La historia de los trasplantes de cabeza

0
4352

En 2017 se llevará a cabo una de las operaciones quirúrgicas más complejas y arriesgadas de la historia. Los cirujanos que la ejecutarán jugarán a ser, por varias horas, doctores Frankenstein, o mejor dicho, dioses. Si consiguen efectuarla con éxito estaremos ante uno de los acontecimientos más importante en la medicina, el primer trasplante de cabeza humana.

Publicidad:

La operación de trasplantar cabezas no es nada nuevo, pues ya se ha realizado con posterioridad en animales. Empezaremos por el padre de la traspantologia, el científico ruso Vladimir Demikhov (1916-1998), pionero en los trasplantes de órganos. Sus primeros trabajos empezaron durante la 2º guerra Mundial donde comenzó a pensar como poder realizar trasplantes de órganos humanos al trabajar a destajo con los heridos en los hospitales. Se inició trasplantando órganos de animales desde los años 1930 hasta los años 1950, consiguiendo cada vez resultados más satisfactorios y técnicas más depuradas llegando a sustituir corazones y pulmones.

Publicidad:

Unos años más tarde seria conocido por un experimento el cual provocó un gran escándalo dentro de la comunidad científica, pese a que después se le reconoció mundialmente por sus experimentos y estudios. Se le recordará por el escalofriante trasplante que dio como resultado un perro con dos cabezas y seis patas en 1953.

Vladimir Demikhov

Este macabro experimento consistió en trasplantar a un perro grande, la cabeza y las patas delanteras de otro perro de menor tamaño, un cachorro. Consiguió que ambos pudieran compartir las arterias, la aorta, la columna vertebral y el corazón. Repitió tal atrocidad durante 15 años hasta que consiguió tener una manada de canes bicéfalos aunque no pasaban del mes de vida. Pese a todo esto fue el primero en realizar un trasplante de corazón a un perro.

Publicidad:

Habría también que recordar a otro compatriota ruso de la época estalinista el cual realizó un experimento aún más atroz, Sergei Bryukhonenko (1890-1960) que fue capaz de mantener con vida mediante medios mecánicos a una cabeza de perro amputada. Logró que la cabeza reaccionara a ciertos estímulos externos. Os dejo el link del brutal video donde podemos ver cómo reacciona la cabeza del cánido. Este señor fue considerado uno de los padres de las operaciones a corazón abierto.

Existieron más científicos que siguieron y se inspiraron en estos médicos soviéticos como el sudafricano Christian Barnard (1922-2001) o el neurocirujano norteamericano Rober J. White (1926-2010) que en los años 70 empezó a practicar los trasplantes de cabezas en primates. Realizó numerosos trasplantes de cabeza a monos y obtuvo buenos resultados, ya que al intercambiar las cabezas logró que éstos pudieran ver, oír, comer, aunque no duraron mucho por problemas de rechazo, morían a los pocos días. Este doctor continuó sus investigaciones y experimentos con cadáveres humanos.

El principal inconveniente en un trasplante de cabeza es el rechazo de los tejidos y la conexión de la médula espinal. Esto es lo que parece que tener controlado el doctor italiano Sergio Canavero. Este neurocirujano postula que el trasplante de cabeza humano es posible, y que posee las técnicas y conocimientos necesarios para llevarlo a cabo, médico del grupo avanzado de Neuromodulación de Turín, Italia. Este señor está dispuesto a operar a Valery Spiridon, un joven de 30 años de nacionalidad rusa que padece una enfermedad degenerativa conocida como Werdnig-Hoffmann, es una atrofia muscular espinal, la cual lo tiene prácticamente impedido, tetrapléjico. Según Sergio Canavero en diciembre del 2017 podrá realizarle el trasplante de cabeza, que en realidad podríamos decir que se trata de un trasplante de cuerpo, ya que al paciente se le va a proporcionar otro cuerpo. Ante todo esto nos empiezan a surgir dudas de índole ética y moral, pero la primera sería ¿quién sería dueño de quién?

Valery Spiridonov

Todo parece indicar que la operación posiblemente se realice en China ya que existe una gran flexibilidad en materia de trasplantes y de donantes, incluso rozando la criminalidad ya que se utilizan órganos de prisioneros sin consentimiento alguno con fines médicos.

La operación tendría un súper coste de un 11 millones de dólares, con una duración de 36 horas y se llevaría a cabo por un centenar de profesionales. Para que la operación sea un éxito deben de realizar el trasplante de cabeza durante la primera hora después de haber sido cortada, al igual que en el cuerpo receptor, y mantenerla a una temperatura de entre 12 y 15 grados centígrados.

Antes de nada hay que inducir al paciente a un coma. Después deben hacer un corte limpio a la médula espinal para poder realizar una buena fusión, llevándose a cabo siguiendo el procedimiento HEAVEN-GEMINI (The head anastomosis venture Project outline for the first human head transplantation with spinal linkage). Al parecer se unirá utilizando un polímero, el polietilenglicol (PEG) será el pegamento de tal unión, gel ya probado con éxito en ratas.

Sergio Canavero

Si todo sale bien el paciente no podría andar hasta transcurrido al menos año y estaríamos ante uno de los postoperatorios mas difíciles y brutales que existen, aunque el paciente dice saberlo y estar preparado.

Según Canavero es un paso más en conseguir la inmortalidad humana aunque quizás más bien sea en conseguir prolongar la vida unos años más así como mejorar la calidad de vida del paciente,  debido al poder cambiar un cuerpo viejo o enfermo por uno joven y sano. Pero ¿no existen otras formas de lograr la inmortalidad menos agresiva y macabra?

Pues sí, recientemente un hombre parapléjico ha vuelto a andar con el envío de señales cerebrales a los músculos de las piernas. Todo gracias a un invento de la Universidad de California del departamento de Ingeniería Biomédica. Se trata de un gorro compuesto de sensores conectados a la cabeza que logra enviar señales eléctricas a ciertos electrodos colocados en los músculos de sus piernas. El paciente sólo tiene que pensar en andar y a continuación se envían estas órdenes al sistema nervioso canalizándose hacia los músculos.

Por qué no avanzar en este campo en vez de realizar una operación súper invasiva, debido a sus posibles consecuencias  ha levantado ampollas en la comunidad científica, existiendo gran disparidad de opiniones. Unos pocos son optimistas y creen que es posible pero el resto de expertos en la materia cree que no es viable por su complejidad sobre todo en el postoperatorio. Aunque puede ser que este método no le valga a Valery por su atrofia muscular.

Un dato a tener en cuenta y que no ha trascendido mucho en los medios es saber quien va a ser el cuerpo receptor de la cabeza de Valery, o como van a seleccionarlo ya que el cuerpo debe estar en buenas condiciones, debe estar sano y sobre todo tiene que ser compatible. Por eso quizás lo van a hacer en China por la permisividad en materia de trasplante, quien sabe quizás utilicen el cuerpo de algún condenado a muerte o algún prisionero que tenga graves heridas en la cabeza o malformaciones.

Todo esto parece sacado de un libro de ciencia ficción o de los ensayos sanguinarios de un doctor chiflado el cual experimenta con los cuerpos de sus víctimas para darles vida. En esta operación se va a jugar a ser Dios, Canavero tendrá en sus manos el papel del Creador. Todo esto conllevará consecuencias éticas y morales, legales, físicas y psíquicas.

Compartir
JASS
Ingeniero de sistemas navales, seguidor del misterio, del fenómeno OVNI y de lo paranormal. Skywatcher, astronauta de salón, y sobre todo cadista. Me gusta escribir sobre historias de barcos. Colaborador en Informe Enigma. Contacto: joseasanchezs72@gmail.com

Dejar una respuesta