Identificados” en vez de usar el término “Objetos Voladores No Identificados”, a lo que Grasdisher responde: Se utiliza porque proporciona un descriptor básico para los avistamientos y/u observaciones de personas no autorizadas de aeronaves y/u objetos no identificados que han sido observados entrando y/u operando en el espacio aéreo de varios campos de entrenamiento controlados por militares». Imagino que ahora que me estáis leyendo os habéis quedado con la misma cara que yo tenía a la hora de escribir este artículo y pensando “nos toman por gilipollas” todavía. Obviamente, la intención es intentar seguir negando las evidencias de alguna manera.

El primero en publicar los vídeos de los OVNIS no fue precisamente el periódico estadounidense “The New York Times” sino una asociación de temas espaciales. Emitieron por primera vez los vídeos grabados desde aviones tipo F-18 Hornet de la Fuerza Naval de los EEUU (aviones que consiguieron las imágenes mediante el sistema ATFLIR, Advanced Targeting Forward Looking Infrared) mientras se puede escuchar a los pilotos preguntarse por la radio sin están viendo OVNIS, aviones no convencionales, drones o a Superman. Lo cierto, y hablando ya más en serio, es que se muestra la inquietud de esos pilotos de combate por estar divisando algo que no saben lo que es y no existe nada más incómodo en la cabina de un avión que tener cerca de tu aparato algo volando sin saber qué origen tiene ni qué intenciones. Lo curioso del tema es que el sistema ATFLIR no era capaz de llegar a centrar bien en la imagen aquello que fuese que estaba volando. Es decir, el sistema no conseguía perseguir al objeto no identificado para centrarlo en la imagen. Una prueba más de la superioridad tecnológica de estos objetos desconocidos.

Los vídeos han sido bautizados con 3 nombres diferentes. El primero se clasifica como “Gimbal”, el segundo como “FLIR1” (14 de Noviembre de 2004) y el tercero como “Go Fast” (14 de Noviembre de 2004 también).

Este vídeo del 21 de Enero del año 2015, denominado “Gimbal”, que dejo a continuación es una de las muestras audiovisuales que se han publicado. Además, explica muy bien lo que el piloto está viendo desde su F-18 Hornet y nos podemos hacer una idea de lo que allí vieron estos pilotos militares.

Lo que ha quedado totalmente descartado por parte del Pentágono es que esos objetos hayan sido drones o globos. Los vídeos han sido bautizados con 3 nombres diferentes. El primero se clasifica como “Gimbal”, el segundo como “FLIR1” (14 de Noviembre de 2004) y el tercero como “Go Fast” (14 de Noviembre de 2004 también). Así mismo el propio Departamento de Defensa ha desmentido que exista esta denominación y la razón de bautizarlos así pero es un hecho. Se han catalogado así y se filtraron ya con esos nombres desde su origen. En este enlace podéis ver el vídeo “FLIR1” y en este otro enlace podéis observar el vídeo que fue catalogado como “Go Fast”. En el año 2017 se publicó también uno de los vídeos donde se veía a un objeto avistado en San Diego que volaba contra vientos de más de 200 km/h. Algo bastante difícil de entender y de alcanzar para nuestra tecnología actual.

El Pentágono, durante el año 2007, confeccionó y llevó a cabo un proyecto bautizado como “Programa Avanzado de Identificación de Amenazas Aeroespaciales, AATIP”. Lo concluyó en el año 2012 (supuestamente) ya que se nutría de un presupuesto secreto de 22 millones de dólares procedentes del Departamento de Defensa de los EEUU. La orden de su creación vino del Senador del Partido Demócrata Harry Reid. Pero nada más lejos de la realidad, lo cierto es que el Pentágono no cerró ni canceló ese proyecto. Sigue vigente en la actualidad y así lo acaba de confirmar Christopher Sherwood, portavoz del Departamento de Defensa de los EEUU. El proyecto continúa vigente. Otra mentira más que añadimos al carro de las mentiras divulgadas por el Pentágono a lo largo de la historia.

En Diciembre del año 1947 nace el proyecto “SIGN”. Lo constituía un grupo especial de científicos de alto nivel de los EEUU, cuyo objetivo era estudiar el fenómeno OVNI. Un año después, en Diciembre de 1948, nace el proyecto “GRUDJE”, que tenía como objetivo desinformar sobre todo suceso OVNI.

Este portavoz nos ha regalado otro dato bastante curioso. Parece ser que en Abril de 2019, se dio un aumento de avistamientos de OVNIS, en concreto, en instalaciones controladas por el Ejército de los EEUU. Esto habría obligado a las fuerzas armadas americanas a tomar cartas en el asunto y crear nuevos protocolos de identificación y actuación. Antes se registraban y pasaban al olvido. Era algo habitual. Ahora el tema es más serio y los militares están más preocupados.

Hay que recordar que la CIA nunca nos lo puso fácil a los investigadores. El fenómeno OVNI debía ser desmentido y negado bajo cualquier circunstancia. La agencia de inteligencia investigó el primer incidente OVNI en el año 1947, nada más y nada menos que un caso sucedido en Tashkent, Uzbekistán. Se trató del avistamiento de objetos luminosos observados en aquellas latitudes. Comenzaba así el ocultamiento informativo y la opinión pública nunca conoció aquel suceso hasta décadas después. Siempre han negado todo. Siempre.

El proyecto «Blue Book» estudió 12618 expedientes OVNI. 701 quedaron para siempre sin explicación lógica. Es el último proyecto conocido hasta ahora que se ha hecho público sobre los estudios de las FFAA de los EEUU sobre los OVNIS.

En Diciembre del año 1947 nace el proyecto “SIGN”. Lo constituía un grupo especial de científicos de alto nivel de los EEUU, cuyo objetivo era estudiar el fenómeno OVNI. Un año después, en Diciembre de 1948, nace el proyecto “GRUDJE”, que tenía como objetivo desinformar sobre todo suceso OVNI y/o avistamiento que sucediese en el planeta o al menos en territorio estadounidense. Otra tarea de “GRUDJE” era reunir toda la información para constituir luego el famoso proyecto “BLUE BOOK” (Libro Azul) en 1952. Este proyecto consistía en reunir informaciones para componer un primer estudio del fenómeno OVNI, cada vez más creciente en nuestro planeta y discernir entre si los OVNIS eran una amenaza potencial o no para la seguridad nacional de los EEUU. Lo lideró la USAF (Fuerzas Aéreas de los EEUU) y se canceló el 17 de Diciembre de 1969. Estudió 12618 expedientes OVNI. 701 quedaron para siempre sin explicación lógica. Es el último proyecto conocido hasta ahora que se ha hecho público sobre los estudios de las Fuerzas Armadas de los EEUU sobre los OVNIS.

El Agente Mulder del FBI estaba lleno de razón. La verdad está ahí fuera.

Pues bien, amigos, aunque el agente Mulder del FBI decía siempre en TV, en la serie “Expediente X”, que la verdad está ahí fuera, lo cierto es que increíblemente más cierto que nunca. La verdad está ahí fuera y además ya está grabada y autentificada ante el mundo entero. Os espero en el próximo vuelo del misterio y seguiremos de cerca la actualidad de estos casos…

FUENTES: 

-The Black Vault.

-The New York Times

-Academia de Ciencias “To Be Stars”

Compartir
Iván Castro Palacios
Piloto comercial, instructor de Auxiliares de Vuelo y Piloto de Drones - RPAS e investigador de misterios aeronáuticos. Colaborador de Espacio en Blanco en RNE, de RTV Onda Azul de Málaga, de PTV Málaga Televisión, de La Noche de Andrómeda en LNDA Radio, de Otros Mundos con Javier Belmar, de Ya Te Vale FM, de Informe Enigma con Jorge Ríos, de Días Extraños con Santiago Camacho y de Misterio en Red con Esteban Palomo. Contacto: ivancpmisterio@yahoo.es

Dejar una respuesta