Freak shows y zoológicos humanos

0
7686

Desde el siglo XVII hasta bien entrado el XX existió una siniestra variedad de vodevil o circo que recorría pueblos y ciudades en carnavales y ferias varias, el denominado “Freak show” (espectáculo de fenómenos).  Estos “espectáculos” exhibían a personas con malformaciones genéticas, mutaciones,  y enfermedades metabólicas como gigantismo, enanismo u obesidad.

Publicidad:

Durante la segunda mitad del siglo XIX, la denominada época victoriana, se hizo famoso el freak show de Tom Norman, que presentaba entre otros a Joseph Merrick, “el hombre elefante” sobre quien se llegó a rodar una película.

 

Tom Norman
Tom Norman
Joseph_Merrick_carte_de_visite_photo,_c._1889
Joseph Merrick “El hombre elefante”

Estados Unidos también tuvo un circense célebre en este tipo de espectáculos, Phineas Taylor Barnum, que llegó a amasar una fortuna exhibiendo a personas con malformaciones genéticas.

Publicidad:
PT-Barnum
Phineas Taylor Barnum con uno de sus “artistas”

Los freaks shows no distaban mucho unos de otros y en términos generales era esto lo que solían presentar:

  • Travestís, magia, ventriloquia, cómicos, récords de uñas o cabello más largo, animales amaestrados, diferentes razas, y lo que más llamaba la atención, se podría decir que sus estrellas, personas con anomalías genéticas o enfermedades raras: amputaciones, obesidad, albinismo, enanismo, gigantismo, anomalías oseas, policefalia etc…

Aquí traigo algunas imágenes de estas pobres personas:

Publicidad:
grady-stiles-lobster-boy
Grady Stiles, el niño langosta
myrtle-corbin-4-legged-freak
Myrtle Corbin, la niña de cuatro patas
schlitzie-pinhead-circus-freak
Schlitzie, cabeza de alfiler o el último azteca, apareció en la película “Freaks” de 1932
ella-harper-camel-girl
Ella Harper, la chica camello

La lista sería interminable, todos ellos sufrían diversas enfermedades raras que los llevaron a ser exhibidos de ciudad en ciudad. La mayoría moriría joven.

Otro caso no menos repugnante es el llamado “zoológico humano” donde la “superioridad” del hombre blanco vino a exponer tribus de personas de diferentes culturas reproduciendo su entorno por la simple razón de que la gente se pasease y los mirase. Nativos americanos, filipinos, africanos e incluso esquimales fueron expuestos al público para su goce y disfrute. Sin ir más lejos, el madrileño parque del retiro fue un zoo humano muy famoso en España, el famoso lago y el palacio de cristal, fueron construidos para ese infame fin.

zoo-humano--478x270
Cartel anunciando el zoo en el Retiro
Exhibicion-de-indigenas-filipinos-en-el-zoo-de-humanos-en-Madrid-de-1887-culture
Otra muestra de la “grandeza” del ser humano también en el Retiro

París, Londres, Barcelona… Y un largo etcétera se unieron a esta “causa”.

Sin comentarios
140326040949624503
Sin comentarios otra vez

Si ya resulta repugnante ver en cautividad a millones de animales en los zoológicos de todo el mundo, sin mencionar ciertas “tradiciones” que apestan a medievo, esto, queridos insólitos, me deja sin palabras. Parece ser que por fortuna estas prácticas están extintas, sinceramente así lo deseo. Y sin más se despide un servidor hasta la próxima. Siempre con temas interesantes y/o que nos hagan sentir que aún nos queda algo de conciencia. Tal vez.

Compartir
Christian López
Escritor, poeta, columnista, amante del misterio, superviviente inconformista y antisistema

Dejar una respuesta