La masacre de Waco

0
3598

A lo largo de la historia, han surgido un sinfín de grupos sectarios, muchos de ellos han protagonizado sucesos trágicos e inesperados, sobre todo las sectas destructivas ya que realizan técnicas de control mental. Uno de los acontecimientos más trágicos corresponde a la secta de los Davidianos, caracterizada por la desconfianza al mundo fuera de la misma, ya que lo veían como una amenaza, y por lo tanto poseían un gran arsenal de armas de fuego presuntamente ilegales, lo que provocó que se desencadenara la masacre de Waco.

Publicidad:

David Koresh, mesías de la secta de los Davidianos, convencía a las mujeres para que mantuvieran relaciones con él porque “esa era la voluntad de Dios”. A los 33 años su teoría de la poligamia le permitía tener 15 esposas. Incluso fue acusado de mantener relaciones sexuales con menores.

koresh david
David Koresh, líder de los Davidianos.

El 28 de febrero de 1993, el departamento de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego llevo a cabo una redada en el rancho de los Davidianos (Monte Carmelo) en Waco, Texas. Aquel día, los agentes se desplazaron hasta el rancho camuflados con camionetas de ganado y comenzó un tiroteo originando un conflicto que se extendería durante 51 largos días.

Publicidad:

Poco después del ataque inicial, el FBI tomó el mando pero la fortaleza de los Davidianos resistió firmemente el asedio, ya que el FBI no consiguió llegar a un acuerdo con David Koresh.

El 19 de abril a las 5:30 de la mañana, el FBI notificó a Koresh del inminente asalto del complejo, exigiendo su rendición. Media hora más tarde y sin recibir respuesta, el FBI decidió movilizar su tanque M-728 hacia el complejo para perforar las paredes y arrojar gases lacrimógenos en su interior. El ataque fue retransmitido mundialmente. El rancho donde resistían los 95 davidianos comenzó a ser devorado por las llamas. Según la versión oficial dos agentes de la policía federal vieron a través de las miras telescópicas de sus rifles cómo dos sectarios desataban el incendio en dos extremos del rancho. Según los pocos supervivientes de la secta las llamas se originaron debido a la acción de los gases lacrimógenos lanzados por el FBI.

Publicidad:

“Sentaos y esperad sencillamente hasta ver a Dios”, decía Koresh a sus seguidores mientras las estancias eran consumidas por las llamas.

En el siguiente vídeo podemos observar lo sucedido aquel fatídico día:

La responsabilidad de la acción policial fue asumida por Clinton. El FBI había actuado temerariamente y sin criterio, haciendo caso omiso de las amenazas del líder de la secta. Algunas de la información ofrecida por el gobierno y los medios de comunicación acerca de los Davidiano fueron mentiras. Las mentiras se dijeron para justificar de alguna forma imposible los errores que el gobierno cometió.

El balance final de la tragedia se salda con 86 muertes entre hombre, mujeres y niños, aun cuando no existe un balance oficial preciso.

Dos años después de la tragedia, Timothy McVeigh estaba obsesionado por la acción policial en la famosa Masacre de Waco lo que le llevó, dominado por una rabia extrema, a explosionar un camión bomba en Oklahoma que destruyó el edificio de la Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF), agencia que comenzó el ataque contra la secta de los Davidianos. El atentado se salda con 168 muertos.

Compartir
Rubén C. Villalobos
Director de Informe Insólito y estudiante de Geografía e Historia por la Universidad Nacional de Educación a Distancia. Destaca por su labor de investigación en los grandes entramados conspirativos. Contacto:rcallejonvillalobos@gmail.com

Dejar una respuesta