Hasta Siempre, Pescadito…

6
5673

A veces, participo como colaborador en un programa dirigido por Santi Camacho llamado en su abreviatura DEX. Sus siglas significan “Días Extraños”. Y cuando comenta sus reflexiones, las concluye citando el nombre de su programa de esta manera “…vivimos Días Extraños”. Y precisamente es lo que nos está pasando en estos días ante la trágica noticia de que nuestro desaparecido “Pescadito Gabriel” se nos ha ido para siempre.

Publicidad:
Ese será por y para siempre, Gabriel. Un ángel de la guarda para todos los demás niños de nuestra sociedad. Imagen obtenido del diario Ideal.es

Desde esta web de Informe Insólito, y estoy seguro de que hablo en nombre de todos los redactores y de su dueño y responsable, queremos transmitir nuestro más sincero pésame a los padres de Gabriel, a su familia más directa, a sus demás allegados, familiares en general, compañeros de su cole y de clase, etc. Creo que este trágico desenlace, que si bien después de tantos días, hacía presagiar que nada bueno podía deparar esta historia, ha terminado con las poquitas esperanzas que todos manteníamos queriendo pensar que nuestro pescadito, el de toda Andalucía y toda España, estaba retenido por alguien sin piedad ni sentimientos pero que estaba vivo todavía.

Dicen que cuando un niño tan pequeño muere, su alma enseguida vuela hasta que encuentra a Dios. No hay juicios previos, la bondad de un ser tan pequeño no tiene límites para reconocer la inocencia de un ser que jamás ha podido hacer ningún tipo de mal a nadie. En este caso, todos imaginamos a ese pescadito con alas que vuela y vuela y aletea hasta llegar a los pies de nuestro Señor Dios. En ese momento, el cielo gana una nueva presencia que se convierte instantáneamente en un nuevo ángel del Señor. Nuestro Creador le ha concedido una vida llena de eternidad. Nunca mejor dicho, se ha ganado para siempre el cielo…

Publicidad:
Dicen que cuando un niño tan pequeño muere, su alma enseguida vuela hasta que encuentra a Dios. No hay juicios previos, la bondad de un ser tan pequeño no tiene límites para reconocer la inocencia de un ser que jamás ha podido hacer ningún tipo de mal a nadie.

Por supuesto, nadie puede aliviar aquí abajo el dolor y la tristeza de esa madre que ha sido todo un ejemplo de dureza y sangre fría para toda nuestra sociedad. Manteniendo la calma siempre hasta que ha llegado la trágica noticia del desenlace de esta terrible historia. E imagino qué cosas podrán pasarse por la cabeza de su papá, habiendo convivido con un terrible ser endemoniado que ha arrebatado la vida de su pescadito para siempre, traicionándolo de esta cruel y abominable manera.

Si fuese papá pensaría que Nuestro Señor ya tiene muchos ángeles y que yo solamente tenía un hijo pero así ha sido la voluntad divina de nuestro Creador, eligiendo a Gabriel para una misión eterna que muchos no alcanzamos en la tierra a llegar a comprender ni entender, pero desde luego, que tiene que ser una inmensa fortuna ser desde ayer un ángel perteneciente a los ejércitos celestiales del Señor.

Publicidad:
Dios ha elegido a Gabriel para una misión eterna que muchos no alcanzamos en la tierra a llegar a comprender ni entender, pero desde luego, que tiene que ser una inmensa fortuna ser desde ayer un ángel perteneciente a los ejércitos celestiales del Señor.

Probablemente Gabriel, nuestro pescadito, tendrá misiones de las que jamás alcanzaremos a entender su verdadera importancia, cuidando de millones de niños que correrán peligros y que estarán al borde de caer en manos endiabladas llenas de maldad, y que gracias a este pescadito, lograrán vivir para contar como el ángel de la guarda que los ayudó, parecía tener forma de pescadito y que volaba gracias a sus alas.

Ese será por y para siempre, Gabriel. Un ángel de la guarda para todos los demás niños de nuestra sociedad. Ahora nuestro pescadito necesita que recemos mucho por él para que la Gloria del Señor sea por y para siempre la protección eterna de nuestro pescadito.

Como iniciativa propia, esta mañana he enviado una propuesta a la Gerencia de la compañía aérea donde trabajo como piloto, que a su vez pasará a estudiarse. Como bien sabéis, soy piloto a bordo de un avión hospital que realiza numerosas evacuaciones de niños críticos e incubadoras con neonatos a lo largo del año. Realizamos a lo largo del año muchas evacuaciones sanitarias de muchos menores. Y estamos esperando la llegada de una nueva aeronave que en pocos meses estará ya operativa.

Todos imaginamos a ese pescadito con alas que vuela y vuela y aletea hasta llegar a los pies de nuestro Señor Dios. En ese momento, el cielo gana una nueva presencia que se convierte instantáneamente en un nuevo ángel del Señor.

He propuesto que nuestro nuevo avión sea bautizado como “PESCADITO” o como “PESCADITO GABRIEL”, en reconocimiento a todo lo que ha significado Gabriel para la sociedad española. Y lo que significará a partir de hoy, su espíritu y su recuerdo, vivos para siempre. Un PESCADITO CON ALAS…como un ángel de la guarda, volando siempre sin cesar, ayudando a los demás niños a salir adelante. Nos veremos ahí arriba seguro.

Hasta siempre Gabriel, hasta siempre PESCADITO…

Compartir
Iván Castro Palacios
Piloto comercial, instructor de Auxiliares de Vuelo y Piloto de Drones - RPAS e investigador de misterios aeronáuticos. Colaborador de Espacio en Blanco en RNE, de RTV Onda Azul de Málaga, de PTV Málaga Televisión, de La Noche de Andrómeda en LNDA Radio, de Otros Mundos con Javier Belmar, de Ya Te Vale FM, de Informe Enigma con Jorge Ríos, de Días Extraños con Santiago Camacho y de Misterio en Red con Esteban Palomo. Contacto: ivancpmisterio@yahoo.es

6 Comentarios

  1. Precioso homenaje y un dulce recuerdo de un ángel diminuto. Bella iniciativa la de bautizar el avión condul nombre

    Gracias por tanto ir, tanta belleza y tanta fe

Dejar una respuesta